ACTUALIDAD
GUERRA EN ORIENTE MEDIO

"El objetivo era salir con vida": un grupo de turistas argentinos quedó en Israel en medio de los ataques de Hamas

Un contingente de viajeros llegó a Jerusalén horas antes de la ofensiva del grupo terrorista. "Sentíamos que podíamos morir en cualquier momento", comentó a PERFIL Abraham Kaul, organizador del viaje.

Turistas argentinos en Israel
El grupo estaba compuesto por 31 argentinos de distintas partes del país y un brasileño | Instagram: @taiar.de.viaje

"Cuando llegué al Aeropuerto Ben Gurión, había gente desesperada buscando cualquier avión para salir. Nosotros pensábamos 'Mandame a donde sea, pero sacame de acá'. El objetivo era salir con vida", comenta Abraham Kaul, expresidente de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) entre 2002 y 2005 y responsable de la agencia de viajes Taiar, en diálogo con PERFIL.

El sábado 7 de octubre, aterrizó en Israel junto a un grupo de turistas argentinos, el mismo día en que el grupo terrorista Hamás lanzó su ofensiva. "Los viajes a Israel en general son viajes de un alto contenido espiritual. Además de las bellezas naturales que puede ofrecer el país hay una búsqueda también o un reencuentro espiritual. Este es el grupo número 222 que traigo al Medio Oriente y nunca en mi vida se vivió una situación como esta", describió el expresidente de la AMIA.

Minuto a minuto del conflicto entre Israel y Hamas

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

El contingente de viajeros, compuesto por 31 argentinos provenientes de distintos puntos del país y un brasileño, partió de Argentina el 5 de octubre. Dos días después, arribaron a Israel a las 2:30 de la mañana, llegando al hotel a las 4:30. Debido al largo viaje, Kaul le pidió al jefe de recepción que los despertaran 12:30. Sin embargo, recibió un llamado cerca de las 11 de la mañana.

"El coordinador me dice: 'Tengo que despertar a todo el mundo. Hay una alarma porque empezó la guerra' y yo le digo '¿Qué guerra empieza?', ante lo que contestó: 'Empezó la guerra de Israel con Gaza. Prenda la televisión y baje al refugio'", relató Kaul, quien comentó que la situación le pareció "realmente inexplicable, incomprensible".

Tan solo horas después de que el contingente aterrizara, el grupo terrorista Hamás lanzó un ataque sorpresa a gran escala contra Israel, disparando miles de cohetes desde Gaza y enviando combatientes para matar o secuestrar civiles. El ataque de Hamas y la contraofensiva de Israel ya dejó más de 1.300 muertos del lado israelí, mientras que en la Franja de Gaza las autoridades locales dan un balance de al menos 2.300 fallecidos en los bombardeos israelíes lanzados en represalia.

Llegaron al país los primeros 246 argentinos evacuados desde Israel, entre ellos 180 estudiantes

"Nos agarró la guerra": la experiencia de los viajeros

Según describió el responsable de la empresa de viajes, todos los hoteles tienen preparado un refugio, el cual se encuentra en el subsuelo y consiste en "salas especiales que se cierran con puerta de hierro, provistas por cualquier emergencia". Sumado a esto, indicó que todas las habitaciones cuentan con "un pequeño parlante invisible en los techos" para indicar cuándo era necesario bajar a las salas seguras.

"La primera indicación que tuvimos fue del Ministerio de Turismo de que no podíamos salir del hotel porque había peligro de que cayera algún proyectil. Mientras tanto mirábamos la televisión en el hotel y no se podían creer las imágenes que veíamos. No era una película, era una realidad que estábamos viviendo", describió Kaul.

Abraham Kaul
Abraham Kaul, expresidente de la AMIA y responsable de la agencia de viajes Taiar.

Ante la escalada bélica, se comunicó con Cancillería para dar a conocer a las autoridades la lista completa de pasajeros. "Les dije que el Estado argentino era responsable por la seguridad de cualquier ciudadano en el mundo. Acá era un hecho fortuito, ninguno de nosotros hubiera viajado en una situación de guerra. Nos agarró la guerra estando acá", manifestó.

"Este año yo había sacado ya tres grupos sin ningún problema. La situación de Israel siempre se presentaba de la misma manera: un poco de disparos en la zona de Gaza, devoluciones y nada más. Nosotros ni entramos a ese sector, estamos como 50 kilómetros alejados, en una zona donde nunca hubo ningún conflicto y está lleno de turistas, y de repente nos encontramos con una situación inédita", explicó.

