POLITICA

El cannabis medicinal en la era Milei, continuidad y cambios: el Reprocann en la mira

El Ministerio de Salud y de Seguridad quieren analizar el funcionamiento del registro. Los planes de un Gobierno que siempre se manifestó contrario a la regulación.

20240220 Javier Milei, presidente de Argentina
Javier Milei, presidente de Argentina | Bloomberg

“Se está por terminar el carnaval del cannabis medicinal”, dijo el médico Claudio Zin en el programa de Eduardo Feinmann, en La Nación +, y aseguró que desde el Ministerio de Seguridad le habían informado que se realizará una auditoría sobre el Registro del Programa de Cannabis (Reprocann). El recorte circuló de inmediato entre las organizaciones cannábicas. ¿Qué tiene pensado hacer el gobierno de Javier Milei con el tema? Desde la cartera que conduce Patricia Bullrich negaron a PERFIL la información y aclararon que se trata de un asunto que está en la órbita del Ministerio de Salud. Sin embargo, reconocieron que se está comenzando a mirar con lupa el funcionamiento de los permisos de cultivo. Cuando el ruido suena... 

El tema llegó a la televisión la semana pasada luego de que Bullrich difundiera que la Policía Federal había allanado un campo que tenía 1500 plantas de marihuana en Arroyo Leyes, Santa Fe. En X, la ministra contó que el propietario era un hombre que administraba el lugar “bajo un supuesto ‘permiso’” y la historia se replicó también en portales de noticias como la del “narco” que se amparaba en el Reprocann. La información era imprecisa porque, en realidad, el imputado tenía un permiso de cultivo del Instituto Nacional de la Semilla (Inase).

bullrich

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Mientras circulaban datos confusos o equivocados sobre el tema, el 15 de febrero se publicó en el Boletín Oficial que el Ministerio de Economía aceptaba la renuncia de Valeria Rudoy como directora de la Agencia Regulatoria de la Industria del Cáñamo y del Cannabis Medicinal (Ariccame). El organismo, compuesto por autoridades de diferentes áreas de gobierno y de la sociedad civil, quedó paralizado ya que, hasta el momento, no hubo una nueva designación. 

Javier Milei recibió a Marco Rubio, el senador estadounidense que suena para ser candidato a vicepresidente de Donald Trump

Desde que en el 2017 se aprobó la Ley de Cannabis Medicinal, el sector no paró de crecer: se reglamentó la norma, se emitieron resoluciones ministeriales para detallar su funcionamiento y, en el 2022, se avanzó en la sanción de la Ley de Cannabis Industrial. Si bien en el mundo de las organizaciones saben que es muy difícil que se dé marcha atrás con temas que fueron tratados en el Congreso, hay cierta preocupación sobre cuál será el rumbo del gobierno de Javier Milei. 

Las conversaciones entre Salud y Seguridad sobre el permiso de cultivo 

En diálogo con PERFIL, desde el Ministerio de Salud, a cargo de Mario Russo, aseguraron: “No se va a cortar el cannabis medicinal. Sabemos que hay muchas personas que utilizan tratamientos con cannabis y eso va a continuar. Pero sí se va a trabajar en la resolución vigente del Registro. No lo haremos solos sino con colaboración de actores del ámbito académico y científico y con otras áreas como Seguridad y Producción”.  

El Registro del Programa de Cannabis (Reprocann) es una base de datos en la que se pueden registrar las personas que estén en condiciones de acceder a un cultivo controlado de la planta de cannabis con fines medicinales. También existe la figura de “cultivador solidario”, que permite realizar esa práctica para otros. 

Los usuarios deben tener prescripción médica, el permiso es temporal y bajo ningún punto de vista autoriza algún tipo de comercialización. Toda esta información, que está en manos del Ministerio de Salud, es reservada y forma parte de la historia clínica de los pacientes. Por eso, la idea de que el Ministerio de Seguridad pueda auditar el Reprocann no solo es falsa sino que es imposible. 

Con el nuevo gobierno, el Registro quedó bajó el mando de Leonardo Busso, designado al frente de la secretaría de Calidad en Salud del ministerio. Fuentes allegadas al funcionario insistieron en que aún no se darán detalles sobre qué aspectos del Reprocann se pueden llegar a modificar y que solo se avanzará en diálogo con otros actores. 

