jueves 29 de julio de 2021
OPINIóN Análisis
13-07-2021 11:37

La variante “Fernández”

Evidentemente hemos entrado en una etapa de esta gestión donde todo forma parte de un gran sin sentido.

13-07-2021 11:37

Los campeones de América

Este año el día de la independencia ha sido diferente, mientras los tucumanos salieron a la calle para repudiar la presencia del Presidente, Alberto Fernández se despachó con definiciones que poco tienen que ver con el espíritu del 9 de julio, "Si alguien espera que yo claudique ante los acreedores o algún laboratorio, antes me voy a casa" y siguió “La libertad no es un acto individual”. Evidentemente hemos entrado en una etapa de esta gestión donde todo forma parte de un gran sin sentido. En efecto, mientras había 4,5 millones de vacunas supuestamente guardadas para cambiarlas por votos, y la Cámara de Diputados bloqueaba el tratamiento del proyecto para importar dosis de Pfizer para menores con comorbilidades; el mandatario anunció que finalmente saldría por decreto. La aventura geopolítica de las vacunas viene mostrando entonces su rostro más duro con casos como los de Lara Arreguiz, a quien vimos dormir en el suelo de un hospital antes de fallecer; al tiempo que los festejos de la Copa América desnudaron nuevamente al gobernante frente a su incapacidad de gestionar esta crisis.

El Presidente no tiene quien le escriba

Un homenaje de apuro

En los últimos días mucho se habló desde el gobierno de La variante delta” del Covid19, que entre otras cosas ha movilizado a un apresurado homenaje a las víctimas del virus, copia berreta del realizado por Angela Merkel en Alemania, y con el tiempo suficiente para adelantarse al simbólico registro de 100.000 víctimas. Sumemos a esto el drama de los “Varados”, nueva edición de los compatriotas abandonados a su suerte en el 2020, y que en este año son unos 1500 por día hasta llegar a los 40.000 aproximadamente. Solo 600 argentinos (dos vuelos) son los afortunados de poder regresar a su país. El resto deberá ponerle el cuerpo al castigo por haberse ido a vacunar al exterior, porque los pactos con los rusos y los chinos hay que cumplirlos. En efecto, no importa si en el camino quedan familias desamparadas o si se pierden córneas por vuelos cancelados que tenían trasplantes programados. Este panorama toma más gravedad cuando el Presidente Alberto Fernández dice cosas como “Ahora reclaman la segunda dosis de veneno”. Y no, la gente le pidió vacunas de calidad, con papeles de respaldo y laboratorios con capacidad de cumplir en tiempo y forma, pero acabó por convertirse en rehén de regímenes autoritarios. Hicieron todo lo posible para que las dosis de Los EEUU no llegaran al país, hoy la segunda de Sputnik V nos la deben; porque cuando se pacta con populistas ocurren estas cosas.

 

Standalone

El milagro económico de Alberto ha sido que antes de asumir había fuga de capitales, ahora los que se van son los capitalistas. Nos caímos del mapa de los inversores globales, somos la nada a los que la calificadora MSCI nos puso nombre y apellido: Standalone. Desde ahora y hasta que cambie el gobierno y el nuevo no solo prometa, sino que aplique un plan innovador, acá no va a entrar un dólar de inversión. Mientras tanto el ministro de economía Martín Guzmán propuso un tributo de hasta el 25% para las empresas multinacionales que operan en el país, lo hizo en una conferencia organizada por el G24, donde planteó que el gravamen de 15% que iba a debatir el G20 era muy bajo. Es decir que no le damos tregua al mundo sobre la visión Nac&Pop de la economía; y esto porque somos ese país inviable donde cada mes se destinan diez millones de cheques a empleados del estado y veintiún millones a planes sociales, todo al tiempo que nos damos el lujo de derrochar u$s 650.000.000 de déficit de Aerolíneas Argentinas; cuando Air Canadá fue la empresa que más vacunas trajo en un mismo viaje (2.100.000). Nuestra visión “solidaria” de la economía no es gratuita, pues el Subsecretario del Tesoro de los EEUU, Wally Adeyemo, le pidió al ministro Guzmán un plan sólido para acordar con el FMI.

 

Patricia Bullrich mandó a Alberto Fernández a Pasapalabra: "Solo sabe decir es 'Es culpa de Macri'"

 

Celebrando el comunismo

El Presidente Xi Jing pin, con motivo de los cien años del PCCH, amenazó al mundo asegurando: “El pueblo chino no permitirá en absoluto que ninguna fuerza extranjera lo intimide, oprima o esclavice y quien lo intente se encontrará con cabezas rotas y un derramamiento de sangre frente a la Gran Muralla de hierro de los 1400 millones de ciudadanos chinos”. (..) “Nunca hemos intimidado, oprimido o esclavizado a la gente de otra nación, ni en el pasado, ni durante el presente, ni en el futuro”. El líder asiático omitió pequeños detallas como la persecución a minorías, torturas y campos de concentración condenado por distintas organismos internacionales; pero todo eso es un detalle que no le interesa a la gestión Fernández, porque Alberto se dio el gusto de dar su discurso en la celebración. Si hay un país que se benefició con la pandemia fueron los chinos, quienes se convirtieron en el primero del mundo con 1058 multimillonarios, de una lista de 3050; ya que el año pasado se sumaron 259; siendo EEUU el segundo del ranking con 696 miembros. Esta relación con el régimen se da coincidentemente cuando se decide el destino de la Hidrovía.