domingo 22 de mayo de 2022
INTERNACIONAL crisis política y sanitaria
16-10-2021 01:15

El Congreso denunciará a Bolsonaro por genocidio

Así lo adelantó el relator de la comisión investigadora parlamentaria. Será por la muerte de indígenas sin asistencia durante la pandemia. El mandatario ya enfrenta dos demandas similares en el Tribunal Penal Internacional (TPI).

16-10-2021 01:15

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, será denunciado por “genocidio de indígenas” durante la pandemia del coronavirus, afirmó ayer el senador Renán Calheiros, relator del informe final de la Comisión Parlamentaria de Investigaciones (CPI) sobre el manejo que el gobierno hizo de la emergencia planteada por el coronavirus, que costó la vida de 602 mil personas y el contagio de más de 21,5 millones.

El mandatario será denunciado por “charlatanismo, prevaricación, crimen de genocidio de indígenas crímenes contra la humanidad, crimen de responsabilidad, crimen de homicidio por omisión es decir el presidente no cumplió su deber legal de evitar la muerte de millares de brasileños”, enumeró Calheiros.

Considerado uno de los senadores más influyentes de la CPI, Calheiros comentó que sus propuestas de denuncias serán consultadas a los otros miembros del grupo, donde hay bastante “consenso” sobre la mayoría de los temas.

Calheiros comentó que este fin de semana se reunirá con los demás miembros de la CPI para dar los retoques finales al documento que se presentará formalmente la semana próxima.

La falta de medidas para palear la crisis del coronavirus en las comunidades autóctonas fue denunciada por la Articulación Pueblos Indígenas de Brasil (Apib) y por el Consejo Indígena Misionero (Cimi), entidad ligada a la Iglesia católica.

A principios de agosto la Apib acusó formalmente a Bolsonaro de “genocidio y crímenes contra la humanidad” ante el Tribunal Penal Internacional con sede en La Haya, Holanda. El martes pasado la ONG austríaca All Rise acusó al gobernante de ultraderecha de “genocidio” ante el TPI con un escrito que lleva por título “El Planeta contra Bolsonaro”.

La CPI del Senado no descarta sumarse a las acusaciones ante el TPI, declaró Calheiros, que recordó que el mandatario organizó actos públicos con miles de personas en plena pandemia, lo que pudo haber facilitado el contagio, además de haberse manifestado contra la vacunación y a favor de un “tratamiento precoz” a base de fármacos inapropiados para el coronavirus como la hidroxicloroquina y la ivermectina.

Esta semana el mandatario declaró que nunca se vacunará dado que tiene anticuerpos para enfrentar el coronavirus gracias a que estuvo infectado con la dolencia en julio del año pasado cuando ingirió hidroxicloroquina como parte del “tratamiento precoz”, un método que defendió en el discurso que pronunció en septiembre ante la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York.

Durante su paso por Estados Unidos, el alcalde neoyorquino, Bill de Blasio, criticó a Bolsonaro por no haberse vacunado, debido a lo cual le fue impedido ingresar a restaurantes donde se exige el certificado de inmunización.

El senador Calheiros considera que las “evidencias” sobre la responsabilidad de Bolsonaro en el “mal manejo” de la pandemia son de dominio público en Brasil y en el exterior. En mayo de 2020, cuando los índicadores de muertes y contagios comenzaron a crecer, Bolsonaro despidió al entonces ministro de Salud, el médico Luiz Henrique Mandetta, y meses después nombró en su reemplazo al general Eduardo Pazuello, alguien sin formación en temas de salud pública.

“Entre los personajes que van a ser denunciados por varios crímenes está el general Pazuello”, anunció hoy Renan Calheiros, que será acusado de “empleo irregular de recursos públicas, comunicación falsa , genocidio de indígenas y crimen contra la humanidad”, puntualizó el parlamentario del conservador Movimiento Democrático Brasileño (MDB).

“El general Pazuello cuando asumió el cargo llevó al ministerio a más de sesenta militares sin ninguna formación en salud pública en plena pandemia”, recordó Calheiros.

También va a ser acusado el coronel Elcio Franco, que fue la mano derecha de Pazuello en la cartera de Salud, donde ocupó la secretaría ejecutiva, anticipó el legislador.