MODO FONTEVECCHIA
RECAMBIO PARLAMENTARIO

Congreso: hay fechas para la sucesión en la Cámara Alta y en la Baja

Los senadores y diputados salientes y entrantes ya tienen fecha para llevar a cabo la sucesión parlamentaria. Diputados tendrá lugar el 29 de noviembre y el Senado el 7 de diciembre.

Congreso: hay fechas para la sucesión en la Cámara Alta y Baja
Congreso: hay fechas para la sucesión en la Cámara Alta y Baja | NA

El periodista de política, Claudio Mardones, informó al respecto de lo que serán las nuevas bancas y el recambio que se llevará adelante en el Senado y en Diputados a partir de la semana que viene, en Modo Fontevecchia, por Net TV, Radio Perfil (AM 1190) y Radio Amadeus (FM 91.1).

Hay fecha para que se concrete el recambio en las dos cámaras del Congreso. El 7 de diciembre será la jura de los nuevos senadores y el 29 de noviembre en la de los diputados. Eso implica un tiempo de largada y que se aprieten los tiempos para la definición del próximo presidente de la Cámara Baja.

Una parte está directamente vinculada con los últimos anuncios en el marco de la negociación entre Mauricio Macri, Patricia Bullrich y Javier Milei. El hecho de que distintas figuras del PRO que estuvieron en la administración de Cambiemos regresen a cargos muy importantes dentro del gabinete impacta indefectiblemente en las negociaciones que todavía no se cerraron para la presidencia para la Cámara de Diputados.

El Congreso, a la espera de un nuevo esquema de distribución del poder

Una semana en la que la acciones de Cristian Ritondo no estuvieron tan altas, especialmente por el hecho de que tenía la promesa de ocupar ese lugar y eso comenzó a cambiar con mucha fuerza desde que apareció la figura de Florencio Randazzo, quien cuenta con el respaldo de Victoria Villarruel, vicepresidenta electa, y Juan Schiaretti. En este marco, algo cambió con respecto a la relación de Villarruel por el hecho de que la vicepresidenta electa y titular del Senado pierda el control de poner la ficha en los dos lugares que parece que eran de su absoluta jurisdicción: el Ministerio de Defensa y el de Seguridad, el cual terminó ocupado por Bullrich.

Ahí, hay una renegociación en el vínculo entre Villarruel o Bullrich o está dándose otro componente, que puede que ser que finalmente la vicepresidenta tenga mucho peso pero en el Senado, y tenga la difícil misión de conducir la Cámara Alta con una presencia inédita para La Libertad Avanza, porque esta fuerza nunca estuvo en el Senado y lo estará a partir del 7 de diciembre pero con solamente siete senadores. Es decir, está directamente atada a las negociaciones para llegar al quórum. Será un camino que asoma muy árido y que dependerá indudablemente de lo que pueda hacer JxC.

El triunfo libertario anticipa un Congreso trabado y obligado a negociar ley por ley

Juntos por el Cambio que, en el Senado, deja de ser JxC porque el bloque que está integrado por radicales, macristas y aliados provinciales ahora entra en otra etapa, una en la que se sentarán por negociar por separado. Esto también anticipa que dentro de Juntos ya comienzan a expresarse en el Senado las diferencias que se venían cocinando desde el 22 de octubre, tras el resultado de Milei, la derrota de Bullrich y este otro paso posterior a la negociación del balotaje. En el Senado resta saber otro nombre importante.

¿El peronismo cederá eso? Es la pregunta que empezó a retomar con mucha fuerza en la medida que crecía la chance de que Randazzo fuera presidente de la Cámara Baja, porque realmente aquí hay un dato fundacional que quedará muy claro el 10 de diciembre: el panperonismo tiene la primera minoría en el Senado y también en la Cámara Baja. O sea que puede, a partir de eso, romper con los usos y costumbres de que el presidente provisional del Senado quede en manos del oficialismo y que el presidente de Diputados quede en manos del oficialismo.

