Parcialmente nublado
Temperatura:
15º
Ciudad:
Buenos Aires
domingo 18 de noviembre de 2018 | Suscribite
COLUMNISTAS / nuevo escenario
domingo 3 junio, 2018

Arranque de campaña y reclamo de ladridos

El interrogante que empieza a atravesar algunos despachos oficiales es si con un caldo previsiblemente más espeso habrá lugar para relatos solo buena onda y de expectativas por un futuro mejor.

por Javier Calvo

Macri llegó esta mañana a la provincia de Salta donde desarrollará una agenda de trabajo con gobernadores de las provincias del NOA. Fue recibido en el Aeropuerto Internacional Miguel Martín de Güemes por el gobernador Juan Manuel Urtubey. Foto: Presidencia

A 1.500 kilómetros de Buenos Aires y de manera casi imperceptible, Mauricio Macri inició el viernes 1º de junio en Salta el primer gesto de su campaña por la reelección, al encabezar un encuentro de la mesa nacional de Cambiemos en la capital provincial. El Presidente no hacía algo así desde las elecciones legislativas de octubre pasado, en las que recibió un claro respaldo.

Por más que los voceros oficiales de esta ocasión intentaron esmerarse en convencernos que el tono de la reunión era sobre la gestión (palabra endiosada sobreactuadamente por el macrismo), a más de uno no se le escapó el significado proselitista: Macri detesta ese tipo de convites, salvo que pueda sumar votos. La nueva política será nueva pero no tonta.

Dos apostillas refuerzan esa idea. Una. Se hizo en Salta, provincia gobernada por el presidenciable peronista Juan Manuel Urtubey, de buen diálogo con el Gobierno y súbito destinatario de la bronca oficialista, tras considerarse traicionados por él en la discusión del aumento de tarifas. Dos. Habló una media hora en privado con el intendente salteño, Gustavo Sáenz, quien le prometió ser el candidato de Cambiemos a la gobernación. La lista salteña de Sáenz venció en las legislativas, luego de que su líder fue candidato a vicepresidente en 2015 en la fórmula con otro peronista presidenciable, Sergio Massa. No solo el peronismo hace travesuras.

Acaso el Presidente haya buscado en estos frescos aires norteños (como en la cumbre del G7 de fin de esta semana en Canadá) tomar distancia de las calientes turbulencias político-económicas que padece en los recientes tiempos porteños.

Estos remolinos no solo afectan la imagen presidencial y reflotan las esperanzas de un peronismo atomizado y sin liderazgos creíbles para gran parte de la sociedad. También le han provocado a Macri enojos más habituales de lo acostumbrado (según se reveló aquí el fin de semana pasado) y se cobran algunos pases de facturas internos, como los dirigidos estos días en voz muy baja por algunos funcionarios contra Marcos Peña y Rogelio Frigerio, a quienes responsabilizan del fracaso de las negociaciones con gobernadores y senadores para evitar la ley antitarifazo.

Está bien que nuestro estilo es muy distinto al de (Carlos) Corach o Aníbal Fernández, pero necesitamos tener voceros públicos que defiendan con más vehemencia la gestión y al Presidente, para preservarlo de que él vaya al choque como le pasó en el discurso contra Cristina”, explica un hombre muy cercano al jefe del Poder Ejecutivo. Sigue: “¿Sabés por qué no tenemos? No porque no haya dirigentes de esas características en nuestro espacio, sino porque acá está mal visto que alguien sacrifique su imagen pública para defender el proyecto. Y eso es un error que deberíamos rectificar en algún momento. Nos falta un malo, alguien que ladre, todos quieren ser buenos y agradables”.

De acuerdo a esa visión, Cambiemos debería apelar a los ladridos en su pelea con el peronismo, sobre todo si se mantuviera un clima social cada vez más hostil con el oficialismo, de la mano de un 2018 que terminará con mayor inflación y menor actividad económica que lo previsto por el Gobierno. Ergo: como ya viene pasando, habría que dar por descontado que crecerá la conflictividad social.

El interrogante que empieza a atravesar algunos despachos oficiales es si con un caldo previsiblemente más espeso habrá lugar para relatos solo buena onda y de expectativas por un futuro mejor. O habrá que ladrar un poco.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4452

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard