30 nov 2020
ACTUALIDAD |Derecho a réplica
miércoles 21 octubre, 2020

Respuesta a una nota de Perfil.com sobre los fondos de organizaciones sociales

El Director Nacional de Empresas Recuperadas del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación pidió responder a una nota del periodista Ramón Indart sobre organizaciones sociales.

Eduardo Vasco Murua (*)

Organizaciones Sociales acampan frente al ministerio de Bienestar Social. Foto: Pablo Cuarterolo
miércoles 21 octubre, 2020

Te escribo, me permito tutearte ya que te llevo unos cuantos años. El motivo principal de esta misiva es poder lograr un diálogo con vos, de abrir y compartir nuestras miradas, compartir un café, un viejo militante popular y un joven periodista, de caminar juntos si es posible por alguna empresa recuperada, algún barrio popular y sus proyectos productivos.

Conocer los lugares del que todos hablan, pero nadie camina, del lugar donde todo tarda más, y donde llega casi nada de la inmensa riqueza que produce nuestro pueblo, al lugar donde está la verdad de nuestro fracaso hasta hoy como sociedad.

Te invito a encontrar la verdad del justo reclamo de nuestros compatriotas.

Y es ahí Ramón, ahí sí en el barrio, donde están las soluciones.

Porque ni vos ni yo encontraremos soluciones en la elite económica internacional y nacional, que intenta por todos los medios destruir nuestra capacidad de amar a nuestro prójimo, usando la alienación en forma de juguetes electrónicos.

Es de esas mujeres y hombres donde aprenderemos el futuro que se retrasa, es ahí donde se aprende que el darwinismo y la competencia ya fue, que es pasado.

Nuestro futuro se resuelve con cooperación, economía colaborativa, con compartir y eso no salió de ningún iluminado intelectual, es de mirar, sin miedo, cómo comparten su pan, sus alegrías, y sus tristezas.

Es ahí donde no entra la sociedad líquida de Bauman, donde los que no se comprometen buscamos excusarnos en la época, para ser menos leales, más individualistas, más hedonistas. Los poderosos nos tienen preparado todo Ramón, para cada gusto y paladar, lo único que tenemos que cerrar nuestros ojos y entregarles nuestra humanidad.

Ellas y Ellos, los desposeídos, como antes fue la clase trabajadora explotada, son los que nos salvaran de la barbarie. Ya te escucho Ramón cuando me reclames y me digas "Vasco, ustedes tienen que pelear más, hay que hacer más, tienen que ser más duros, en su discurso y su accionar", claro puede ser, es lo que nos jode todos los días de saber no haber hecho lo suficiente.

Por eso cuando leí tu nota y hablás de planes, y no de compatriotas que reciben ayuda económica individual como complemento salarial, confieso enojarme, porque sé que la inmensa mayoría espera cobrar y va a comprar la zapatilla o la remerita al pibe o la piba, o ese día se dan un gustito. Y esa ayuda Ramón que debería ser un derecho universal no salió de la misericordia de la elite, ni siquiera del Estado, eso es producto de la lucha y la conquista de las organizaciones conformadas a partir de la necesidad de nuestro pueblo, esas organizaciones de las que estamos orgullosos de pertenecer, donde nos encontramos los y las dirigentes naturales del barrio, lxs que no nos resignamos a vivir en la injusticia, militantes sindicales, barriales, de colegios secundarios, universitarios, eclesiales, intelectuales. Todos y todas, en distintas corrientes de expresión política, peronistas, marxistas, cristianos, autonomistas, etc.

Llegó el momento de exigir rendición de cuentas a las organizaciones sociales

Todas tienen algo en común y es aceptar el mandato de nuestro Pueblo: Trabajo, Trabajo para todas y todos.

Lo otro que expresas de tal o cual organización y de cantidad de planes, vuelvo a repetir que la ayuda va directo al compañero y te puedo asegurar que por ejemplo el Movimiento Evita, lo cito por ser nombrado en tu nota, cuando lleva sus pedidos lo hace en solidaridad y amplitud, a partir de la necesidad del barrio y de la fábrica, nunca nos fijamos, hay un compañero o compañera que lo necesita y es derecho y obligación para nosotros dárselo.