Se está hablando de dos cargos importantes en la línea sucesoria y uno puede preguntarse "'¿hay un antecedente?", y sí lo hay. Este se dispara a partir del año 2000, que es muy poco feliz, ya que era el gobierno de Fernando de la Rúa, donde Carlos "Chacho" Álvarez presenta su renuncia en ese año tras un dato importante, y es que ese gobierno buscaba enviar una ley de reforma laboral que impactaba duramente en el Congreso, especialmente en el Senado, cuando la periodista María Fernanda Villosio empezó a contar lo relacionado con un presunto caso de coimas para avanzar en la aprobación de esa ley.

Quiénes son los peronistas tentados por Javier Milei

Allí estalla todo, se va Álvarez y queda la presidencia del Senado en manos de su presidente provisional, el radical Mario Losada, que está por un año, hasta el 29 de noviembre del 2001, cuando en aquel momento el peronismo decide y elige a otro presidente provisional. Eligen a Ramón Puerta, quien fue uno de los cinco presidentes que, además, tuvo un jefe de Gabinete que aún está en el Senado y es Humberto Schiavoni. Está el antecedente específico de Puerta. Él fue solamente el arranque que algo que pasaría, 10 días después, cuando finalmente en la Cámara de Diputados termina siendo presidente de la Cámara Eduardo Camaño, intendente de Quilmes. En ese contexto, que ya venía siendo una autoridad parlamentaria, es que Camaño también queda en la línea sucesoria y es el otro protagonista de la línea de cinco presidentes en una semana.

Eso muestra la última vez y la única vez, desde la recuperación democrática, que el peronismo ocupó la conducción de dos cámaras durante un gobierno de distinto signo. Este tema, al menos en la historia y memoria, está en el antecedente y demuestra que los usos y costumbres se fragilizan mucho en situaciones de mucha tensión parlamentaria cuando hay mucho desacuerdo con respecto a los proyectos, debates y a la relación con entre el Poder Ejecutivo y Legislativo.

Es lo que posiblemente se venga ahora, una situación bastante tensa en términos de la discusión, porque La Libertad Avanza recién tendrá 37 diputados y siete senadores a partir del 10 de diciembre. En el caso de la Cámara Baja, para poder llegar al quórum hacen falta 129, o sea, que una parte la podría llenar el PRO y, con suerte, llegar a los 80 o 90 escaños, estando a 40 bancas de poder llegar a los 129 para poder funcionar. Ahí es donde queda claro algo y es que la primera minoría del panperonismo se reduce de 118 a 108, perdieron solamente 10 bancas. El tema estará en discusión, sobre todo, la semana que viene con mucho cuidado y cautela, pero lo cierto es que se juntarán diputados salientes y entrantes en un plenario ampliado.

Omar Plaini: "Massa hizo lo que podía hacer, no le daba para mucho más"

En el Senado dicen "podríamos buscar la forma de insistir en la presidencia provisional del Senado", un gesto que Villarruel lo sabe. En el caso de Diputados, eso dinamita un poco el camino de Randazzo y le sube las acciones Ritondo, especialmente por la posibilidad que tiene de lograr alguna interlocución un poco mejor con una oposición que al menos en términos del amague recuerda aquel momento de quedarse con las dos autoridades del Congreso que están en la línea sucesoria y abrir otra negociación.

El hecho de que Osvaldo Giordano sea el próximo titular de la ANSES también anticipa otra cosa, sin que Schiaretti pueda decir una sola palabra, porque ahora él estará concentrado en otro momento importante que tiene que ver con la transición y llegada de Martín Llaryora como su sucesor.

El tres veces gobernador mediterráneo está poniendo a un hombre de su entera confianza en un lugar muy sensible de la economía y eso impactará directamente en la Cámara de Diputados. El cordobesismo tiene cinco diputados, es un número muy importante en el poroteo que necesita el futuro oficialismo.

BL JL