lunes 26 de septiembre de 2022
POLITICA los movimientos del creador del pro

Macri se tienta con el 2023 y ve un Massa sin salida

El ex presidente volvió nuevamente al Conurbano bonaerense y se entusiasma con la repercusión de sus recorridas de los últimos meses. “Cada vez tiene más ganas de jugar”, aseguran sus colaboradores. En privado cree que la oposición ganará las elecciones, pero está preocupado por el consenso social que puedan tener las reformas que, según plantea, necesita la Argentina. Los escenarios políticos que observa y las candidaturas en la mira. Además, dice que el ministro de Economía no podrá contener la crisis y su suerte se irá jugando en los próximos meses. Bullrich, los intendentes y sus confesiones privadas.

20-08-2022 00:08

El jueves volvió a darse un baño de Conurbano: estuvo en Villa Bosch. Ya había estado en San Miguel, en Ituzaingó y en La Plata. Y por la tarde recibió en su oficina, durante casi dos horas, a solas, al intendente de Lanús del PRO, Néstor Grindetti, uno de los precandidatos a gobernador bonaerense.

Mauricio Macri avanza con su plan de “probarse” para ver si, en 2023, tiene la chance de volver a la Casa Rosada. Su estrategia viene de menor a mayor: primero como mentor, bajando línea y hoy ya comenzó a tomarle, nuevamente, el gusto a la arena electoral.

“Cada vez tiene más ganas de jugar”, lo define ante PERFIL un colaborador, quien aún no se atreve a dar un pronóstico final.

Aunque en privado no tomó ninguna decisión, en estas semanas le confió a varios de sus interlocutores que hoy en su vida ya está abierta la posibilidad de volver. Es más: a uno de ellos le confió que su principal preocupación no es que Juntos por el Cambio gane, algo que cree que ocurrirá, sino cómo gobernar.

Este tema lo tiene más enfocado que nunca. Piensa que el gran desafío del próximo gobierno es generar un espaldarazo suficiente que permita avanzar en las “profundas reformas” que, piensa, necesita el país.

Y un dato adicional: Macri siente que volver al poder sería una forma de poder reivindicar el camino que había emprendido en 2015 y que quedó trunco cuando perdió en 2019 con Alberto Fernández y Cristina Kirchner. Es más: tiene la sensación que tiene que “terminar” lo que comenzó en el “Primer Tiempo”. Por ello, de no ser él, una de las máximas que viene repitiendo es que quien llegue de JxC debe tener la vocación de “un cambio profundo”. Una frase que tomó Patricia Bullrich el jueves en un plenario en la Tercera Sección Electoral. Párrafo aparte: viene esbozando que la única forma que la presidenta del PRO abandone la carrera presidencial es si él es candidato. Ella lo niega: dice que seguirá hasta el final y afirma entre sus íntimos que tiene mejores números que el ex jefe de Estado.

Mauricio Macri g_20220224
Mauricio Macri - FOTO: Agencia NA

Con todo, entre las reformas que Macri cree imprescindibles aparecen la reforma laboral, la reforma previsional y una gran reforma del Estado, entre otras. Hay incluso quienes, a su lado, creen que debe haber cambios en la Ley de Asociaciones Sindicales que rige para los gremios así como protocolos antibloqueos contra empresas. “Hay que ver si la gente se aguanta las reformas, va a haber miles de personas en la calle, hay que bancársela con lo que viene”, se lo escuchó decir en estos días.

Es más: su gran duda, justamente, es si existirá ese consenso social sobre la importancia de llevarlas a cabo o, como le ocurrió, no había consenso al respecto durante la era Cambiemos.

Paralelamente tiene un pésimo diagnóstico sobre la incursión de Sergio Massa en el área económica. En particular, piensa que el “efecto Massa” comenzó a deshilacharse y que, si bien originalmente creyó que iba a poder enderezar, aunque sea parcialmente, el rumbo, hoy asegura que tarde o temprano no podrá evitar una caída. En pocas palabras: vislumbra un mayor retroceso de la economía y un fin de año muy complejo.

Aunque ya no lo llama “ventajita”, como lo bautizó cuando era presidente por una serie de iniciativas que presentó el tigrense como diputado nacional, al igual que Elisa Carrió argumenta que no hay que ir a ningún esquema de acuerdos con el ministro de Economía.

Por lo pronto, en términos netamente políticos, Macri tiene pensado seguir con estas “bajadas” por el Conurbano que lo mostraron el jueves con Diego Valenzuela, el intendente de Tres de Febrero, recorriendo comercios y sacándose selfies. Se quedó muy contento con la mayoría de las que tuvo esta segunda mitad de año con distintos dirigentes de JxC.

En materia electoral, como adelantó PERFIL en su edición del domingo pasado, está animando a Grindetti y al jefe del bloque del PRO, Cristian Ritondo como sus preferidos para la Provincia pensando en pelear contra el kirchnerismo.