miércoles 07 de diciembre de 2022
BLOOMBERG Guerra entre Rusia y Ucrania

La OTAN ve las amenazas de Putin como una señal de desesperación rusa

La opinión entre los aliados de Ucrania es que el Kremlin está tratando de asustarlos hablando de armas "impensables" y ataques a la red eléctrica civil del país, para que reduzcan su apoyo a Kiev.

24-10-2022 18:08

Los aliados de Ucrania están cada vez más preocupados de que la desesperación en el Kremlin por una serie implacable de fracasos en el campo de batalla pueda llevar a Rusia a intensificar su guerra. Entre las posibilidades, analizan que podrían realizar un ataque masivo contra un objetivo como una represa o incluso usar armas de destrucción masiva.

Por el momento, no hay señales de que Moscú se esté preparando para un ataque de este tipo, incluso cuando aumenta la retórica, según sostuvieron funcionarios de los países de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) que hablaron bajo condición de anonimato. Los ministros de Defensa de Estados Unidos y Europa rechazaron las acusaciones de su homólogo ruso, Serguéi Shoigú, en una rara ronda de llamadas telefónicas, donde alegaron que Kiev se está preparando para usar una “bomba sucia”.

Qué es la peligrosa "bomba sucia", protagonista de acusaciones cruzadas entre Rusia y Ucrania

En cambio, la opinión entre los aliados de Ucrania es que el Kremlin está tratando de asustarlos hablando de armas “impensables”, junto con ataques a la red eléctrica civil del país, para que reduzcan sus suministros de armas y otro tipo de apoyo a Kiev. Hasta ahora, la campaña de intimidación no ha funcionado.

Guerra en Ucrania

A medida que la guerra de Vladímir Putin entra en su noveno mes con sus tropas perdiendo terreno constantemente, terreno que el presidente ruso afirmó anexar el mes pasado como territorio ruso y prometió defender con todos los medios disponibles, el Kremlin tiene pocas opciones para cambiar las cosas rápidamente. Los 300.000 reservistas que Putin llamó, necesitarán semanas o meses para ser entrenados y los inventarios de misiles que Rusia ha estado usando últimamente para atacar la infraestructura civil de Ucrania se están agotando, según funcionarios de defensa occidentales.

“Es Rusia tratando de disuadir a Occidente de seguir ayudando a Ucrania, pero en realidad es una señal de desesperación”, afirmó Samantha de Bendern, miembro asociado del Instituto Real de Asuntos Internacionales, señalando las pérdidas de Rusia en el campo de batalla junto con su suministro cada vez menor de armas.

Rusia ordenó la retirada de sus fuerzas en Limán

“No pueden producir armas lo suficientemente rápido para mantenerse al día con lo que Occidente le está dando a Ucrania, por lo que este es un mensaje para Occidente: deje de meterse en Ucrania, de lo contrario, las cosas se pondrán realmente mal”.

El Reino Unido, Estados Unidos y Francia rechazaron las afirmaciones de Shoigú de que Kiev planea usar una “bomba sucia”, que podría combinar explosivos convencionales y material radiactivo en su propio territorio, como “un pretexto para la escalada” y prometieron una dura respuesta.

En privado, los aliados de Kiev están pensando en cómo podrían reaccionar, aunque los funcionarios han mantenido silencio respecto a las posibilidades que están considerando por temor a que parezca que se cierran a acciones particulares. También están planeando cómo mantener los suministros de armas, la ayuda humanitaria y la recopilación de pruebas de crímenes de guerra en caso de un ataque masivo.

Guerra en Ucrania: un mapa ruso confirma su retirada de Jersón

Si bien las amenazas públicas de Rusia de que podría usar armas nucleares tácticas han generado temores, los funcionarios de los estados de la OTAN dijeron que no han visto ninguno de los preparativos reveladores que normalmente precederían a eso. Los funcionarios occidentales señalaron que después de las llamadas de Shoigú todavía creían que la probabilidad de cualquier uso de armas nucleares era limitada. Rusia ha hecho regularmente acusaciones infundadas sobre los supuestos planes de escalada de Ucrania.

El Kremlin todavía tiene un rango de opciones para la escalada, aparte de las armas nucleares, a las que probablemente recurra primero, dijo una de las personas. Entre ellos puede estar un ataque a la represa hidroeléctrica Kakhovka, que causaría inundaciones masivas río abajo y podría amenazar el suministro de agua para el enfriamiento de la planta de energía nuclear de Ucrania en Zaporiyia.

Guerra Ukrania Rusia 20220920

Hasta la fecha, las amenazas de Rusia desde que las fuerzas ucranianas comenzaron a recuperar grandes extensiones de territorio en agosto no han socavado el apoyo a Kiev entre sus aliados. Pero Ucrania todavía no está recibiendo todo el tipo de armas que está pidiendo, con países reacios a entregar misiles de largo rango, así como tanques modernos, por temor a desencadenar una escalada mayor.

Ante su incapacidad para revertir los avances de Ucrania en el frente, Rusia ha atacado la infraestructura crítica en Ucrania en las últimas semanas en un esfuerzo por aterrorizar a los civiles y alentar una ola de refugiados a Europa que podría debilitar el apoyo de los aliados, dijeron funcionarios ucranianos y europeos.

Las tropas de Kiev no han podido replicar los primeros éxitos arrolladores de la campaña, aunque continúan avanzando. Parte de esa aparente lentitud ha sido deliberada. Las fuerzas de Ucrania se están moviendo con cautela cerca de Jersón en el sur, tratando de evitar una batalla que destruya la ciudad como la que dejó a Mariúpol en ruinas, dijeron funcionarios occidentales.

Soldados ucranianos cerca de la recuperada zona de Lyman, Donetsk

También es probable que la llegada del invierno complique los combates en algunas áreas, limitando la visibilidad y la movilidad. Aun así, las armas avanzadas, junto con el equipo para clima frío, suministrados por Estados Unidos y Europa pueden dar a las fuerzas de Ucrania una ventaja en el frío contra el ejército menos equipado de Rusia.

Un funcionario dijo que confiaba en que las fuerzas ucranianas eventualmente podrían recuperar Jersón y, si las armas continúan fluyendo, lograr avances significativos en todos los frentes para la primavera, aunque posiblemente a un alto costo de bajas.

Las fuertes lluvias también pueden traer aún más desafíos durante los meses de invierno, pero la parte ucraniana intentará avanzar lentamente como lo está haciendo ahora, dijo Kyrylo Budanov, jefe de la inteligencia militar ucraniana, en una entrevista con Ukrainska Pravda.

“Gradualmente iremos avanzando poco a poco, irán perdiendo poco a poco”, concluyó.