viernes 27 de mayo de 2022
POLITICA en diputados
23-04-2022 06:30

El debate por el Consejo movilizó al FdT pero no amenazó la unidad

Massa evitó la confrontación y nombró a la radical Reyes, pese al desacuerdo de Germán Martínez. Máximo Kirchner no intercedió.

23-04-2022 06:30

La cobertura de las vacantes políticas para el Consejo de la Magistratura sacudió el tablero parlamentario con múltiples acusaciones y presentaciones judiciales cruzadas entre el oficialismo y la oposición. Pero la cuestión también atravesó de manera tajante la realidad del bloque del Frente de Todos en la Cámara de Diputados. La firma de la designación de la radical Roxana Reyes para ocupar el puesto por la segunda minoría generó un encontronazo entre Sergio Massa y el jefe del bloque Germán Martínez, quien le anticipó en forma privada que estaba en desacuerdo con la decisión de proponer a la opositora.

Según confirmaron fuentes parlamentarias a PERFIL no estuvo en análisis la división de la bancada como sucedió en el Senado. En la Cámara baja, el debate interno más fuerte tuvo lugar ante la aprobación del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y si en esa oportunidad, con la salida de Máximo Kirchner de la titularidad, no hubo ruptura era más difícil pensarlo en este caso aunque más no sea por estrategia política, razonan.

Precisamente, en esta cuestión el hijo de la vicepresidenta se mantuvo al margen y no se registraron maniobras por parte de sus referentes para intentar imitar la estrategia del Senado y arrebatarle el lugar a la mayoría.

En lo que va de 2022, la Cámara baja tuvo solo una sesión para tratar el acuerdo con el FMI y tiene una larga lista de temas pendientes para llevar al recinto. Es por eso que Massa decidió no abrir un nuevo foco de conflicto con la oposición que se viene endureciendo, sobre todo a partir de las jugadas de Cristina Kirchner. “Hizo lo que tenía que hacer”, justifican en su entorno, y reconocen también que Germán Martínez también hizo lo propio, que es defender los intereses del bloque que comanda.

La próxima estación será la discusión por la ley de alquileres, que debería cumplir con un primer objetivo en la semana entrante: sacar dictamen y dejar las iniciativas listas para ir al recinto. En ambos bandos anticipan que no será una tarea sencilla porque se trata de una temática que atraviesa internamente al oficialismo y la oposición con distintas posturas. En ese contexto, es que Massa evitó sumar un nuevo condimento y tratar de encaminar la iniciativa, para cumplir con la promesa de los 90 días y para aliviar el cuello de botella que se generó con un puñado de iniciativas económicas que impulsa el Poder Ejecutivo.

“Terminó una etapa de debate y viene el tiempo de dedicarnos a leyes que promuevan la inversión y el empleo”, indicó el tigrense ayer en una reunión con embajadores de la Unión Europea.

Eso también es lo que le plantearon los gobernadores del Norte Grande, con mayoría peronista pero también con la presencia del radical Gerardo Morales, que necesitan la puesta en marcha de una variedad de propuestas ligadas al ámbito productivo que se encuentran trabadas por las luchas político partidarias.

En esta Nota