Soleado
Temperatura:
23º
Ciudad:
Buenos Aires
martes 17 de septiembre de 2019 | Suscribite
IDEAS / Opinión
jueves 21 marzo, 2019

"Cambiemos" los mejores alumnos de los K

La posición neurótica del Gobierno que no quiere que se los investigue y la importancia que el fiscal Carlos Stornelli se presente a declarar.

Jorge Rizzo*

Carlos Stornelli, fiscal. Foto: cedoc

Desde que la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires sancionó la Ley 4.981 del Ministerio Público Fiscal porteño (siendo una copia caricaturesca de las atribuciones discrecionales con las que contaba en la Nación Gils Carbó) y; el habitual reparto de jueces, fiscales, y defensores al menudeo entre las principales fuerzas de la política local; señalamos desde nuestro programa de radio entonces en Radio América y hoy en Cooperativa que “el Pro es el mejor alumno del kirchnerismo en materia de justicia” (frase que le transmitiéramos a Luis Novaresio a quien le agradecemos por recordarla cada tanto). En efecto, la designación de dos Ministros de la Corte por decreto antes de una semana de la asunción de Mauricio Macri; la obligatoriedad de las juntas médicas como previas y obligatorias ante un accidente de trabajo; la confección de listas negras de los abogados que inicien juicios contra las ART, el golpe palaciego por la presidencia de la CSJN, entre otros desaciertos; han sido claros y contundentes ejemplos de ello.

Ahora, la reacción del Gobierno Nacional denunciando por mal desempeño al juez federal Alejo Ramos Padilla por iniciar la investigación que naciera a partir de la detención del pseudo espía Marcelo D´Alessio refleja, prima facie, una posición neurótica y de autoincriminación del Gobierno que transmite el mensaje “Que nadie ose investigar a alguno de los nuestros. Los servicios de inteligencia no se tocan y; el juez que no transite por esta autopista sin colectoras, será denunciado y removido por ante el Consejo de la Magistratura”.

El Gobierno indirectamente lo reconoce cuando retira a Juan Bautista Mahiques como representante del Poder Ejecutivo en el Consejo de la Magistratura y lo deposita como Fiscal General de la Ciudad en reemplazo de Martín Ocampo. La denuncia del Ejecutivo contra Ramos Padilla recuerda la promoción de jury por razones disparatadas contra el fiscal Campagnoli el que, finalmente acabara en el cesto de residuos; o bien el rotundo fracaso de la pretensa destitución del maestro Carlos Santiago Fayt, quien fuera respaldado por la gran mayoría de los hombres y mujeres de buena voluntad de la República Argentina.

Todos ellos son claros ejemplos de la igualdad metodológica entre aquellos de los que se decía que querían colonizar al Poder Judicial y los que venían a cambiarlo para que dichos comportamientos no se repitan nunca más. Pero hoy, y ante este mero recuerdo, ya han superado con creces el apetito de poder de sus predecesores en materia judicial.

Sí, la conclusión es unívoca: “El discípulo siempre supera al maestro”

Es menester señalar que el juez en su presentación en el Congreso, no develó nada que ya no se supiera, por lo que es absurda la manifestación del Gobierno en tal sentido. En efecto, Ramos Padilla no acusó a nadie ni señaló que tuviera elementos para considerar probados los dichos de D´Alessio. Así, simplemente detalló ante la Comisión de Libertad de Expresión, todo aquello que se encontrara en los discos duros, papeles y teléfonos del pseudo espía (tal cual ya había hecho en el auto de rechazo de la pretensión de competencia del Juez Ercolini).

De allí la necesidad imperiosa la presencia ante el juez de Carlos Stornelli para que en el acto defensivo por excelencia -la indagatoria- haga el pertinente descargo y, si puede, se desligue de la engorrosa situación que hasta ahora lo vincula. El país lo espera y se lo exige.

Sin perjuicio de todo ello, es imposible dejar de especular que si los imputados fueran otros y, que quienes llevaran adelante la investigación en vez de Ramos Padilla fueran Claudio Bonadio y Stornelli, seguramente los encartados ya estarían detenidos (circo mediático de por medio), tal cual sucede rutinariamente con políticos y empresarios en las causas que son llevadas por éstos. Afortunadamente, para el juez actuante aún existen las garantías constitucionales del debido proceso, derecho de defensa y presunción de inocencia.

Por supuesto que, hasta que eso no ocurra, y por la salud y asepsia de los procesos judiciales en los que participa, el Dr. Casal, Procurador a cargo, debería retirar a Stornelli de las causas en que participa hasta que quede fuera de toda sospecha.

Ha sido una bocanada de aire fresco la Resolución 389/2019 de la CSJN que de manera unánime decidió otorgarle al juzgado federal de Dolores nuevos recursos. Se trata de un fuerte respaldo al magistrado y a su investigación.

Cuáles son las principales contradicciones e incógnitas del caso D'Alessio

También lo es la sorprendente coincidencia entre periodistas de marcadas discrepancias ideológicas, defendiendo la necesidad de continuidad en la investigación de Ramos Padilla hasta las últimas consecuencias, como por ejemplo Gustavo Sylvestre y Carlos Pagni, entre muchos más y, cada uno por sus propios fundamentos.

Sin perjuicio de todo ello, de prosperar la denuncia de jury contra Ramos Padilla o que la Cámara Federal de Mar del Plata decidiera quitarle la competencia, una vez más la argentinidad quedaría envuelta en la desconfianza y, en algunos casos en la incredulidad, y por qué no sospechas de complicidades y tapaderas, como lo fuera con los sonados casos de la AMIA, Nisman, Venta de Armas a Croacia y Ecuador, sólo por citar algunos ejemplos.

Finalmente, Argentina se encuentra envuelta en una guerra de servicios; oficiales y extraoficiales.

¿Quién es verdaderamente Marcelo D'Alessio, agente de la DEA, abogado o espía de la AFI?

Escuchas ilegales, inteligencia y contrainteligencia; jueces que son visitados por personal de la AFI para que detengan a dirigentes sindicales a cambio de “premios”; políticos, empresarios y periodistas investigados de manera oficiosa; carpetazos al por mayor; amenazas; extorsiones; interferencia directa del Poder Ejecutivo sobre el Judicial; y, un sinfín de tropelías que conculcan de manera artera los derechos y garantías de la Constitución Nacional y, que vejan alegremente las disposiciones de la CSJN en los leading case “Halabi” y “Rizzo”, fallos que oportunamente distinguieron a la República y que son estudiados en todas las facultades de Derecho del mundo libre.

Ramos Padilla ha abierto la caja y el Gobierno brega por cerrarla o, al menos, tratar de taparla... Pero los griegos hace 2.500 ya le relataron a las generaciones venideras como concluye la historia de la caja que fuera abierta por Pandora.

*Abogado y periodista (@DrJorgeRizzo).


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4755

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.