Lluvia moderada
Temperatura:
16º
Ciudad:
Buenos Aires
lunes 17 de junio de 2019 | Suscribite
EDUCACIóN / Nuevas estrategias de la gestión educativa
domingo 26 mayo, 2019

Más escuela donde más se necesita

Tras los resultados en las pruebas Aprender 2016, se puso en marcha el Programa Escuelas Faro. El objetivo central de la iniciativa es acompañar a las instituciones educativas tanto en el fortalecimiento de las trayectorias escolares de los estudiantes como en el aprendizaje de saberes fundamentales. Desde su implementación, se desarrollan diversas estrategias en 3000 escuelas primarias y secundarias de gestión estatal de todo el país, seleccionadas de acuerdo con criterios de vulnerabilidad educativa y social.

por Suplemento Educación

Encuentro nacional de especialistas jurisdiccionales del programa Faro. Foto: MECCYT.

Mientras empieza el día en San Antonio de la Paz, una localidad de 1835 habitantes de la provincia de Catamarca que limita con Santiago del Estero y Córdoba, alumnos de la Escuela Secundaria N°59 se organizan alrededor de una mateada literaria. Otras jornadas, en cambio, los jóvenes participan de dramatizaciones y talleres de lectura al aire libre.

Esta dinámica escolar no es caprichosa, dado que el establecimiento educativo catamarqueño decidió ponerla en marcha tras identificar que allí existían estudiantes con problemas de alfabetización. El primer paso que adoptaron fue armar un equipo conformado por docentes de distintas áreas que comenzó a trabajar en un diagnóstico institucional para detectar las principales dificultades de los alumnos. Observaron, por un lado, que los chicos no poseían hábitos de lectura, y de ahí surgió la necesidad de organizar estas actividades, además de jornadas literarias en las que también participan las familias.  Detectaron, por otro lado, problemas de aprendizaje en el área de matemática, por lo que decidieron implementar diversos trabajos con experimentos, a través de los cuales los jóvenes pudieron vivenciar la asignatura de manera más visual y práctica, para luego relatar sus experiencias mediante exposiciones.

La Escuela N°59 de Catamarca es una de las tantas instituciones educativas del país que decidió abordar el desafío de revertir ciertas problemáticas a través de un proyecto escolar con la participación de docentes de distintas áreas. Es cierto que enseñar es una tarea llena de dificultades y de interrogantes, pero también es cierto que es una labor esperanzada que nunca cesa de reinventarse y transformarse. Así lo demuestran muchas comunidades educativas a la hora de intentar construir su camino, respetando la diversidad, los contextos culturales, las tradiciones y la historia institucional.

“En la actualidad, el Programa Escuelas Faros actúa sobre 3000 instituciones primarias y secundarias de gestión estatal de todo el país, seleccionadas a partir de los resultados de la Evaluación Aprender 2016 y según indicadores que determinan la vulnerabilidad educativa y social.”

Hoy, este desafío que asumen muchas de las escuelas primarias y secundarias del país es apoyado por el Programa Escuelas Faro, una iniciativa creada en 2017 por la Secretaría de Innovación y Calidad Educativa del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación. Lejos de querer estigmatizar a las instituciones, el propósito fundamental es acompañarlas en los recorridos particulares y aportar estrategias que permitan sostener la escolaridad de cada estudiante de modo colectivo.

En la actualidad, el Programa actúa sobre 3000 establecimientos educativos estatales de los  niveles primario y secundario de todo el país, seleccionados a partir de los resultados de la Evaluación Aprender 2016 y según indicadores que determinan la vulnerabilidad educativa y social.

Cada una de las instituciones que se enmarcan en el Programa Escuelas Faro desarrolla un proyecto pedagógico con objetivos prioritarios definidos de un modo claro y medible en base a un diagnóstico institucional, tal como lo viene realizando el establecimiento educativo de San Antonio de la Paz. Para llevar a cabo la implementación de este proyecto, se conformó una red de acompañamiento que  brinda apoyo pedagógico que incluye facilitadores, especialistas, supervisores y formadores de institutos superiores de formación docente que visitan regularmente la escuela y realizan  un seguimiento de las acciones desarrolladas allí.

El primer resultado de la intervención que se viene realizando ya dio sus primeros frutos, dado que las instituciones que presentaban mayores dificultades e índices de vulnerabilidad en 2016 fueron las que más mejoraron durante Aprender 2018. 

“Cada una de las instituciones educativas que se enmarcan en el Programa Escuelas Faro desarrolla un proyecto pedagógico con objetivos prioritarios definidos de un modo claro y medible en base a un diagnóstico institucional.”

Igualar oportunidades

La Ley de Educación Nacional N° 26.206 define que “el Estado debe garantizar las condiciones materiales y culturales para que todos/as los/as alumnos/as logren aprendizajes comunes de buena calidad, independientemente de su origen social, radicación geográfica, género o identidad cultural.”

