viernes 27 de enero de 2023
POLITICA ecos de la semana política

Larreta le mostró su plan a Macri y escapa a la polémica de los chats

El jefe de Gobierno se encontró con el ex presidente a horas del fin de año y luego nuevamente con sus familias. Qué contenía el documento que le presentó y las intimidades de la charla. En el larretismo no quieren que la difusión de presuntos mensajes del ministro de Seguridad porteño, quien tomó licencia, se meta en la campaña.

06-01-2023 23:55

El equipo de Horacio Rodríguez Larreta le diseñó un pequeño dossier antes de que se tome unas minivacaciones en Villa La Angostura. Era un documento con los principales lineamientos de lo que sería su política económica, fiscal y social si es que le toca llegar a la Casa Rosada. Metódico, el jefe de Gobierno se llevó el documento para presentárselo a Mauricio Macri a solas.

El encuentro laboral entre ambos se dio el 31 por la mañana e incluyó una larga charla con vista al lago en el country club Cumelén, donde ambos pasaron fin de año con sus familias.

La reunión entre ambos fue en medio de un fuerte hermetismo: ninguno de los dos quiso dar precisiones a sus equipos sobre el contenido del diálogo. Ya venían chateando durante diciembre por varios temas pero uno en particular: los partidos de fútbol de la Selección, con chicanas cruzadas entre los jugadores con origen en Boca y en Racing.

Con todo, en el encuentro, según pudo reconstruir PERFIL, el jefe de Gobierno le expuso los lineamientos económicos del plan que está armando. Eran pocas página donde estaban condensadas las ideas directrices.

Macri 20230106
AÑO NUEVO. El ex presidente con su familia en La Angostura. FOTO: Instagram

Entre otras cuestiones, allí aparecía el objetivo de ir a déficit fiscal cero, el achicamiento del Estado, el debate sobre las empresas públicas del Estado (cómo transformarlas en caso de ser superavitarias, privatizarlas o cerrarlas dependiendo el caso) y el entramado que suponen una reforma laboral y, a mediano plazo, una previsional. Todo bajo el manto de lo que Larreta denomina “plan de estabilización” de 100 días. En rigor, el jefe comunal suele hablar de “100 horas”. También le expresó que es consciente que los primeros meses de un Gobierno de Juntos por el Cambio serán “muy difíciles” y ensayó su máxima sobre lograr un consenso con el 70% de la dirigencia –exceptuando el kirchnerismo y las facciones radicalizadas- para tener mayor apoyo en las reformas que encare.

Otro eje tuvo que ver con la idea de que el ajuste general a la economía debe incluir un ajuste de “la política”. El concepto que utilizaron los asesores larretistas es el de “ejemplaridad”. Esto supone: los gastos innecesarios que suelen disponer los funcionarios de alto y mediano rango que trabajan en el Estado. En las empresas públicas esta situación se agrava.

El expresidente está obsesionado con que el “cambio” sea “profundo” y cree que no hay espacio para gradualismo. Por eso, suele repetir que la diferencia entre Larreta y Patricia Bullrich son los “tiempos” del cambio.

En este contexto, el jefe comunal también le contó su plan para sacar los intermediarios de planes sociales en el corto plazo y desarmar la bola de poder que tienen hoy los movimientos sociales. Larreta usó sus días descanso para sumar reuniones laborales. Incluso participó desde allí el viernes 30 de la cumbre para hablar del caso D´Alessandro, el ministro de Seguridad porteño que terminó pidiendo licencia esta semana.  

Macri y Larreta estuvieron en el sur y el jefe comunal llevó su programa de Gobierno

El encuentro laboral con Macri no fue el único. Luego hubo una comida donde ya participaron las mujeres de ambos en un clima familiar que se extendió. Hasta hubo paddle entre las familias. Larreta se quedó seis noches en la casa que alquiló su suegro, Claudio Maylin, donde pasó fin de año. El club Cumelén es pequeño y los vecinos se terminan cruzando tarde o temprano.

Por su lado, el ex jefe de Estado piensa quedarse todo enero allí. En dos semanas recibiría a Bullrich. Y ayer se dio el lujo de recibir al monarca qatarí Sheik Tamin bin Hamad, quien se trasladó al sur argentino luego de recibir el año en Punta del Este. Almorzaron juntos, tras haberse abrazado en Qatar con el triunfo de la selección argentina por el Mundial.

Por su lado, ayer Larreta estuvo en Pinamar con el intendente del PRO, Martín Yeza. Lejos quedaron los mensajes duros que le enviaron varios ministros larretistas cuando en una cumbre bullrichistas atacó a “las palomas” sin mencionar a nadie.

En este marco, cerca de Larreta aseguran que está esperando que la presunta filtración de chats se diluya y que el tema salga de la agenda. Pero además en la mesa larretista evaluaron esta semana que, como ocurrió con Juan José Gómez Centurión, D´Alessandro pueda regresar al ministerio que dejó vacante. La seguridad, junto con la agenda educativa –además de lo económico, claro – es una de las principales temáticas de la campaña H23 que lo tendrá como protagonista todo este año.

“Horacio lo bancó incluso ante la presión de algunos de sus colaboradores”, repiten cerca de Larreta ante PERFIL. Por su lado, tras la licencia, el ministro de Seguridad porteño se tomó unos días para descansar con su familia, que se vio afectada por todas las denuncias del kirchnerismo.

Acaso por ello el jefe comunal decidió esperar que en unos meses se aclare el panorama judicial para poder repatriarlo. Por lo pronto, una de sus rutinas diarias, hace años ya, es borrar todos los chats de Whatsapp que tuvo durante sus largos días de trabajo.