Israel prepara invasión terrestre de Gaza, pero EEUU teme algo peor: la intervención de Irán

Al día siguiente, domingo 8 de octubre, desde el Ministerio de Turismo les informaron que podían visitar el norte del país, por lo cual algunos de los viajeros decidieron dirigirse a Galilea. "Tenía una responsabilidad con los pasajeros de proteger sus vidas, pero por otro lado estaba el deseo de ellos de poder visitar los lugares santos, entonces hice una reunión y les planteé: 'Yo sé el esfuerzo que ustedes hicieron para venir acá, tanto económico como familiar. Pero ustedes tienen que saber que Israel declaró la guerra y yo quiero proteger vuestra vida'", precisó.

Luego de informarles la situación y de hacerles firmar un papel donde asumían el riesgo de la salida, el grupo fue a Galilea. Sin embargo, la salida tuvo que finalizar antes de lo previsto por nuevos ataques a Israel. "Recibí una orden urgente de Jerusalén de regresar porque había caído un proyectil en la zona norte del país, aunque no sabíamos dónde. Aceleramos nuestro regreso y nos volvimos el domingo a Jerusalén", detalló Kaul.

Y agregó: "Mi interpretación es que esto se iba agravar, no solo en el sur. Si ya había caído en el norte un proyectil, se abrían dos frentes. Teníamos que salir como sea por cualquier lugar", manifestó el expresidente de la AMIA.

Gaza Israel
El grupo de viaje, que finalmente logró abandonar el país, llegó a Israel horas antes de que Hamás lanzara su ofensiva.

En ese contexto, recibieron una llamada del gerente de Turkish Airlines de Argentina, quien le informó que al día siguiente, martes, saldría el último vuelo con destino a Estambul. "Puse el teléfono en altavoz y empezaron a aplaudirlo, nunca vi una cosa así. Es como que nos dio un salvoconducto, nos dio la posibilidad de salir de un país que estaba en la situación de guerra terrible", contó Kaul.

"Otro elemento que me impactó y me llamó la atención fue durante el vuelo. Todavía existe la cultura de que cuando un avión aterriza la gente aplaude. Lamentablemente tuve que vivir el revés de esta situación: cuando el avión levantó vuelo de Israel, la gente empezó a aplaudir. No podía creer lo que estaba viviendo, el estrés era muy grande", agregó. Además, detalló que todos los pasajeros de su grupo abandonaron Israel y que "por suerte, nos están ubicando en los distintos vuelos para poder regresar a Buenos Aires".

 

"Una huella permanente en el corazón": las secuelas de la experiencia

A pesar de que todos los viajeros del contingente lograron salir de Israel ilesos, Kaul consideró que la vivencia será "una huella permanente en el corazón". "Por suerte salimos bien, pero lógicamente en cada uno de ellos queda una huella permanente en el corazón de todo lo que vivieron. Por ejemplo, uno de los viajeros puso en redes sociales que fue un 'viaje increíble'. No sé qué quiere decir 'increíble'. ¿Qué fue increíble? Creo que deberíamos tomar la definición original: 'No puedo creer lo que viví, fui a pasear y me encontré con una guerra'", manifestó.

"Estamos saliendo poco a poco, como podemos. Esto fue un trauma y deja una secuela. Yo tuve pasajeros que durmieron vestidos porque si sonaba la alarma teníamos que bajar al subsuelo. Cuando bajás al refugio estás pensando en que una bomba o un proyectil pueden caer y que podés morir en cualquier momento", agregó el expresidente de la AMIA.

Asimismo, consideró que si bien existen "distintos tipos de temores y de violencia" en Argentina, "nada te prepara para el temor de la guerra". "Nosotros en Argentina también vivimos con temor por la inseguridad, pero es un temor distinto al de la guerra. Acá de repente estamos hablando y nos puede caer una bomba encima. Es otro tipo de temor, de sensaciones, y no hay alternativa, rápidamente tenemos que adaptarnos", consideró Kaul.

Quiénes son los argentinos que permanecen desaparecidos tras los ataques de Hamas a Israel

A pesar de estar aliviado por haber podido salir de Israel, el expresidente de la AMIA manifestó que se siente "apesadumbrado" por la escalada bélica, aún más luego de haberlo vivido de cerca. "Te quedas apesadumbrado porque vos te vas y y la guerra continúa, el desastre continúa", expresó.

"Si fuiste a pasear al Caribe se ve lejana la guerra, es algo que no sentís. Pero cuando vos estás ahí, ves cómo sufre la gente, el llanto, el dolor... Necesitas un tiempo para salir de a poco de esa situación traumática de la muerte y volver a reconectarte con la vida. Yo creo que lo estamos haciendo. Estamos llegando enteros a la Argentina y eso ya es muy grande", concluyó.

mb / ds