jueves 02 de abril de 2020 | Suscribite
COLUMNISTAS / opinion
sábado 22 febrero, 2020

Irse

por Jorge Fontevecchia

1999-2019. Marcos Galperin con el grupo de amigos que fundó Mercado Libre, y el año pasado celebrando con ellos el 20º aniversario de la mayor empresa latinoamericana. Foto: cedoc
sábado 22 febrero, 2020

En Estados Unidos, Michael Bloomberg podría ser el único candidato demócrata con posibilidades de vencer a Donald Trump en las elecciones del martes 3 de noviembre próximo por ser, entre otros atributos, un empresario exitoso. En la Argentina se fue del país el empresario más exitoso, Marcos Galperin, fundador de Mercado Libre, la mayor empresa tecnológica de Latinoamérica.

La decisión de Michael Bloomberg de intervenir en la vida pública como la de Marcos Galperin de alejarse de ella no son solo decisiones individuales. En gran medida, lo son de la sociedad con su sistema de premios y castigos. Y de los resultados de las intervenciones en la vida pública de los empresarios que los precedieron: Trump viene teniendo éxito económico en Estados Unidos y Macri solo acumuló fracasos en esa materia.

El fracaso de Macri, como hace 20 años el fracaso de Cavallo, defraudó en muchos su sueño cosmopolita

Pero el problema en Argentina trasciende la vida pública: Galperin es el ejemplo más relevante de un éxodo de empresarios que ya se vino experimentando en anteriores períodos kirchneristas, cuando varios empresarios habían fijado su residencia en Uruguay. El propio Galperin ya había vivido en Montevideo durante los tres períodos presidenciales kirchneristas y recién volvió a la Argentina tras el triunfo de Macri, en 2016.

Y en 2011, mientras Cristina Kirchner era reelecta con el 54% de los votos, Marcos Galperin escribía en Twitter –empresa a la que Mercado Libre superó en valuación– lo siguiente: “Las 10 cosas que más me gustan de Uruguay, no en orden de importancia: 1) Separación real de Iglesia y Estado, no hay símbolos religiosos en los espacios públicos. 2) Ciudadanos civilizados que respetan los derechos de los demás tanto como los propios. 3) Tránsito civilizado. 4) Políticos civilizados que ponen primero al país. 5) Aire, aguas y tierras limpias. 6) Mucho enfoque y esfuerzos en la calidad educativa a nivel nacional. 7) Estabilidad legal, fiscal y jurídica. 8) Baja criminalidad/inseguridad. 9) Bajo conflicto social/odio entre clases sociales. 10) Orgullo por su país”.

El elogio debió ser también una argumentación para justificar una decisión que precisa ser explicada al no resultar la natural. De hecho, cuando Macri fue electo presidente Galperin vino a vivir a Buenos Aires. Y pudo inaugurar el nuevo edificio de Mercado Libre y celebrar con sus amigos del comienzo los veinte años de la empresa. Probablemente haya comprobado que aquella Argentina previa al colapso de 2001 en la que él se había desarrollado ya no existía más que en su nostalgia.

Pero “el caso Galperin”, aunque paradigmático, es un ejemplo de los diferentes tipos de emigración de diversos talentos que sufre un país al empobrecerse económicamente, culturalmente o institucionalmente. No hay desarraigo sin dolor ni beneficio sin costo. De muchos lugares se puede seleccionar diez atributos agradables en contraste con el lugar de partida, pero del lugar de uno se extrañan hasta los defectos, de la misma forma que a un familiar cercano al que no se lo quiere por la acumulación de sus virtudes. En lo personal, tengo la experiencia de haber vivido en Nueva York, amo esa ciudad, podría escribir una lista de sus obvias virtudes, pero la presencia de la ausencia de Argentina nunca dejé de sentirla estando allá.

Irse produce heridas, y quien emigra, aun con las ventajas del lugar de destino, paga un precio. A todos los niveles. Los venezolanos que por millones dejaron su país y en un número considerable enriquecen nuestro país con su diversidad. También los paraguayos y bolivianos que desde mucho antes lo vienen haciendo. La mayoría de los inmigrantes lleva un tipo de capital humano y está en el arte de los gobiernos integrarlos en función del bien común. Pero hay una balanza comercial entre inmigración y emigración por los diferentes capitales humanos que aportan los que inmigran y restan los que emigran.

Que emigren empresarios, como que lo hagan científicos o profesionales, representa una pérdida para el patrimonio nacional equivalente en alguna proporción a un aumento de la deuda, porque son los activos los que permiten enfrentar los pasivos, y si se reducen los activos la proporción del peso de la deuda se agranda.

El de Marcos Galperin es un caso de enorme visibilidad, pero hay bastantes, solo que menos relevantes

Lamento que Marcos Galperin no haya podido establecerse definitivamente en Argentina. La creación de una empresa como Mercado Libre es un logro también del país y sus talentos.

Ultima comparación con Estados Unidos: el Marcos Galperin norteamericano es el fundador de Amazon, Jeff Bezos, quien desde The Washington Post enfrenta a Donald Trump. Qué hace cada país con cada uno de sus estamentos, y qué hacen ellos mismos para modificar lo dado, define el tipo de sociedad que construyen entre todos.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4953

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.