ACTUALIDAD
OLA DE CALOR

Se registró un nuevo récord de consumo de electricidad mientras más de 120 mil usuarios en el AMBA no tienen luz

El sistema eléctrico nacional mostró un pico histórico de demanda al llegar a los 29.090 Megawatts. A la par, más de 120.000 clientes de Edesur y casi 6.150 de Edenor tuvieron el servicio cortado.

Cortes de luz 20230303
DESOLADO. Comerciantes preocupados por las pérdidas que provocaron los cortes el miércoles pasado en la mitad del país. | Télam

En medio de la persistente ola de calor que superó ampliamente los 35°C, este lunes el sistema eléctrico nacional registró un pico histórico de demanda para un día hábil tras llegar a los 29.089 Megawatts (MW). Dicho consumo se debe a las altas temperaturas que se están registrando por la ola de calor.

A las 20.20 horas, un total de 126.129 usuarios del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) no tienen luz, según el ENRE.

Según un informe de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), a las 15:15 se registró el nuevo récord de demanda de potencia del Sistema Argentino de Interconexión (SADI), con 29.089 MW. De esa manera, superó por 527 MW el máximo alcanzado el viernes pasado por 28.562 MW.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Del total, casi la mitad de la demanda se concentró en el Gran Buenos Aires, donde la cifra ascendía a 11.169 MW. En segundo lugar se posicionó la provincia de Buenos Aires, con un consumo de 3.368 MW, seguida de la región del NOA con 2591 MW y el centro del país con una cifra similar, de 2577 MW. Donde menos consumo hubo durante el pico histórico fue en el Comahue, con 837 MW.

Sigue la ola de calor extremo en CABA y Conurbano pero el martes llega la lluvia

El récord de consumo eléctrico se dio en medio de una temporada marcada por temperaturas extremas inéditas para la Ciudad de Buenos Aires (CABA), que este lunes superó el umbral de temperatura máxima de ola de calor por 14 días consecutivos con 32.3°C e incluso llegó durante la tarde a una sensación térmica de 39.4°. En ese sentido, tanto en CABA como en la zona sur del Conurbano bonaerense se mantuvo una alerta roja por el calor.

En paralelo al consumo eléctrico histórico, más de cien mil usuarios no tienen luz. Según el Estado de Servicio actualizado a las 20:20 del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), 126.129 personas se encuentran sin suministro eléctrico esta tarde. De ese total, 120.029 corresponden a clientes de Edesur, mientras que 6.140 a Edenor.

Cortes de luz: más de 50 mil usuarios se quedaron sin energía tras la ola de calor
Más de 120.000 usuarios del AMBA se encuentran sin luz en medio de la ola de calor.

Según el ENRE, las área más afectadas por la interrupción del servicio eléctrico en el Conurbano bonaerense (donde provee energía Edesur) son: Almirante Brown, Esteban Echeverría , Lanús, Avellaneda, Lomas de Zamora, Quilmes y Presidente Perón. En CABA se encuentran afectados por esta problemática los barrios de Villa Devoto, Mataderos, Recoleta, Balvanera y Villa Luro.

Por su parte, bajo el área de cobertura de Edenor las zonas más afectadas son La Matanza, Morón, San Isidro, Tigre, Belgrano y Palermo.

Cómo reclamar por interrupciones o deficiencias del servicio eléctrico

En el caso de los usuarios de Edenor, pueden gestionar el reclamo por falta de luz o baja tensión en la web a través de www.edenordigital.com. Asimismo, está la opción de contactarse de manera telefónica durante las 24 horas de los 365 días del año al 0800-666-1000.

También se puede enviar un SMS al 28456 con la palabra LUZ y a continuación (con espacio) el número de cuenta del usuario afectado (sin espacios). Finalmente, se puede iniciar la solicitud por WhatsApp al +54 9 11 3900-0000.

Por su parte, los usuarios de Edesur pueden llamar sin cargo al 0800-333-3787, que es la Línea de Emergencias de la compañía. Además, pueden enviar un SMS al 72720 con el siguiente mensaje: LUZ + espacio + los 8 dígitos del número de cliente.

También pueden realizar el reclamo a través de la Oficina Virtual, donde deberán completar el Reporte online de reclamo por falta de suministro o a través de la aplicación Edesur en los dispositivos móviles. Finalmente, pueden enviar un mensaje directo por Twitter (@OficialEdesur) o Facebook (@EdesurArgentinaOficial).

Asimismo, los clientes de ambas proveedoras podrán realizar el reclamo de manera directa ante el ENRE. En este caso, pueden comunicarse con el organismo a través de la línea gratuita  0800-333-3000, todos los días, las 24 horas o por Internet completando este formulario.

Además, pueden dirigirse personalmente a la oficina ubicada en Suipacha 615, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que atiende de lunes a viernes de 10:00 a 16:30. Sin embargo, primero deben solicitar un turno a través de la web.

Finalmente, se pueden enviar por correo postal los datos y documentos requeridos a:

Ente Nacional Regulador de la Electricidad
Atención de Usuarios
Suipacha 615
C1008AAM - Ciudad Autónoma de Buenos Aires

o a:

Ente Nacional Regulador de la Electricidad
Atención de Usuarios
Apartado Gratuito N° 505 del Correo Argentino.