Hacer realidad este derecho implica un trabajo constante, situado y colectivo, en un contexto donde las instituciones educativas se encuentran ante el desafío de enseñar en condiciones muy diferentes de aquellas en las que fueron concebidas. La creciente incidencia de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en todos los ámbitos de la vida cotidiana, así como los cambios en las configuraciones familiares y en las miradas sobre la infancia y la adolescencia, son algunos ejemplos de las transformaciones que fueron impactando en el sistema educativo durante los últimos años.

Según la cartera educativa nacional, en este escenario de transformación pretende inscribe el Programa Escuelas Faro porque no sólo busca fortalecer las trayectorias escolares de los estudiantes, sino también el aprendizaje de saberes y capacidades fundamentales para la vida en sociedad en el siglo XXI. Desde el Ministerio advierten, a su vez, que se trata de una política educativa destinada a avanzar en la construcción federal y concertada de un sistema educativo más justo, siendo responsabilidad de dicho sistema que niños y jóvenes logren tanto transitar como finalizar su escolaridad en la diversidad de contextos y prácticas culturales donde ésta se desarrolla. 

Parece que nadie duda, a esta altura, que la vía fundamental de la movilidad social es la educación, dado que con ella se incrementan las probabilidades de garantizar mejores perspectivas de desarrollo y bienestar. Pero tampoco nadie duda que para lograr estos objetivos es necesario que el Estado desarrolle políticas de inclusión y de calidad educativa que puedan garantizar a los alumnos completar su escolaridad obligatoria con aprendizajes significativos.

 

Acompañar a las escuelas

Siendo la responsabilidad del Estado que todos los niños y jóvenes finalicen la escuela en los diversos contextos donde ésta se inserta, desde la cartera educativa nacional explican que el Programa Escuelas Faro se orienta a revisar las condiciones del aprendizaje y la organización pedagógico-institucional desde una perspectiva integral, especialmente en escuelas con escenarios más complejos.

El Programa prioriza el segundo ciclo del nivel primario y el ciclo básico del nivel secundario, debido a que la transición entre ambos niveles de la educación obligatoria es una de las instancias clave en la trayectoria escolar de los estudiantes. “Se busca generar una continuidad con unidad de sentido y una perspectiva común, tanto para abordar las capacidades de comunicación y resolución de problemas focalizando su trabajo en las áreas de lengua y matemática, como para acompañar a los estudiantes en las etapas particulares de la pre-adolescencia y adolescencia”, explican desde el Ministerio de Educación.

El acompañamiento a las escuelas se viene realizando, entonces, a través de distintas instancias y estrategias. Por un lado, se seleccionaron especialistas provinciales en las áreas de lengua, matemática y gestión institucional, y a cuatro docentes por establecimiento educativo que integran el equipo de coordinación de la institución.

El punto de partida es la reflexión de la escuela sobre las problemáticas más relevantes relacionadas con los aprendizajes de los estudiantes y el cuidado de sus trayectorias escolares. A partir de este informe institucional se realiza un asesoramiento situado, es decir, se brindan instancias de formación presencial y virtual para la elaboración e implementación de los objetivos establecidos, tanto para equipos de especialistas jurisdiccionales como para los de coordinación institucional.

Tal como mencionamos, se ponen marcha, a su vez, redes de acompañamiento territorial a escuelas como asistencia y apoyo pedagógico para la implementación de los proyectos. Y como complemento de la aplicación de dispositivos de fortalecimiento pedagógico, las instituciones que forman parte del Programa Escuelas Faro son dotadas de recursos y materiales con el fin de garantizar las condiciones apropiadas para el desarrollo escolar. Esto incluye mejoras en las condiciones de infraestructura, la conectividad, el mobiliario, las bibliotecas y los materiales didácticos. 

Por último, existe una instancia de monitoreo y evaluación con el propósito de identificar los avances, los desafíos y los ajustes necesarios en el transcurso de la implementación de cada proyecto escolar. 

Así las cosas, 3000 escuelas primarias y secundarias de gestión estatal de todo el territorio nacional, seleccionadas por la cartera educativa según criterios de vulnerabilidad educativa y social, reciben en la actualidad acompañamiento del Programa Escuelas Faro. Una iniciativa que, en efecto, pretende apoyar a las instituciones educativas en la difícil tarea de revertir las problemáticas que impactan en las aulas.

 

s capacitación

Del 14 al 16 de mayo se llevó a cabo el segundo encuentro de formación para equipos de especialistas jurisdiccionales del Programa Escuelas Faro en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Organizada por el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, la iniciativa contó con la participación de especialistas de todo el país en lengua, matemática y gestión educativa. 

El objetivo de la reunión fue presentar el trayecto de formación que realizarán durante este año los equipos escolares que participan del Programa y continuar fortaleciendo el rol de los especialistas jurisdiccionales en sus tareas de formación y acompañamiento a las escuelas.

Durante el encuentro también se trabajó sobre los materiales pedagógicos que recibirán las escuelas “faro” en 2019, a partir de los ejes priorizados de enseñanza-aprendizaje para cada área (lengua y matemática) y sobre una estrategia para garantizar la alfabetización de alumnos en el segundo ciclo del nivel primario.

 


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4663

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard