domingo 20 de junio de 2021
PROTAGONISTAS condena de casi seis años
18-06-2020 13:16

Urgandarín, el cuñado del rey de España, cumple dos años preso más solo que nunca

Por el coronavirus, Iñaki Urdangarín hace tres meses que no ve a su esposa y a sus cuatro hijos. Y le suspendieron las salidas transitorias a causa de la pandemia.

18-06-2020 13:16

Se cumplen dos años desde la entrada en prisión de Iñaki Urdangarín. Sin duda, aquel 18 de junio de 2018 fue uno de los días más complicados en la vida del marido de la infanta Cristina, condenado a cinco años y diez meses de prisión por el caso Noos. El ex deportista ingresaba en la prisión de Brieva (en Avila), habilitada sólo para mujeres y donde el cuñado del rey Felipe dispone de una celda de 12 metros cuadrados, con comedor y patio -de 25 metros- propios, y obviamente sin contacto algunos con el resto de las presas.

El caso Noos implicó un trama  de delitos de malversación, tráfico de influencias, prevaricación, fraude a la administración pública e impositiva, y sobre todo el desvío de hasta 6,1 millones de euros públicos hacia el Instituto Nóos a través de convenios suscritos por esta supuesta entidad sin fines de lucro con los gobiernos autonómos españoles entre los años 2004 y 2007. Urdangarín y dos socios eran los titulares de ese Instituto.

En la actualidad y a causa del coronavirus, Urdangarín desconoce cuándo podrá reencontrarse con su mujer y sus cuatro hijos, ya que en España se suspendieron los permisos penitenciarios. La crisis sanitaria ha supuesto un verdadero mazazo para el ex duque de Palma, cuyo estado de ánimo había mejorado notablemente en los últimos meses. Y es que el pasado mes de septiembre, el yerno del rey emérito Juan Carlos comenzaba sus labores de voluntariado en el Centro Don Orione, primero dos días a la semana y posteriormente tres. 

Iñaki Urdangarín, ex estrella deportiva olímpica, y yerno del rey emérito cumple una condena de casi seis en año en un complejo entramado financiero que se llamo el Caso Noos.

urdangarin 20180619
Urdangarin cumple condena en una cárcel de mujeres pero aislado en un sector con cuarto, comedor y patio exclusivos.

Justo antes de Navidad, además, Urdangarín empezaba a gozar de su primer permiso penitenciario. Seis días en los que pudo disfrutar de las fiestas en Vitoria en compañía de doña Cristina, sus cuatro hijos - Juan, Pablo, Miguel e Irene - y de la familia Urdangarín al completo. Clasificado como preso de segundo grado, veía como su horizonte mejoraba considerablemente al disponer de 36 días de permiso al año, que no pensaba desaprovechar. El marido de la Infanta Cristina se veía cada vez más cerca del tercer grado penitenciario, lo que le permitiría disfrutar de una semi-libertad.

La infanta Elena, hermana del rey Felipe, también tuvo declarar por el Caso Noos, pero la justicia la resolvió que no había pruebas para inculparla. 

Sin embargo, por el coronavirus, Urdangarín está más aislado que nunca. Desde marzo no recibe visitas -la última fue la de la Infanta Elena justo antes de decretarse el estado de alarma-, y no puede continuar con el voluntariado en el Centro Don Orione. A eso se suma que su mujer y sus cuatros hijos siguieron el aislamiento en Ginebra, donde se radicaron cuando el caso Noos estaba próximo al veredicto. Y por eso, hace tres meses que ellos no viajan a España.