25th de February de 2021
ESPECTACULOS Balance Nacional 2019
01-09-2019 01:25

La odisea de filmar "made in Argentina" y triunfar

Ningún título llegó al millón de espectadores. Esperan que La odisea de los giles lo logre. Las cinco películas más vistas de este año, en comparación con idéntico período de 2018, registran un 40% menos de público.

01-09-2019 01:25

Hasta el 28 de agosto, este año se estrenaron 151 películas de factura nacional en los cines de todo el país y ninguna superó el millón de espectadores. La odisea de los giles lidera las cinco producciones locales más vistas del año con 801.732 y se aproxima a alcanzar los siete dígitos, seguida por El cuento de las comadrejas, con 578.125 espectadores, tercera queda 4 x 4, que consigue 331.442, cuarta la comedia No soy tu mami, con 221.146, y en quinto escalafón La misma sangre, que no llegó a los 100 mil espectadores (91.889).

Si se compara la asistencia a las salas con el mismo período enero-agosto del año pasado, sin recesión económica, vale aclararlo, la diferencia es mucha y la tendencia continúa en baja de años anteriores, por lo tanto va más allá de la situación económica del país o el valor en el precio de las entradas. Es más, hasta agosto del año pasado se habían estrenado 140 películas, once menos que esta temporada. Para ser más específicos: el año pasado El Angel –la película más vista de 2018– había superado el millón de tickets vendidos con un total de 1.061.315 en poco más de tres semanas y, si bien estuvo cinco días más en cartelera que la película de los Darín, no alcanzaría a empatar la cifra de la película más vista del año anterior.

La masa de público que eligió pagar una entrada (ronda los $ 280 2D) para ver una película nacional en los cines en los primeros ocho meses fue de 2.508.690 personas. En 2018, el público asistente a las salas fue superlativamente superior: 4.730.586 espectadores. Se proyectaron menos películas con mayor asistencia y una diferencia 2018 vs. 2019 de 2.221.896 espectadores menos.

Incluso la diferencia se hace notoria si se compara el total de los cinco largometrajes más convocantes del año pasado con el vigente. Entre la exitosa La odisea de los giles, de Sebastián Borensztein; El cuento de las comadrejas, de Juan José Campanella; 4 x 4, de Mariano Cohn; No soy tu mami, de Marcos Carnevale, y La misma sangre, de Miguel Cohan, lograron cortar 2.024.334 entradas, mientras que El Angel, de Luis Ortega; Re loca, de Mariano Zaidelis; El amor menos pensado, de Juan Vera; Animal, de Armando Bo, y Mi obra maestra, de Gastón Duprat, consiguieron 3.380.020 espectadores. Es decir, en el “top five” interanual hay 1.355.686 espectadores menos que el año pasado.

Marcos Carnevale, en medio del rodaje de Corazón loco, el film que protagonizan Adrián Suar, Julieta Díaz y Gabriela Toscano, da su mirada sobre el panorama nacional. “Empecé el año haciendo la posproducción de la película No soy tu mami, que dirigí y escribí, y luego tuve el estreno, que a nuestro criterio tuvo una buena repercusión, y en aquel momento estaba preproduciendo la comedia con Suar, producida por Patagonik, de gran presupuesto, con lo cual mi panorama personal es bastante prolífero en un año de mucha incertidumbre para el país y obviamente para el cine argentino, y en un momento donde, salvo La odisea de los giles, el resto no ha tenido demasiada presencia, por lo menos en cuanto a taquilla fuerte”.

Una realidad totalmente opuesta gozan los tanques de Disney, que con sus cinco películas más vistas en nuestro país acumulan 16.931.068 espectadores. El total de las películas argentinas solo representa el 11,9% de las películas de la compañía americana. Y este año, Disney se coronó en nuestro país con Toy Story 4, al ser la película extranjera más vista en la historia, con un total de 6.610.882 espectadores. Segunda queda Avengers: Endgame con 3.901.899, tercera El rey león, que sigue en aumento con 3.435.234, cuarta Wi Fi Ralph, con 1.606.943, y quinta Capitana Marvel, con 1.376.110.

Ralph Haiek, presidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), comentó que el dinero destinado este año para producir películas, cortos y documentales “made in argentina” fue una  “inversión de $ 676.318.123 para más de 580 proyectos que recibieron algún tipo de subsidio”, y que se utilizó más del 50% del presupuesto para el fomento de films, como también las producciones nacionales contaron con el ingreso de Argentina al Fondo de Apoyo Cultural Europeo Eurimages, como el primer socio latinoamericano. “Esto significa más posibilidades de coproducción y cooperación con todos los países miembros, lo que nos demuestra que la comunidad europea cree en nuestros contenidos y su capacidad de exportación”, afirma Haiek.

Esta problemática que padece el cine nacional no es de ahora, y Ricardo Darín, el año pasado, cuando debutó como coproductor en El amor menos pensado, dijo unas palabras que no perdieron actualidad: “Es muy difícil sacar a la gente de la casa. Tienen un control remoto y  plataformas. Generar magnetismo como para que alguien decida salir de su casa, con sus amigos, con su pareja. Es preocupante que no hayamos llegado al millón de espectadores todavía. Es algo que creo vamos a revertir”.

En esta Nota