POLITICA ENTREVISTA EXCLUSIVA

Coimas del Senado | Pontaquarto cree que el caso podría quedar impune

El "arrepentido" explicó a Perfil.com por qué puede caer la causa de corrupción de la Alianza si la Justicia rechaza el testimonio de su esposa. Audio.

Foto:Télam.

El exsecretario del Senado, Mario Pontaquarto, dijo a Perfil.com que el caso emblema de la corrupción del gobierno de la Ali - las coimas en el Senado por la Ley Ban- puede quedar impune si en el final del juicio la Justicia no admite el testimonio de la esposa del "arrepentido", la única que ya declaró ver el dinero de los cohechos en el año 2000.

"La única persona que vio el dinero fue mi mujer y la única persona que declaró eso fue mi mujer hace 10 años, más allá de las otras pruebas que se aportaron en la causa, como llamados telefónicos. Ella es el testigo del juicio. Si se niega la declaración de mi esposa en el juicio oral, la causa se cae definitivamente. Lo que uno palpita, ve, es que no va a ver condenados en el juicio".

"Es inesperado, extraño, nos llama la atención, que los jueces no la dejen declarar al final del juicio porque se trata de un testigo clave. En la resolución, los jueces dicen que mi esposa puede autoincriminarse en un delito que ya está prescrito, ya no existiría. Ella no se va incriminar así de ninguna manera", insistió el "arrepentido" a Perfil.com.

Pontaquarto consideró a este portal que "ha sido un golpe muy duro para combatir la corrupción. Yo estuve peleando durante 10 años y Que declare la mujer. Un fiscal federal pidió el sobreseimiento de la exesposa del y otros procesados por El fiscal federal de instrucción Federico Delgado pidió al juez de instrucción del caso, Daniel Rafecas, que dicte el sobreseimiento a Silvana Costalonga, quien sigue imputada en la causa que investigó el pago de sobornos a senadores a cambio de su voto favorable a la sanción de la ley.

Costalonga no puede declarar en el actual juicio que se sigue a su exmarido Pontaquarto, a De La Rúa, a De Santibañes entre otros, porque no fue desvinculada de manera definitiva de la investigación, imputada como posible partícipe secundario del ilícito, ya que el dinero para el pago de coimas -según confesó Pontaqua fue llevado al domicilio en la que ambos vivían.

La defensa de Pontaquarto se quejó porque dos de los tres jueces que ahora denegaron la condición de Costalonga como "testigo" habían avalado su testimonio tres años atrás, cuando se realizaron los ofrecimientos de prueba. Según los jueces Miguel Pons, Guillermo Gordo y Fernando Ramírez, la mujer ahora podría autoincriminarse cuando, según la ley, está obligada a decir la verdad.

¿Corrupción impune? Sobre el posible caída del caso, Delgado afirmó ayer: "Aún cuando no podamos afirmarlo con certeza, hay un espeso rumor. Repito, rumor que como una bruma espesa envuelve al expediente de los sobornos en el Senado que exhala los rasgos típicos de la impunidad… el tufo de ese rumor sale de los poros edilicios y atraviesa los pasillos de todos los pisos de Comodoro Py 2002. En ese contexto este nuevo obstáculo para la acusación anclado en un garantismo mal entendido no hace más que alimentarlo".


Redacción de Perfil.com