Aparte la verdad creer que una organización política tenga 570.000 hombres y mujeres organizados, si lo pensamos apenas un segundo no resiste ningún análisis.

Una buena pregunta de tu nota es si deberíamos estar los dirigentes sociales en el estado. Se discutió mucho en cada organización, y decidimos hacerlo, por ser protagonistas de la resistencia, ser parte de este gobierno para darle profundidad a su política, al mandato del presidente de “primero los más desposeídos”, éramos los únicos que teníamos y tenemos los conocimientos para saber dónde desarrollar una urgente política de reparación al daño, y reafirmamos ese acierto de decir “sí” cuando se desató la pandemia, y sus consecuencias. Ni te imagines el caos si no estaban las organizaciones.

Lo que no me parece correcto de tu nota es tratar de deslegitimar nuestra presencia por ser dirigentes sociales y políticos, desconociendo cómo son los programas de acceso a subsidio o crédito en nuestro ministerio, como tiene cada unidad productiva que justificar lo que solicitamos (páginas y páginas) y cómo después se rinden, factura por factura. No sale un peso si no hay dictamen jurídico y todos llevan las firmas de los técnicos, ninguno de ellos vinculados a la organización. Los mecanismos de auditoría interna, ninguno vinculado a las organizaciones.

Ramón, otra vez escucharía tu reclamo "Vasco por qué a lxs trabajadorxs nuestros le hacen hacer todos esos papelitos, y a los grandes empresarios los dejan sobre-endeudarse con recursos públicos, fugar divisas, sub-facturar, sobre-facturar, estatizarles la deuda, etc." Otra vez te reconocería lo injusto.

Así que tranquilo, no son los recursos que decís y están bien entregados y auditados. Fueron muy pocos los recursos a lo productivo por la pandemia. Elegimos lo urgente, llegar a todos y todas.

Otra cosa que surge de la nota es traer un dicho de alguien e intentar meter una cuña en el Ministerio, que uno quiere que otro no, la verdad no es esa y podrías confirmarlo todos los días viéndolos trabajar: Ministro y Secretario codo a codo. En serio creés que podemos siquiera tener la irresponsabilidad de estar divididos, en nuestro Ministerio lo único que se divide son las tareas.

Después hablas de peleas entre Andrés Larroque y Emilio Pérsico por recursos. Eso da por lo menos risa, eso es no comprender que pasa la misma sangre por los cuerpos de cada militante de La Cámpora y del Evita, que a veces hay diferencias políticas en la coyuntura, sí, pero que se olviden los cipayos o algún trasnochado de que nos van a dividir. Es más te digo que tampoco sueñe más la elite fugadora, especuladora, inflacionaria, de encontrar un hombre débil del campo nacional, que quiera dividir, no porque no los haya, nuestro pueblo aprendió la lección y lo va a repudiar.

Otra cosa que quería decirte es sobre el compañero Emilio Pérsico, ojalá Ramón lo puedas conocer bien. Eso sí, no le aceptes invitación para acompañarlo en su trabajo, es incansable, no para, no hay con que darle. Por lo que seguro nos molestó de tu nota es decir que Emilio quiere planes. Emilio no para de predicar para adentro y exigir al afuera la creación de trabajo, trabajo, trabajo. Y si duele un poco tu crítica a Emilio es porque, en definitiva, te metiste con uno de los mejores de los nuestros...Abrazo

Pd. Si hacemos el primer café, el segundo lo hacemos con el presupuesto de Estado, y vas a ver que de una u otra manera, todos recibimos subsidios. Una para ir estudiando: monto de pauta para los medios privados dividido por cantidad de periodistas contratados, te va dar la parte subsidiada de esos salarios.

*Director Nacional de Empresas Recuperadas del Ministerio de Desarrollo Social.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5195

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.