domingo 04 de diciembre de 2022

El valor del tango

14-06-2013 23:43

En la filmación del film Kamikaze cumplió un sueño que se vincula en parte con su rol que vino a filmar la semana pasada en Fermín, la película: “Me hubiera gustado ser cantante de tango. Siempre imitaba a los cantores del momento: soy un gran admirador del tango en los 40, de los cantantes y de las orquestas. A mi hija le puse Malena Gricel.” Y sigue: “En Kamikaze canté Mi noche triste. Mi sueño era cantar con una orquesta atrás. El tango representa para mí nostalgia, el paso del tiempo, juventud. El tango es una excepción y con eso me conformo.” ¿Se siente él una excepción? “Me di cuenta de eso hace un par de años, que me frené y reflexioné: ¿la gente considera que soy buen actor o que tengo buena memoria? Si yo lo que había ofrecido era una buena memoria nomás, me daba terror. Descubrí que si no transmitís la verdad no te lo va a creer nadie. En la medida en que puedas faltarle el respeto al texto literario establecido, a un guión, en gestos mínimos, pero presentes, construís.”

En esta Nota