ECONOMIA
MERCADO E INFLACIÓN

Para Milei, la caída del dólar blue y los financieros puede anticipar una baja de la inflación: ¿Es así?

El mandatario vinculó la caída de la divisa norteamericana durante febrero con la desaceleración en la suba de precios y la proyección de un IPC con números por debajo de los registrados en enero. Esto generó diversas opiniones al respecto.

Javier Milei
Javier Milei | NA

Febrero se despidió con bajas en el dólar blue y los tipo de cambio financieros de entre el 12% y el 15% en términos nominales, en comparación con enero. Según el presidente Javier Milei, esto puede derivar en una disminución en la tasa de crecimiento de la inflación, que fue del 20,6% en enero y tendría un número similar, aunque menor, en el segundo mes del año, próximo a revelar por el INDEC.

En la antesala de su discurso por la apertura de sesiones ordinarias en el Congreso, el mandatario posteó en su cuenta de X (ex Twitter) un breve texto titulado "Dólar e Inflación" y vinculó ambos aspectos.

"La inflación es siempre y en todo lugar un fenómeno monetario que surge de un exceso de oferta de dinero que hace que el poder adquisitivo de la moneda caiga y con ello todos los precios expresados en unidades de moneda local suban. El dólar al ser un activo financiero y por ende ajustar más rápido que los bienes se anticipa a los precios (no es que causa la suba de los precios)", comenzó.

En base a este marco, propuso "mirar lo que está pasando con los agregados monetarios en términos nominales, reales y de PIB". "Si no erran la matemática verán la luz al final del camino y entenderán qué pone tan nerviosa a la casta", concluyó.

Esta publicación tuvo lugar en las horas finales de un febrero en donde el valor del dólar blue retrocedió $165el Contado con Liqui (CCL) lo hizo por $178, un 14,8% menos que en sus inicios, número similar, aunque superior, al que se registró en el caso del dólar MEP, que se posicionó, en la última jornada, a $1.032,67, con una diferencia de $143, un 12,16% por debajo del cierre del primer mes del año.

Esto ocurrió en simultáneo con una desaceleración de la inflación a partir de un Índice de Precios al Consumidor (IPC) proyectado para febrero en torno al 15%, según las consultoras privadas, más de cinco puntos porcentuales por debajo de la marca de enero, lo que llevó a la conexión, por parte del libertario, entre ambos parámetros.

Cómo sigue el mercado de cara a marzo y qué impacto puede tener el discurso de Milei a la Asamblea Legislativa

¿La inflación puede bajar por el "veranito" cambiario?

Respecto a las causas detrás del "veranito" cambiario, los analistas atribuyen la baja en las cotizaciones a un exceso en la oferta y una caída en la demanda de la divisa, al menos en las mencionadas, algo que no sucede, por mencionar, en el caso del dólar oficial a partir del acceso al BOPREAL y al MULC para los importadores, con un esquema 80-20, implementado tras la llegada de Luis Caputo al Palacio de Hacienda.

Así lo expresó, entre otros, el economista Salvador Di Stefano, quién sostuvo que “la recesión hace que la gente venda dólares y la falta de billetes hace que la gente no compre. Por lo tanto la tendencia del precio del dólar es a la baja. Yo hoy no compraría, porque a un año lo veo subiendo al 70%, cuando a la inflación la proyecto a 140%”.

Por su parte, el analista financiero, Christian Buteler, en diálogo con la agencia Noticias Argentinas, dijo: "No hay pesos extra, ni para comprar dólares, ni para hacer un plazo fijo; es más, mucha gente necesita vender sus ahorros en dólares a los efectos de poder cubrir sus gastos”.

supermercados

Sin embargo, el presidente aportó una mirada adicional en su evaluación, con el foco en la disminución de los pesos en circulación, el principal elemento de la base monetaria, y cómo esta situación, considera, alivia la presión no solo sobre el valor del dólar, sino también sobre todos los precios en la economía, entre ellos la de, por ejemplo, los productos del supermercado.

Esta teoría se encontró con la oposición nada menos que del Diputado Nacional por Juntos por el Cambio, Martín Tetaz, quien aseguró que dicho razonamiento sólo se cumple siempre y cuando no caiga la demanda de dinero. 

"Lo que vemos, señor presidente, es que ustedes no tienen un plan de estabilización y que por eso la demanda de dinero cae aún más que los agregados monetarios en términos reales, lo que queda evidenciado en las tasas reales negativas. Además, la falta de un presupuesto, con 250% de inflación, quita previsibilidad y por eso la actividad económica se contrae brutalmente", publicó en su cuenta de X.

Sin embargo, sí encontró coincidencias en Aldo Abram, economista de la Fundación Libertad y Progreso, quién afirmó que la tranquilidad en los mercados cambiarios paralelos morigeran las expectativas inflacionarias y las remarcaciones anticipadas de precios, tan habituales en el último tiempo.

"En la medida que no vuelvas a generar una nueva pérdida de poder adquisitivo, no hay nada para reflejarse hacia adelante en los precios y la tendencia tiene que seguir siendo descendente para la inflación", expresó, en diálogo con Diario Río Negro.

RS / LR