Cómo reclamar resarcimiento económico por artefactos dañados

Las oscilaciones de tensión o la restitución del servicio eléctrico luego de un corte de luz pueden dañar artefactos como heladeras, equipos de aire acondicionado, lavarropas, computadoras y televisores, entre los más comunes. En esos casos, según el Ente Nacional Regulador de Electricidad (ENRE), las empresas Edenor y Edesur deben compensar a los usuarios, siempre y cuando estos presenten el reclamo correspondiente.

Para estas gestiones, Edenor atiende a través del 0800-666-1000 y Edesur a través del 0810-333-0419. Ambas exigen que el cliente presente su DNI, su domicilio y número de cuenta, una descripción por escrito de lo sucedido, un presupuesto o factura de reparación del artefacto (debe constar si el daño no tiene arreglo).

El trámite debe ser realizado por el titular del suministro, o por un apoderado o gestor autorizado. Este representante debe presentar su DNI y un poder o nota de autorización firmada por el titular.

Por ley, Edenor y Edesur deben responder en el transcurso de diez días hábiles. Cuando reconocen la pertinencia del reclamo, no depositan el resarcimiento en una cuenta bancaria, sino que lo descuentan en futuras liquidaciones del servicio.

En el caso de que la empresa no responda en el plazo estipulado o niega la pertinencia del reclamo, el usuario puede recurrir al ENRE con la constancia o número del trámite realizado.

Dónde ver cuándo se normaliza el servicio eléctrico

Aquellos usuarios que no tienen luz y viven en el AMBA, pueden ver cuándo se normaliza el servicio a través del portal oficial del Estado argentino (www.argentina.gob.ar), que cuenta con un apartado especial para consultar el estado de la red eléctrica en esa zona.

En esa página, es posible conocer el estado del servicio eléctrico en las áreas de concesión de las distribuidoras Edesur y Edenor. En ese sentido, permite visualizar cantidad de usuarios con y sin suministro, detalles de cortes preventivos, cortes programados por mantenimiento y obras, interrupciones en el servicio de media tensión e interrupciones en el servicio de baja tensión. Para ambas proveedoras, el informe se actualiza cada cinco minutos.

Siete consejos para enfrentar las altas temperaturas

1. Beber mucho líquido

Los médicos ya no suelen recomendar una cantidad exacta. Lo más importante es qué se toma: lo ideal son jugos de frutas con una parte de fruta y tres de agua. También se puede tomar té. Las bebidas no deberían ingerirse demasiado frías ya que el cuerpo necesita mucha energía para que el líquido adopte la temperatura corporal. Para un toque de frescura, mejor ponerle un poco de limón a la bebida. Los problemas de salud vinculados a la deshidratación pueden ocurrir en todas las edades, siendo más frecuentes en bebes y niños, adultos mayores y embarazadas. 

2. Comer liviano

El cuerpo ya tiene bastante con el calor, por eso no hay que sobrecargarlo con comidas grasas. Las frutas con mucha agua como el melón o el durazno son ideales ya que aportan líquidos. Las comidas deben ser ligeras y fáciles de digerir. Los expertos aconsejan también prescindir del alcohol.

3. Ventilar bien el hogar

Que entre una brisa ligera por la ventana o el aire de un ventilador ayudan a dormir con calor. También se puede rociar la piel con una fina bruma de agua antes de dormir. Todo esto es mejor que dormir con aire acondicionado. Además, el aire acondicionado seca el aire y con ello las vías respiratorias, lo que facilita las infecciones.

4. No ducharse con agua muy fría

Si bien suena tentador, el cuerpo reacciona a este cambio brusco de temperatura aumentando la suya. Lo mejor es una ducha tibia con, en todo caso, algunos chorros fríos.

5. Si hace mucho calor, no salga a la calle

Si el termómetro marca una temperatura superior a la del propio cuerpo, mejor quedarse adentro. Sólo hay que ir a la playa si allí se está mejor por la brisa marina. Lo mejor es ir temprano en la mañana, quedarse a la sombra, hidratarse y no moverse mucho. En caso de hacer actividad física es conveniente beber más: lo ideal es sumar medio litro antes y después del ejercicio y beber cada 10 y 15 minutos durante el proceso.

6. Cuidado con los niños

Los adultos se dan cuenta cuando tienen mucho calor o están deshidratados, pero no es el caso de los niños. Por eso, los padres y abuelos son los responsables de evitar que sufran un golpe de calor o quemaduras por el sol. Por eso hay que aplicarles protector solar y ofrecerles líquido seguido, además de tratar de que se queden a la sombra.

7. Escuchar al propio cuerpo

Antes de desmayarse, el cuerpo envía varias señales de advertencia. Si se marea o le duele la cabeza, vuelva a su casa o refúgiese en un lugar cerrado, tome líquido y refrésquese. Para quienes no tienen el hábito de beber agua existen aplicaciones para el celular que ayudan a recordar su ingesta, o incluso pueden usarse alarmas tradicionales.