lunes 27 de junio de 2022
COLUMNISTAS visiones

Cuál libertad

01-10-2021 23:55

En cualquier circunstancia resultaría valioso un libro como el que compilaron Daniel Vidal y Armando Minguzzi, una antología de textos anarquistas del Río de la Plata titulada Contra toda autoridad. Se agrega por cierto a trabajos precedentes como los de Osvaldo Bayer, David Viñas, Juan Suriano o Pablo Ansolabehere. 

En cualquier circunstancia resultaría valioso un libro así, pero su aparición se vuelve especialmente propicia en un contexto como el actual. Es público y notorio que las banderas libertarias, las que históricamente llamaron a la emancipación de los oprimidos, se enarbolan de un tiempo a esta parte en favor de los intereses de los opresores, a veces por parte de ellos mismos y a veces por parte de quienes gustan ponerse de su lado. Queda claro que se trata de libertades ciertamente distintas. Una queda muy bien graficada en la recurrida metáfora de los leones: libertad del poderoso para someter y devorar; o se resuelve en universales siempre abstractos, abarcativos pero difusos, emitidos como si no hubiese en el mundo desigualdades y antagonismos sociales.

Contra toda autoridad nos devuelve en cambio al libertarismo de los que, sometidos, se rebelan contra todo sometimiento; el de los que, sojuzgados, se alzan contra sus verdugos. 

Como en este fragmento ilustrativo del Himno anarquista: “De esta vil sociedad que te humilla/ emancípate obrero, sin más/ y rebélate contra tiranos/ y amantes del vil capital”. 

Si esta visión hoy parece quedar a destiempo (o, para decirlo con el lenguaje frívolo de las modas, “atrasa”), cabría pensarla desde esta cita de Irving Horowitz que consigna Viñas en Anarquistas en América Latina: “Con el colapso del anarco-sindicalismo, el anarquismo como ideología de clase fue sustituido progresivamente por el anarquismo como redención personal y moral”.

En esta Nota