domingo 05 de febrero de 2023
ACTUALIDAD Coparticipación

El Gobierno busca estirar la disputa hasta la campaña para debilitar a Larreta en el interior

El FdT está decidido a desafiar la figura de Horacio Rodríguez Larreta. Sus dirigentes están convencidos de que la pelea por los recursos porteños afecta la imagen del jefe de Gobierno porteño en el interior del país. Los gobernadores peronistas tendrán un fuerte protagonismo en esta disputa en sus territorios. Luego de la recusación de los ministros de la Corte, la próxima medida del Gobierno sería la del pedido de juicio político. La postura de Capitanich.

23-12-2022 23:00

“Santiago del Estero ocupa el sexto lugar del país con la balanza comercial en dólares positiva el último año. U$S 870 millones de superávit mientras CABA -la peor- con 7600 millones en rojo. Vos qué mirás? Andá pa´allá bobo!!!”, escribió el gobernador Gerardo Zamora en respuesta al diputado Fernando Iglesias, quien se quejaba en redes de la coparticipación que reciben los “feudos peronistas”. 

El jefe provincial viene de ganar la elección con el 57,8% de los votos contra un 14,66% que consiguió Juntos por el Cambio. En este territorio, la voz de Larreta llega con mucha menor intensidad a lo que se reproduce en Capital Federal, mientras que la del mandatario provincial logra expandirse en todo el territorio. “El que pierde es Larreta, 18 gobernadores están diciendo en sus provincias que Larreta les está robando la plata”, describe de manera llana un dirigente del Frente de Todos. De esto se trata la estrategia del Frente de Todos en la discusión por los fondos: jugar fuerte contra la Corte y contra quien se perfila como el candidato a presidente más firme de Juntos por el Cambio. 

Primero fueron catorce gobernadores y horas más tarde se sumaron otros cuatro. Tras el fallo de la Corte que ordenó al Estado nacional otorgarle el 2,9% de la coparticipación a la Ciudad de Buenos Aires, dieciocho jefes provinciales cuestionaron esta medida y apuntaron contra la Ciudad. El conflicto se extenderá durante el año electoral y sus voces se replicarán en un interior que ya suele renegar de los privilegios de la Ciudad. 

El Gobierno nacional recién recusará a los jueces de la Corte Suprema la semana próxima, al borde del cierre de la actividad judicial y sobre el comienzo de la feria, por lo que el planteo podrá tratarse recién en febrero de 2023 (los magistrados del máximo tribunal nunca habilitaron la feria para tratar conflictos jurisdiccionales). 

“Va a ser difícil obtener resultados. Si estuvieran dispuestos a modificar lo resuelto no hubieran sacado ese fallo tan vergonzoso, los cortesanos sabían bien la burrada que firmaban”, admite un importante funcionario sobre la recusación y el pedido de revocatoria “in extremis” que presentará el Poder Ejecutivo contra la resolución cautelar dictada por la Corte en la que dispuso que el Gobierno debe destinar más masa coparticipable a la Ciudad. ¿Cómo sigue entonces? “Primero se resolverá la recusación y después rechazará la reposición in extremis. Ahí recién llega la hora de cumplir o no con las transferencias”, evalúan. 

Soria y la Corte 20221223
Archivo. El ministro Soria, con los cortesanos. PERFIL anticipó la escalada de la tensión. FOTO: NA

Será en ese momento cuando el Gobierno exponga las razones por las que el fallo resulta de “imposible cumplimiento”. “Hay problemas serios en cumplir que van desde el Presupuesto 2023 ya votado hasta la abstención de cumplir con una ley que está vigente y que no declararon ni inconstitucional ni la anularon”, explica un ministro. Para transferir el dinero a la Ciudad, desde Casa Rosada aseguran que deberían enviar una nueva ley al Congreso, modificar sus partidas o endeudarse, discusiones que tendrían que pasar por un Congreso paralizado. 

El Frente de Todos no tiene apuro en cerrar la discusión, no sólo con el objetivo de no darle más recursos a la Ciudad, sino también porque está convencido de que este debate debilita a Larreta en el interior del país. “¿Cómo va a venir a mi provincia después de que los ciudadanos sepan que se está llevando la plata que nos pertenece?”, dice uno de los 14 gobernadores que firmaron el comunicado en el que expresan que se trató de  “un fallo político” cuando “de cara al año electoral, la Corte Suprema pretende sustraerles recursos a todas las provincias para dárselos al jefe de gobierno de la CABA”. 

