jueves 05 de agosto de 2021
BLOOMBERG Economía
13-07-2021 10:17

EE.UU: inflación de junio supera todas las estimaciones

Según el Departamento del Trabajo, el índice de precios al consumidor aumentó 0,9% en junio y se elevó 5,4% respecto al mismo mes del 2020.

13-07-2021 10:17

Los precios que pagan los consumidores estadounidenses registraron en junio el mayor aumento desde 2008 y superaron todas las proyecciones, al tiempo que mostraron que los mayores costos asociados a la reapertura de la economía siguen alimentando las presiones inflacionarias.

El índice de precios al consumidor aumentó 0,9% en junio y se elevó 5,4% respecto al mismo mes del año pasado, según datos del Departamento del Trabajo publicados el martes. Excluyendo los componentes volátiles de los alimentos y la energía, el denominado IPC subyacente subió 0,9% frente al mes anterior y registró un incremento de 4,5% respecto de junio de 2020, el mayor avance desde noviembre de 1991.

Los vehículos usados representaron un tercio del incremento del IPC el mes pasado, informó la agencia. El fuerte aumento del IPC de junio también se debió en gran parte al repunte de los precios en categorías asociadas a una reapertura más amplia de la economía, como las estadías en hoteles, el alquiler de automóviles, el vestuario y las tarifas aéreas.

La inflación en Estados Unidos supera los pronósticos y aviva temores

Las expectativas de que estos aumentos se normalicen ayudan a explicar la opinión de la Reserva Federal de que la inflación es transitoria.

La mediana de las proyecciones de los economistas encuestados por Bloomberg apuntaba a un aumento de 0,5% en el IPC general con respecto al mes anterior y un incremento interanual de 4,9%. Los rendimientos de los bonos del Tesoro subieron tras los datos, mientras que el dólar se disparó y los futuros del S&P 500 cayeron.

Las cifras interanuales han mostrado fuertes alzas en los últimos meses, en parte debido a los llamados efectos de base, ya que entre marzo y mayo del año pasado, el IPC retrocedió durante los confinamientos producto de la pandemia. Aunque se espera que las cifras anuales alcancen su punto máximo, aún no está claro el grado de moderación que se producirá en los próximos meses.

Estados Unidos registra la inflación más alta desde 2009

Traspaso a los consumidores

El gasto de los hogares en mercancías, impulsado en parte por el estímulo del Gobierno, ha hecho que las empresas tengan dificultades para cumplir con los pedidos ante la escasez de materiales y mano de obra. Esta dinámica está contribuyendo a elevar los costos, que a menudo se traspasan a los consumidores.

Mientras tanto, el levantamiento de las restricciones por la pandemia está impulsando las compras de servicios como viajes y transporte, otro factor que contribuye a las presiones inflacionarias.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, ha dicho que los recientes aumentos de precios son el resultado de efectos transitorios de la reapertura, aunque más recientemente reconoció la posibilidad de presiones inflacionarias a más largo plazo. Las persistentes dificultades en las líneas de producción aumentan el riesgo de una aceleración de la inflación al consumidor.

La Reserva Federal mantiene la tasa de interés pero advierte que la recuperación se moderó

“Los cuellos de botella, las dificultades de contratación y otras restricciones podrían seguir limitando la rapidez con la que la oferta puede ajustarse, lo que aumenta la posibilidad de que la inflación sea más alta y más persistente de lo que esperamos”, dijo Powell después de la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) de junio.

Los economistas han estado atentos a ver si las presiones de los precios se extienden a categorías distintas a las que acaban de recuperarse después de los bloqueos relacionados con la pandemia.