lunes 05 de diciembre de 2022
POLITICA llamados

Cristina antepone los reclamos de su electorado frente a sus aliados

En el entorno del ministro aseguran que “el diálogo está intacto” y lo mismo sostienen desde el primer piso del Senado; sin embargo la vicepresidenta sigue el pulso de lo que pasa en la economía, en especial con la suba de precios que parece haber encontrado un piso demoledor del 6% mensual y que golpea a los sectores más vulnerables.

01-10-2022 01:58

Sergio Massa habló dos veces con Cristina Kirchner y se reunió con Máximo Kirchner y con Axel Kicillof por separado. Todo sucedió el mismo día que la vicepresidenta volvió a hablar de economía para apuntar que es “necesaria una política de intervención más precisa y efectiva” contra la inflación. “El diálogo está intacto”, coinciden desde el entorno del líder del Frente Renovador y desde el primer piso del Senado, aunque en el kirchnerismo advierten que CFK seguirá anteponiendo los reclamos de su electorado ante un rumbo del que aún no ve resultados.

La vicepresidenta y el ministro de Economía se reúnen cada quince días aunque, como sucedió esta semana, más allá de estos encuentros puede haber llamados de uno u otro por temas puntuales. Esta vez, el diálogo telefónico tuvo que ver con el Presupuesto 2023. Massa habló dos veces con la vicepresidenta por el proyecto que defendió esta semana en la Cámara de Diputados. Lo que no esperaba es que ese mismo día, Cristina Kirchner vuelva a usar las redes sociales para hablar de economía y apuntar sobre el área de comercio interior ahora controlada por Matías Tombolini, más preocupado por el desabastecimiento de figuritas del mundial que por la inflación en los alimentos, tal como buscó remarcar la titular del Senado. Tal como adelantó PERFIL la semana pasada, más allá de la agenda judicial copada por la causa Vialidad y el intento de asesinato, sigue de cerca el rumbo económico.

Más allá de la agenda judicial CFK  sigue de cerca el rumbo económico

También lo hacen Máximo Kirchner y Axel Kicillof. El diputado ya no comanda el bloque, pero define el apoyo de los legisladores de La Cámpora y el gobernador bonaerense, además de defender los números de la provincia de Buenos Aires, es el dirigente al que CFK más escucha cuando se trata de economía. Ambos se reunieron esta semana con Massa y avalaron la presentación del proyecto que el oficialismo pretende tener aprobado por ambas cámaras antes del mundial.

“Al que más debemos apoyar en su esfuerzo es a Sergio”, decía diez días atrás el Presidente ante su entorno más cercano. Alberto Fernández conoce las críticas de su compañera de fórmula, pero ahora las ve sin la responsabilidad de tener que sostener a “funcionarios que no funciona” como lo debió hacer tiempo atrás con Martín Guzmán o Matías Kulfas.

“Los tres entendemos la gravedad de la situación económica”, lo escucharon decir a Massa en las últimas horas. Le baja el tono a las declaraciones de la vicepresidenta y asegura que hay coordinación con sus dos socios en las medidas que toma. Guardó silencio público sobre las declaraciones de la vice pero envió al viceministro, Gabriel Rubinstein a contestar. Sin mencionar a Cristina Kirchner, el segundo del tigrense dijo que las empresas no tienen “la culpa” de los actuales desequilibrios que atraviesa la Argentina y sostuvo que los márgenes empresariales seguirán “más altos que los normales” si no se estabiliza la macro. Más tarde escribió: “Por más que se quiera armar polémica, todo lo que publiqué hoy en Twitter ya fue dicho ayer a la tarde en el Congreso de la Nación”, al querer desvincular sus palabras de una respuesta a la titular del Senado. Lo hizo a través de la misma red social desde donde meses atrás sí la atacaba con nombre y apellido.