En el ministerio de Seguridad, el secretario de Lucha contra el Narcotráfico, Martín Verrier, es la persona que está siguiendo el tema. El funcionario repitió que no está en sus manos hacer algún tipo de auditoría sobre el registro pero aclaró: “Hicimos un pedido de información al ministerio de Salud a partir del caso de Santa Fe y nos arrojó cifras que nos preocupan. Este hombre tenía antecedentes, pero aún así le otorgaron un permiso de producción. Hay un uso irregular y creemos que esto se debe ordenar”, dijo a PERFIL. 

El gremio de la Sanidad anunció un paro para este jueves

Consultado sobre cuál fue la información que Seguridad pidió a Salud, Verrier dijo que solo fue cantidad de usuarios inscriptos. En total, en Argentina hay 200 mil usuarios y 40 mil cultivadores solidarios con Reprocann. 

El funcionario, además, recordó que él estaba en la función pública cuando se aprobó la Ley de Cannabis Medicinal y que la apoyó. Sin embargo, dijo que en materia de Seguridad hay mucho por hacer sin que interfiera con el acceso a la salud de los pacientes: “Es necesario promover el uso medicinal del cannabis, pero del mismo modo que se regula el resto de las medicinas psicoactivas que existen en el mercado. El cannabis es la única medicina que se autocultiva”, dijo y agregó. “Es un sistema que se armó con tantas resoluciones que se ha generado un vacío que permite que muchos se aprovechen. Por la misma razón que nos interesa que los laboratorios tengan bien custodiados los precursores químicos es que queremos trabajar así en cannabis”.  

Valeria Salech, de Mamá Cultiva, tiene una opinión diferente a la del funcionario en distintos aspectos. Por un lado, sostuvo que el número de pacientes inscriptos en el Reprocann está lejos de ser exorbitante: “Es poco si consideramos el alcance que tiene la planta. Solo si pensamos en cáncer y en chicos con autismo estamos hablando de un universo de un millón de personas”, dijo a PERFIL. 

El Gobierno desregulará las obras sociales sindicales y los aportes podrán derivarse a prepagas

Además, celebró que la regulación del cannabis en Argentina contemple el autocultivo y que la planta no tenga el mismo tratamiento que los medicamentos tradicionales. “Creo que hay una conciencia social irreversible. Hoy nuestra mayor preocupación es saber qué va a pasar con el sistema de salud, con las obras sociales y con los precios de los medicamentos. Mi hijo, por ejemplo, toma una medicación que cuesta $70.000 y requiere dos cajas al mes. A nuestra organización llega gente llorando porque no puede afrontar esas cifras. El Reprocann hoy tiene un valor enorme porque, de alguna forma, está aliviando a un sistema de salud que está colapsando. Es una herramienta terapéutica que tenés a mano, una planta que crece en tu casa y que acompaña en los tratamientos”, subrayó. 

“Necesariamente algunas cosas van a tener que ir para atrás. A mí me genera muchas dudas que haya 40 mil cultivadores solidarios. Ahora se conoció el caso de Santa Fe, ¿pero cuántos casos más habrá? No vamos a eliminar todo ni pretendemos que todo sea un descontrol”, repitió Verrier quien confirmó que, junto a Salud, están evaluando si la Ariccame es el espacio ideal para encarar estas discusiones. 

Javier Milei, Victoria Villarruel y Patricia Bullrich: una trayectoria "anti-cannabis"

El gobierno de La Libertad Avanza no se caracteriza por tener grandes promotores del desarrollo del cannabis medicinal. De hecho, cuando en el 2022 se debatió la Ley de Cannabis Indusitrial, Javier Milei y Victoria Villarruel -que eran diputados- votaron en contra. 

villarruel

La ministra Bullrich, por su parte, nunca se mostró contraria a la regulación del cannabis con fines terapéuticos aunque sí fue señalada por las organizaciones cannábicas por ser una de las responsables de frenar la incorporación del autocultivo en la legislación. En la ley aprobada en el 2017 se permitió que pacientes con epilepsia refractaria y a través de laboratorios privados o desarrolladores estatales. 

 

Gi