domingo 18 de abril del 2021
ECONOMIA Crisis u oportunidad
02-07-2020 15:16

Albamonte: "La inversión en un hotel no se puede retrotraer, es a largo plazo"

El Grupo Albamonte invierte en medio de la crisis y espera que pase el aislamiento para abrir cinco hoteles. "A un hotel no se le puede poner rueditas y llevarlo al Uruguay", dice.

02-07-2020 15:16

Alberto Albamonte lleva 20 años en el mercado hotelero representando con su Grupo a la marca Howard Johnson en el país, que es la red con mayor presencia en el interior. Hace 4 años sumó su segunda marca Days Inn y congrega a un plantel de 3300 personas trabajando.

En una charla con Perfil explica que cada apertura de hotel implica 50 puestos de trabajo, y hace incapié en que el Estado debería hacer mejor los números cuando se trata del rubro. “La hotelería contribuye a la generación de puestos de trabajo, al aporte de impuestos. El 10% del PBI es producto de lo que genera la hotelería y el turismo, hay que prestarle atención porque es un sistema productivo muy complejo”, dijo. Y enfatizó que se trata de inversiones a largo plazo, pensando en 30 o 40 años. “Esto no es como comprar un bono”, dijo, y agregó: “El que hace un hotel lo hace con una inversión que no puede retrotraer. Un hotel no tiene rueditas que puede llevarse al Uruguay”, manifestó. Y entre medio de esta situación recordó que pese al parate económico que supuso la pandemia, en la marca no dejan de invertir.

“En el Grupo tenemos más de 100 inversores argentinos que creen en la organización y en la marca. Va a ser difícil. Hay una crisis económica de fondo que no estalló porque esta imposibilidad de consumir ha generado una fuerte recesión. La gente no gasta porque tiene temor hacia el futuro. Pero creemos que va haber un fuerte movimiento de turismo interno e internacional. A pesar de etodos los problemas, para los extranjeros, Argentina es uno de los destinos más baratos del mundo”, recordó.

- ¿Cuál es la situación de los hoteles de las marcas con las que trabaja en Argentina hoy?

- Tenemos 33 hoteles cerrados (de los 43 existentes en la región) pero se sigue trabajando en mantenimiento, en adaptar todos los estándares de seguridad de la cadena para las aperturas post pandemia y en 13 estamos haciendo ampliaciones.

-¿Y además tienen algunos por abrir?

- Si. Tenemos 5 hoteles a punto de abrir, mayormente en el interior. Somos básicamente una cadena federal. Un Howard Johnson La Plata muy importante, con 120 habitaciones y suites, cuatro grandes salones de convenciones, un spa, un restaurante para mil personas. Otro Howard Johnson en Resistencia-Chaco, con 104 habitaciones, piscina, spa, restaurante, sala de negocios y centro de convenciones. Un Days Inn en Zárate con 80 habitaciones frente a la planta de Toyota; otro Days Inn dentro del Parque termal Dolores donde ya funciona el Howard Johnson y un Days Inn Villa Devoto, en una zona de la ciudad donde no hay hoteles disponibles.

- ¿Cómo atravesaron la etapa de cierre total?

- Pasamos un momento muy difícil desde el punto de vista económico porque los márgenes de ganancia son relativamente bajos y cuando se corta el ingreso de dinero es difícil. Tomamos créditos e hicimos lo necesario para mantener la gente. Hay un paralelismo entre el que trabaja en el hotel y el que invierte en un hotel. Tienen vocación para hacerlo. Se trabaja las 24 horas del día los 365 días del año. Un hotelero no se hace de la noche a la mañana. Y como inversión un hotel es para los próximos 30 a 40 años. Inversión que se recupera lentamente.

- ¿Cómo analiza las medidas de gobierno? ¿Alcanzan?

- Son un paliativo. Soy un poco crítico de cómo se manejó el tema. Creo que hubo una improvisación muy grande. Hay muchos errores al punto que luego de 100 días de cuarentena volvimos a punto 0. La cuarentena ha costado más del 30% del PBI para algunos economistas y no ha dado ningún resultado porque estamos otra vez en fase 1. Además, veo limitaciones a la libertades que nos son buenas para la salud de la república. Lo más grave son los daños colaterales que trae esta situación general. Hay una presión enorme sobre mucha gente. Y eso genera angustia.

- ¿Cómo se han manejado con la hotelería?

- Hay que hacer bien los números desde el Estado. El 10% del PBI es producto de lo que genera la hotelería y el turismo. Hay dos sectores que pueden contribuir para salir de esta crisis y son el agro y el turismo. Estas medidas no alcanzan. Hay hasta una crisis de representatividad.

- ¿Ayudaría poder abrir los hoteles, al menos en las zonas que no están en aislamiento?

- Creo que si, los que están en condiciones. Presentamos un estudio con 22 hoteles que calificamos como seguros no sólo por los lugares comunes tienen las dimensiones necesarias para respetar el aislamiento sino por el lugar geográfico en que están situados. No se encuentran en centros urbanos y nos ha costado muchísimo convencer a las autoridades en que pueden funcionar. Vivimos de nuestros huéspedes.

- ¿Cual es la situación del personal?

- Esperamos todos poder abrir pronto y trabajamos con marketing en el armado de campañas publicitarias para lanzarlas en el momento en que podamos reabrir los hoteles. Nuestra cadena, que es la mas grande de Argentina tiene 3.300 empleados y esto no puede ser ignorado.

- ¿Se recuperará el turismo local?

- Si. Creemos que va haber un fuerte movimiento de turismo interno e internacional, porque a pesar de todos los problemas que tiene la Argentina hoy, para los extranjeros es uno de los lugares más baratos del mundo.

- ¿En qué se apoyan para crecen en esta nueva etapa post pandemia?

- Pertenecemos a la organización hotelera más grande del mundo. Sólo la tarjeta de fidelidad tiene 95 millones de afiliados en todo el mundo. Eso nos ayuda a crecer en destinos del interior que raramente eran visitadas por extranjeros y hoy tenemos 40 o 50% de turistas extranjeros. Gracias al trabajo que nos ayuda la cadena a nivel internacional seguiremos visualizamos lugres inéditos para seguir creciendo.