MODO FONTEVECCHIA
Tecnología

Meta prohibirá el uso de su Inteligencia Artificial en las campañas políticas

La compañía de Mark Zukerberg prohibirá a los anunciantes la utilización de su IA en anuncios, tanto políticos como sociales, que se difundan en las plataformas Instagram y Facebook.

Meta prohibirá el uso de su Inteligencia Artificial en las campañas políticas
Meta prohibirá el uso de su Inteligencia Artificial en las campañas políticas | Telam

Una nueva era trae nuevas políticas empresarias. Meta, la compañía de Mark Zuckerberg prohibirá que los anuncios y campañas políticas hagan uso de sus herramientas de Inteligencia Artificial generativa. En un contexto global en el que crece a ritmo acelerado la preocupación por la confiabilidad de las campañas electorales, la empresa tomó la drástica decisión. De modo que los anunciantes ya no podrán utilizar la IA generativa para difundir anuncios políticos en las plataformas Facebook e Instagram.

A su vez, la medida de prohibición que entrará en vigencia el año próximo, también abarcará a los anuncios vinculados a la temática social. Las nuevas restricciones al uso la IA generativa establecidas por Meta, alcanza a los anuncios publicitarios relativos a temas “sobre vivienda, empleo o crédito" y las campañas "relacionadas con la salud, los productos farmacéuticos o servicios financieros", según precisaron desde la compañía.

"Creemos que este enfoque nos permitirá comprender mejor los riesgos potenciales y crear las salvaguardas adecuadas para el uso de la IA Generativa en anuncios relacionados con temas potencialmente sensibles en sectores regulados", enfatizó Meta en un comunicado. 

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Limitar riesgos potenciales

Así, con el objetivo de limitar los riesgos potenciales de las nuevas tecnologías y herramientas publicitarias, la función generativa de su IA quedó restringida en su uso. Es decir, la función que suelen utilizar las empresas anunciantes para la creación de imágenes de fondo, contenidos de marketing, generación de texto y ajustes de imagen, ya no podrá ser utilizada irrestrictamente.

Elon Musk aprueba al director elegido para llevar su vida al cine

En este sentido, el pasado miércoles, un portavoz de la compañía anunció la medida como parte de la última actualización de sus políticas empresarias. Ello pese a que Meta obtiene jugosos ingresos publicitarios. En el tercer trimestre de 2023 representó unos USD 33.600 millones de dólares para la empresa de Zuckerberg.

Las recientes limitaciones tienen lugar, en tiempos en que los dirigentes políticos y asociaciones civiles tomaron real conciencia del peligro que podrían representar los falsos contenidos generados por IA. Un sistema democrático bajo riesgo y expuesto al engaño de los votantes.

En septiembre, un grupo bipartidista de senadores estadounidenses presentó una legislación para prohibir el uso de los llamados "deepfakes" de IA en anuncios políticos.

Revelar el uso de IA

Otra de las exigencias que abarca la nueva política empresarial de Meta, es que todo anunciante que haga uso de las herramientas de IA de terceros deberá hacerlo saber. Por consiguiente, en cualquier anuncio publicitario que se usen estas funciones para crear imágenes, videos o audios realistas que sirvan para representar a un persona de existencia real haciendo o diciendo algo que no es verdad, deberá ser aclarado en el anuncio mismo. También para los casos de personificarse a alguien que no existe. 

Pilar Zeta expone en Egipto y un socio de Elon Musk le compró obra

Sincerar hechos que no sucedieron

Asimismo, desde la vigencia de la nueva medida, los anunciantes tendrán la obligación de revelar en cada campaña o aviso publicitario que se muestren hechos que no sucedieron en la realidad. También en el caso de acontecimientos que modifican la realidad de un hecho real, o en los casos que se hable de un hecho real sin acompañar imágenes, el vídeo o la grabación de audio "verdaderos". 

No obstante, la compañía dejó claro que no se les exigirá a los anunciantes que den información sobre aquel contenido que haya sido generado con alteraciones mínimas. Es el caso del material que haya sido modificado de "forma intrascendente o irrelevante para la afirmación, aseveración o cuestión planteada en el anuncio". Ello, incluye los ínfimos ajustes del tamaño de las imágenes, remarcó Meta.

El disparador: el peligro para la democracia

Los recientes acontecimientos globales en torno al uso indebido de las nuevas tecnologías en base a IA, motivaron que muchos políticos analizaran con preocupación cual podría ser el impacto respecto de las campañas electorales. De hecho, en septiembre de este año, la legislatura en Estados Unidos presentó un proyecto tendiente a lograr la prohibición total y absoluta del uso de IA en cualquier tipo de anuncio político.

Puntualmente, la senadora Amy Klobuchar, por el partido demócrata de Minnesota, expresó que "la IA engañosa tiene el potencial de poner patas arriba nuestra democracia, haciendo que los votantes se pregunten si los vídeos que están viendo de los candidatos son reales o falsos". 

A su vez, con igual foco puesto en la importancia de limitar posibles usos perjudiciales para el sistema electoral, los demócratas solicitaron en octubre último un abordaje del tema por parte de las redes sociales. En concreto, mediante una carta pidieron a Mark Zuckerberg, CEO de Meta, y a Linda Yaccarino, directora ejecutiva de X (antes Twitter), que informaran que tratamiento darían a los contenidos generado por IA específicamente en el caso de las campañas políticas.

Un claro ejemplo fue el uso de IA para la recreación de una voz falsa de Donald Trump. El asesor de campaña del expresidente, condenó públicamente el uso indebido que hizo el equipo de campaña presidencial del gobernador de Florida Ron DeSantis. Este falso anuncio fue calificado como un "intento desesperado de engañar al público estadounidense". 

¿Twinder?: Elon Musk convertiría a la red X en una app de citas

Una función que duró poco tiempo

Lo cierto es que pasó muy poco tiempo, desde que en octubre Meta anunciara la posibilidad para los anunciantes de hacer uso de su IA generativa en publicidades que aparecieran en Facebook e Instagram. Su utilización "ahorraría tiempo y recursos a la vez que estimularía la productividad".  Sin embargo, poco después el vocero de la empresa declaró que se estaba "considerando activamente un cambio con nuevas políticas". 

Dejó además entredicho que, el uso de la IA generativa en las campañas electorales era "claramente un área en la que necesitamos actualizar nuestras normas". Por su parte Google había anunciado previamente la exigencia, para los anunciantes electorales verificados, para cumplir con anuncios y publicidades "claras y visibles". Por el momento, la red social X, de Elon Musk, aun no tomó medidas para limitar el contenido de anuncios generado con herramientas de IA.

Mientras tanto, en el mundo se trabaja para lograr una legislación acorde y protectora, que limite el uso de los denominados "deepfakes" de IA en las campañas y anuncios políticos.

BL JL