“Horacio mide muy bien en todas las provincias. De hecho, es quien mejor mide en todo el país”, responden desde el entorno del jefe de Gobierno. Y agregan: “Su discurso nunca es en contra de las provincias y nunca personaliza con los gobernadores la discusión. Hace dos años que el recorte de la coparticipación está en agenda y no nos fue nada mal”. 

“En el interior lo que se dice es que la Corte le saca plata a las provincias para dársela a los porteños”, insisten en el Frente de Todos. Axel Kicillof (Buenos Aires), Raúl Jalil (Catamarca). Jorge Capitanich (Chaco), Mariano Arcioni (Chubut), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Gildo Insfrán (Formosa), Sergio Ziliotto (La Pampa), Ricardo Quintela (La Rioja), Sergio Uñac (San Juan), Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Gustavo Melella (Tierra del Fuego), y Osvaldo Jaldo (Tucumán) están dispuestos a repetir incansablemente en sus territorios que “la Ciudad a cargo de Horacio Rodríguez Larreta se lleva fondos que le pertenecen a sus distritos”. 

A ellos se suman los gobernadores Gustavo Sáenz (Salta), Arabela Carreras (Río Negro), Omar Gutiérrez (Neuquén) y Oscar Herrera Ahuad (Misiones) que también cuestionaron la resolución del máximo tribunal y ya manifestaron “nuestra preocupación por el fallo de la Corte Suprema de la Nación que asigna montos que incrementan en forma desmedida los fondos de la Ciudad de Buenos Aires en desmedro de fondos correspondientes a la Nación Argentina en su conjunto”. 

Omar Perotti de Santa Fe y Juan Schiaretti de Córdoba mantuvieron silencio, mientras que los mandatarios provinciales que responden a Juntos por el Cambio, Rodolfo Suárez (Mendoza), Gustavo Valdés (Corrientes) y Gerardo Morales (Jujuy) salieron a criticar la decisión del Presidente de anunciar el difícil cumplimiento del fallo. 
Con Larreta subido al ring electoral, la discusión con la Corte seguirá también estando en la agenda del Frente de Todos. En el encuentro que mantuvieron esta semana los gobernadores con Alberto Fernández algunos mandatarios no dudaron en plantear la necesidad de iniciar un juicio político a los magistrados de la Corte. Jorge Capitanich fue el más enfático. Tal como anticipó este medio el sábado 17 de diciembre, aunque el Gobierno no cuenta con los votos para avanzar, hay quienes creen que, de todos modos, hay que hacerlo. En el oficialismo algunos dirigentes aseguran que es el jefe de Estado quien debe impulsarlo para darle más fuerza al debate. 

Estas disputas lograron amalgamar a un Frente de Todos que viene de tener fuertes discusiones internas y, según relata uno de sus referentes ante PERFIL, esto debe servir de aprendizaje: “Lo bueno es que ayer se demostró que una mesa de diálogo ordena. Hubo un problema puntual, se juntaron el Presidente, los ministros del área y los gobernadores y acordaron una estrategia común. No fue tan difícil armar una mesa de decisión y trabajar cosas en conjunto”. Un nuevo mensaje al jefe de Estado ya que insisten que para febrero deberán sentarse todos a acordar la estrategia electoral. 

 

El avance de CFK

En medio de la disputa con la Corte y el Gobierno de la Ciudad, Cristina Kirchner reaparecerá el martes en Avellaneda para inaugurar el polideportivo Diego Armando Maradona. La vicepresidenta se subirá a esta discusión y marcará fuertes críticas a lo que después de la condena a seis años en la causa Vialidad bautizó como la “mafia judicial”.  Su reaparición será junto al ministro de Avellaneda, Jorge Ferraresi y se dará después de haber admitido que se corre de la pelea electoral y de que el Frente de Todos denuncia su “proscripción”. 

En la última semana, 1215 dirigentes del interior del país expresaron su rechazo ante el fallo en primera instancia por el que se inhabilitó a CFK a ocupar cargos públicos. Se trata de 382 intendentes y 833 concejales y legisladores que repudiaron “el intento de proscripción de la vicepresidena” y manifestaron su “preocupación frente a la utilización del sistema judicial como un mecanismo de estigmatización, de condicionamiento y disciplicamiento social”. 

Los comunicados firmados por estos dirigentes cierre concluyen que “en vísperas de cumplirse 40 años de democracia ininterrumpida en la Argentina, rechazamos este golpe a las instituciones y llamamos a la reflexión de la sociedad en su conjunto”