1st de March de 2021
INTERNACIONAL MALTA
24-09-2019 08:04

Se metió al mar con lentes de contacto, contrajo una infección y quedó ciega

La joven se encontraba de vacaciones con su familia. "Me desperté un día y me di cuenta de que no podía ver nada", contó.

24-09-2019 08:04

Una joven de 20 años quedó ciega luego de contraer una infección al haberse metido al mar con sus lentes de contacto puestos. El hecho ocurrió en Malta a finales de 2018 y su historia salió a la luz luego de que comenzara una campaña para juntar fondos para costear su tratamiento. "Me desperté un día y me di cuenta de que no podía ver nada", señaló ella.

Miyako Aiko-Murray, oriunda de Londres, se encontraba de vacaciones con su familia en Malta cuando decidió ir a la playa y meterse al mar para refrescarse. Cuando salió de allí, comenzó a sentir migraña y un intenso dolor en los ojos. Tal fue su malestar, que decidió acudir a un hospital de inmediato. En el centro de salud sólo le diagnosticaron unas gotas y la enviaron a su casa, según consignó el medio británico Metro.

"Acababa de comenzar mi primer trabajo a tiempo completo y estaba estudiando contabilidad por un lado", relató en declaraciones al mencionado medio. Asimismo, aseguró que los médicos que la atendieron en un primer momento "realmente no investigaron" lo que tenía: "Sabía que algo andaba mal, pero no recibí la ayuda que necesitaba cuando iba al hospital. Me han dicho que no podré volver a ver nunca más", precisó.

En ese marco, agregó: "Me desperté un día y me di cuenta de que no podía ver nada. Incluso cuando encendí las luces no pude ver nada. Empecé a llamar a mi madre. Fue un shock".

Un parásito se pegó en su lente de contacto, le "devoró" la córnea y la dejó ciega

Diagnóstico. Luego de pasar durante meses por diferentes médicos, le diagnosticaron queratitis por Ancanthamoeba (AK), una infección rara que daña la parte frontal del ojo. Sin embargo, su situación empeoró y comenzó a desarrollar cicatrices dentro del ojo.

"Dejé de hacer todas las cosas que solía amar. Mi vida está en pausa. Antes de que esto sucediera salía con mis amigos, estaba muy feliz. Estaba haciendo todo lo posible para mejorar mi futuro: música, me gustaban las artes escénicas, me encantaban los deportes e ir al gimnasio. No puedo hacer eso ahora. Ya no veo a mis amigos. Estoy excluida del mundo", reveló la joven.

 

 

6 consejos para cuidar tu vista y cómo prevenir la pérdida de la visión

Aiko-Murray añadió: "No es realmente posible para mí salir solo porque la luz realmente me afecta. No uso un teléfono ni ninguna tecnología, ya que me da dolor de cabeza mirar una pantalla. Simplemente me siento en una habitación oscura y lidio con la depresión y la ansiedad".

Ante la situación actual, Miyako puede necesitar trasplantes de córnea y enfrenta años de tratamiento doloroso hasta que un donante de ojos esté disponible. Como debió abandonar su trabajo, le cuesta enfrentar los costos de su tratamiento y por eso creó una petición en la plataforma GoFundme para juntar dinero.

"Estaba trabajando muy duro hacia mi futuro y ahora es como si estuviera comenzando desde abajo. Tengo que pagar por parches para los ojos, anteojos, anteojos especiales, tecnología asistida. Solía ​​pensar que mejoraría. Luché por aceptar lo que pasó, pero comencé a leer historias de otras personas y también fue muy difícil para ellos", concluyó en su relato.

F.D.S./F.F.

En esta Nota