jueves 06 de octubre de 2022
MODO FONTEVECCHIA COSTO DE VIDA

José Ignacio de Mendiguren: "Cuando mi mujer vuelve del supermercado con el ticket, me quiere matar"

El secretario de Producción de la Nación habló en Modo Fontevecchia y brindó un panorama alentador en relación a la generación del empleo en las provincias, además de reconocer que la inflación atenta contra el bolsillo de los argentinos.

22-09-2022 10:40

El secretario de Producción de la Nación, José Ignacio "Vasco" de Mendiguren, dio detalles numéricos y concretos de su visita a diferentes provincias donde asegura que el crecimiento en materia de trabajo es exponencial. Además, opinó sobre la inflación y se animó a bromear diciendo que "cuando mi mujer vuelve del supermercado con el ticket, me quiere matar", en diálogo con Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9).

Ayer el INDEC informó que el índice de desempleo es de 6,9% y que la industria subió en agosto 3,5%. ¿Cómo se explican estos números contradictorios de la percepción de que se está enfriando la economía? 

Pasé por todas las provincias y es una realidad totalmente distinta en cifras y ocupación. En La Pampa hay pleno empleo y 3% de desocupación. En Catamarca inauguraron dos plantas que estaban abandonadas hace tres años y hay 600 personas trabajando. En La Rioja, hay 700 empleados nuevos en tres ampliaciones en la provincia que ya está contratada. Esto que te cuento son realidades. 

Santiago del Estero es una feria industrial, fui hace 20 años cuando fui ministro y era totalmente difícil predecir que ocurra esto. Todas las provincias tienen equilibrio fiscal y generan empleo. El intendente de Las Parejas, en Santa Fe, en la inauguración de otro parque industrial, me dijo que necesitan llevar personas de otros lados para la industria de la construcción porque con la cantidad de obras no hay personal en la ciudad.

Le pedí a todos los gobernadores y, si no es ellos, a todos los ministros de Producción para que vengan a Buenos Aires, hagamos una conferencia de prensa y uno por uno muestre estas realidades concretas en el empleo y el equilibrio fiscal de muchas de ellas.

La actividad económica creció 6,9% interanual en el segundo trimestre

Lo que ven por delante no es la catástrofe que se transmite desde la Ciudad. Hay dos Argentinas, me gustaría que las veamos. Tenemos problemas, claramente, como cada vez que la especulación financiera se instaló como eje de la política económica, siempre terminó mal. Mal para el sector financiero porque los negocios que se quieren hacer nunca son sustentables y muy mala la economía real porque esas tasas de interés y aperturas con retraso cambiario no las soportó nadie.

Siempre que está crisis vino, pasó lo mismo. Se recupera la Argentina desde el interior hacia Buenos Aires, eso es lo que creo que está sucediendo, lo que pasa es que está el problema de la falta de dólares que es de corto plazo, coyuntural no estructural. 

Argentina tiene récord de exportaciones, arriba de 90 mil millones. La balanza comercial va a estar entre 12 y 13 mil millones. Como financieramente estamos comprometidos no nos prestan y, al no pasar esto, algo que tendría que ser un problema de caja chica, se transforma en un problema de esta magnitud. 

Cuando vos ves los activos concretos, haciendo referencia a la minería, energía, cadena agroalimentaria, entre otras es como una empresa con activos maravillosos.

Para no ser pobre, una familia necesitó $120.000 en agosto

Cuando vos hacés la comparación en la recuperación económica del Interior hacia la Capital, entendiendo que lo hacés en referencia al segundo semestre del 2002 y 2003 en adelante. ¿Se podría decir que estos salarios bajos son parte de la explicación de esta situación?

Si. En 2002, lo primero era preservar el empleo. No hay peor situación que una persona sin trabajo, no recibe ningún salario. 

Bajó el desempleo, comenzó el 2002 con 22% y terminó con 10%. Los salarios perdieron el 40% y el desempleo bajó a la mitad.

El concepto es correcto. En 2002, cuando estuvo la estabilidad macroeconómica, se generaron 16 millones de dólares de superávit y ahí se estabilizaron las variables. 

Ese superávit fiscal no se construyeron como hoy por las exportaciones, sino que hubo tal recesión que las importaciones bajaron. Ahora es al revés.

Exacto. Hubo un acuerdo político en donde el peronismo y radicalismo decidieron salir juntos de la crisis. Segundo se dio que fuera negocio producir en la Argentina y a los cuatro meses se generó una repatriación de 16.500 millones de dólares. Los argentinos que tenían ahorros veían que había una estabilidad económica y que se podía invertir nuevamente. El FMI no nos prestó nada, blindó a Brasil y Uruguay porque tenían los peores pronósticos sobre nosotros, pero pudimos salir.

¿Cuántos puestos de empleo se generaron con el actual mandato?

Aún hoy con los altos niveles de inflación y pobreza, se mantuvo el empleo. La industria en junio generó 7200 empleos formales, y desde que empezó este Gobierno se crearon 70 mil puestos de trabajo formales. Como producto de la inflación, se erosiona el salario. Se tomó la decisión de dar pie a un plan de estabilización preservando el poder adquisitivo del salario.

Continuamente se dice que la industria textil es la más cara, la cual aumentó un 10%, ¿a qué atribuís esta diferencia entre este sector y otros?

El precio de la materia prima y la mano de obra de una marca importante está entre 20% y el 22% del precio de venta. Cuando vos medís indumentaria es una cosa en un shopping donde los precios están muy alejados del costo directo, porque allí juega la publicidad.

Recuerdo que una vez, en Armani, el 80% del costo es en publicidad.

La ropa es la primera cuestión de identidad social, por eso hay personas a las que le gusta mostrar la etiqueta de la marca cara que compró. La industria te hace un pantalón y lo vende en la calle Avellaneda en un 20% o 30% del valor.

Se puede relacionar con los restaurantes que aumentaron todo lo que tiene que ver con esparcimiento de lo que la inflación que genera que la gente no quiera ahorrar y consuma.

Lo primero que suspendés son los consumos postergables. No obstante, la ropa está cara. Hay costos de comercialización en la Argentina muy altos. Cuando mi mujer vuelve del supermercado con el ticket, me quiere matar.

BL PAR