domingo 20 de junio de 2021
ECONOMIA Pandemia de Coronavirus
20-04-2020 22:53

Los talleres de autos y las gomerías atienden a puertas abiertas con restricciones

Son parte de las excepciones de la actual etapa de la cuarentena definida por el gobierno nacional.

Según definió el presidente Alberto Fernández al prorrogar hasta el 26 de abril la cuarentena total por coronavirus, que obliga al aislamiento social obligatorio, entre las pocas actividades económicas que desde el lunes 13 de abril volvieron a funcionar de manera limitada están, además de los bancos, los talleres de autos y las gomerías, muchas de las cuales hoy vemos abiertas o con delivery.

El gobierno denominó a esta segunda etapa del aislamiento una “cuarentena administrada”, que incorporó a la nómina de autorizaciones a trabajadores de esos tres oficios. “Hay algunas actividades que vamos a permitir”, dijo el presidente Fernández en la conferencia de prensa de la noche del 10 de abril. Y agregó: “El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y muchos municipios nos han pedido que estén habilitados los talleres para reparar los autos, patrulleros y ambulancias que son utilizados por aquellos exceptuados para cumplir tareas. Lo mismo vamos a permitir con las gomerías: la producción de neumáticos y la apertura de los negocios”.

TALLERES Y AUTOPARTES 2020 04 17

Luego, se refirió a los bancos, que deberán operar con un protocolo de distanciamiento social y atención en sucursales a través de un sistema de turnos preacordados.

PERFIL recorrió hoy varios barrios porteños para dejar, de la mano del fotógrafo Néstor Grassi, un testimonio gráfico de la vuelta al trabajo de algunos talleres, gomerías y locales de autopartes, entre ellos Gomería José, de Nazca al 2.600, que hoy recibió ya varias motos, y Lubricentro Jorge, que accedió gentilmente a que podamos tomar imágenes en su local de Avenida San Martín al 4000.

TALLERES Y AUTOPARTES 2020 04 17

Los que aún no abren sus puertas, funcionan con delivery y persiana baja mientras que otros tienen la persiana semiabierta para poder hacer delivery.

En los talleres, seguramente aún estén allí, listos para ser entregados, algunos autos que quedaron en stand by desde antes de la cuarentena que obligó a bajar las persianas. Algunos, quizas, siendo reparados por las manos del propio dueño del taller, que para despuntar el vicio siguió trabajando “en casa” a puertas cerradas.

Cómo mantener nuestro auto durante la cuarentena

Las gomerías, nuevamente están al servicio de gomas pinchadas o autos rengos que vienen a pedir un poco de aire. Y los comercios de autopartes vuelven, lentamente, a ser los salvadores que siempre encuentran eso que tu auto necesita para volver al ruedo.

Por supuesto, más allá de abrir sus puertas, los comercios deben cumplir con las normas de distanciamiento social, higiene y el uso de barbijos.

En el decreto no hay mención de ninguna actividad específica. Aclara que cada distrito podrá concebir un protocolo de implementación, donde asentar las excepciones del cumplimiento del aislamiento y la prohibición de circulación al personal afectado a actividades especiales o a quienes habitan áreas geográficas delimitadas.

Los locales de cobro de servicios operarán a partir del lunes con nuevas medidas

La exención incorpora a los fabricantes de neumáticos, gomerías y talleres mecánicos con el objetivo de que ofrezcan respuesta a las necesidades de la población ya exceptuada. El “listado de permisos para la circulación” –donde los trabajadores acceden a los certificados– así lo acredita.

TALLERES Y AUTOPARTES 2020 04 17

El punto 4 de la decisión administrativa 490/2020 especifica: “Talleres para mantenimiento y reparación de automotores, motocicletas y bicicletas: exclusivamente para transporte público, vehículos de las fuerzas de seguridad y fuerzas armadas, vehículos afectados a las prestaciones de salud o al personal con autorización para circular, conforme la normativa vigente”.

Cómo tramitar el nuevo permiso de circulación nacional 

En una ciudad en la que, que en las primeras semanas de cuarentena obligatoria la circulación se redujo un 73.08 por ciento, el dos más dos es tan obvio como que si los autos no circulan, no se rompen.

Y si bien esta flexibilización trae mucha incertidumbre, también acerca un poco de aire y de esperanza de ir, muy lentamente, volviendo a pensar en ganar. Lo perdido y no ganado es irrecuperable, como coinciden todos los comerciantes, "pero hay que arrancar..." Nunca mejor elegido el verbo.

De a poco, las calles vuelven a tomar color y los autos, los comerciantes y los trabajadores, agradecidos.

MT / DS / Fotos: Néstor Grassi