jueves 01 de diciembre de 2022
POLITICA el negocio detras de los trenes

Puja de empresas por el mantenimiento ferroviario

El grupo encabezado por Cirigliano aspira a quedarse con las tareas de reparación pero enfrenta denuncias de competidores extranjeros. En Transporte dicen que las nuevas formaciones no necesitarán manutención.

15-06-2013 03:09

Un negocio estimado en 32 millones de dólares anuales para el mantenimiento de trenes está en la mira de los empresarios del transporte, incluido Claudio Cirigliano, quien deberá afrontar un juicio oral por la tragedia de Once.

PERFIL consultó al Ministerio de Transporte, a cargo de Florencio Randazzo, para conocer los detalles del negocio. Fuentes de la cartera aclararon que “ese negocio no existirá, es lobby empresarial. Los trenes chinos vienen cero kilómetro y tienen garantía”.

Según fuentes del sector, en los últimos días representantes de una empresa extranjera que aspira a ese negocio mantuvo reuniones con miembros del Ministerio de Transporte para solicitarle al ministro que no adjudique por compra directa el mantenimiento de los 409 vagones de trenes chinos que ingresarán al país en 2014 para las líneas Sarmiento y Mitre. La compañía, aseguraron las fuentes, viene reiterando el pedido al Gobierno porque da por sentado que la adjudicación directa tiene nombre y apellido: Claudio Cirigliano, a través de su empresa Emprendimientos Ferroviarios SA (Emfer), confiaron fuentes del sector a PERFIL. La empresa extranjera es una de las principales a nivel mundial y con talleres de reparación en el país.

Los talleres de Cirigliano quedaron esta semana en la mira porque tienen adjudicada la reparación de la mayoría de los vagones de la línea Sarmiento, incluida la formación que embistió contra otro tren el jueves en Castelar. 

El negocio no está adjudicado, pero las empresas ya planifican costos. Calculan que el mantenimiento de cada vagón nuevo puede costar 80 mil dólares por año. A ese valor, multiplicado por 409 coches, el negocio supera los 32 millones de dólares anuales. Las tareas implicarían mantener los trenes en estado para evitar su deterioro, aseguran.

En el ministerio aseguran que es “falso” que el negocio vaya a ser adjudicado a Cirigliano. De hecho, sostienen que no se lo darán a ninguna empresa. En el sector empresarial aseguran que Cirigliano tiene chances de quedarse con el negocio. Sus talleres tienen 400 trabajadores y actualmente ya realizan ese mismo trabajo con los vagones del Sarmiento y el Mitre, aunque en este caso se trata de vagones viejos.

Sobre la contratación de los talleres de Cirigliano, respondieron: “Reparar trenes del año ’62 cuesta plata, pero es la solución mientras llegan los trenes nuevos. Estos trenes requieren mucho más mantenimiento que los nuevos. La reparación se le dio a Emfer sobre la base de la necesidad de reacondicionar los trenes, y no se lo dimos a Cirigliano exclusivamente sino a otros tres talleres en el área metropolitana”, agregaron en el ministerio.

Las formaciones fabricadas por la empresa estatal china CSR, que llegarán entre marzo y noviembre de 2014, tienen un costo de 514 millones de dólares, con un precio de 1,27 millón de dólares por vagón, según fuentes oficiales.

En esta Nota