Parcialmente nublado
Temperatura:
30º
Ciudad:
Buenos Aires
jueves 15 de noviembre de 2018 | Suscribite
SOCIEDAD /
jueves 10 octubre, 2013

Cómo terminó la causa judicial contra el neurólogo de Cristina Kirchner

Facundo Manes atendió a la Presidenta por el hematoma craneal del que fue operada. La acusación por expedir certificados falsos y su sobreseimiento.

Foto: Cedoc.

Desde el último fin de semana, el neurólogo Facundo Manes es uno de los hombres de la agenda política. El motivo no es otro que la responsabilidad que lleva como referente del equipo médico que llevó adelante la operación a la que fue sometida la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, a la que se le drenó un hematoma subdural en la Fundación Favaloro.

Con renombre a nivel internacional por su desempeño médico y sus investigaciones en el campo de la neurociencia, Manes fue acusado en 2005 de haber diagnosticado erróneamente a una mujer, Natalia Cohan de Kohen, bajo el supuesto de que su familia pretendía declararla insana para administrar una millonaria herencia.

Días atrás, Perfil.com dio cuenta de esta historia, según las declaraciones de la propia paciente y la información provista por otros medios. Ante ello, el Dr. Manes recordó su sobreseimiento y aportó una versión diferente de la de la mujer.

El caso. En 2005, Natalia Cohan de Kohen fue diagnosticada por los doctores Facundo Manes y Griselda Russo, luego de que sus hijas la instaran a hacer un consulta en el FLENI. Según los profesionales, padecía una demencia frontotemporal conocida como Enfermedad de Pick.

En junio de ese año, Cohan fue internada durante 27 días en el Instituto de Neurociencias de Buenos Aires, luego de que Manes y Russo interpretaran que, según los estudios médicos, la mujer de 89 años padecía un trastorno en las funciones de los lóbulos prefrontales, y se negaba a practicar el tratamiento médico sugerido.

La familia de la paciente inició un proceso mediante el cual, previa declaración de insania, se le inhibieran los bienes de la mujer, a la vez que se restringiría el poder de disposición de los mismos.

Russo y Manes fueron denunciados ese mismo año (expediente 66741/05) por haber presentado, supuestamente, certificados falsos.

De acuerdo con documentos judiciales, la internación de Cohan “obedecería a la necesidad de manejar los síntomas conductuales asociados a la disfunción prefrontal de la misma, dado el cuadro de cambio progresivo de personalidad, diagnosticando una demencia frontotemporal variante frontal”.

Si bien la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional dejó planteadas ciertas dudas sobre la precisión de los diagnósticos dados -dado que Russo firmó el certificado sin haber atendido personalmente a Cohan-, los peritos oficiales del Cuerpo Médico Forense, Ricardo Risso y Marcelo Rudelir, y del especialista en Psiquiatría del Cuerpo Médico de la Justicia Nacional, Esteban Toro Martínez, consideraron que podría tratarse de un estadío inicial de la enfermedad.

“Luego de un debate producido entre los profesionales intervinientes en el peritaje efectuado en el proceso civil, podía postularse una demencia 'in statu nascendi”, sostuvo el fallo del Juzgado en Primera Instancia.

Finalmente, en 2007, ambos profesionales fueron sobreseídos. Un año más tarde, la Cámara de Apelaciones en lo Criminal (Sala VII), confirmó el fallo.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4449

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard