viernes 20 de mayo de 2022
INTERNACIONAL Guerra en Europa
23-03-2022 21:39

A un mes de la invasión de Rusia sobre Ucrania, las claves del conflicto que desató una crisis humanitaria sin precedentes

Es la invasión terrestre más grande y la peor crisis humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial. Los bombardeos en las grandes ciudades ucranianas no cesan en medio de la profundización del boicot económico y cultural contra el país euroasiático.

23-03-2022 21:39

Se cumple un mes desde que Rusia invadió Ucrania y pateó el tablero multilateral desatando la mayor crisis humanitaria en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. En medio de infinitas acusaciones cruzadas entre Kiev y Moscú, el asedio sobre las grandes ciudades ucranianas no cesa a pesar del boicot internacional contra el país euroasiático, cuyos ataques ya provocaron cientos de civiles fallecidos y miles de heridos.

El pasado 24 de febrero por la madrugada, el presidente ruso Vladimir Putin ordenó una "operación militar" sobre Ucrania que puso en vilo al mundo. En pocos días las tropas rusas avanzaron desde el sur hacia dentro del territorio ucraniano, tomando el control de varias ciudades y centrales nucleares e intensificaron los ataques contra ciudades portuarias estratégicas.

En medio de las negociaciones para el alto al fuego, la invasión rusa continúa a un mes de haber sido iniciada a pesar de las sanciones de la comunidad internacional, liderada por Estados Unidos y sus aliados de la OTAN, cuya política de no-intervención militar en el conflicto le valió la crítica del presidente ucraniano Volodimir Zelenski en reiteradas ocasiones.

 20220312_ucrania_refugiados_cedoc_g
A un mes de iniciada la guerra, más de 3 millones y medio de ucranianos huyeron del país (Acnur).

Los motivos de la invasión de Rusia sobre Ucrania

El origen del conflicto entre Rusia y Ucrania tiene múltiples aristas, sin embargo, la escalada de tensión que decantó en la invasión rusa se dio en los últimos meses del 2021 tiene que ver con la posibilidad de que Ucrania se adhiriera a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), en medio de las advertencias de Rusia por el riesgo a su seguridad que implicaría la presencia de tropas de la alianza de defensa occidental en la frontera.

El punto de inflexión se dio luego de que el 22 de febrero Rusia reconociera la independencia de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk, en la región conocida como Donbás situada al este de Ucrania, en guerra desde 2014 con las ciudades separatistas y prorrusas tras perder su control.

Ucrania mapa zonas separatistas 20220323
El 22 de febrero Rusia reconoció la independencia de Donetsk y Lugansk, dos regiones del este de Ucrania autoproclamadas repúblicas independientes.

Valiéndose de distintos argumentos, entre ellos el presunto genocidio ucraniano contra los independentistas de esa región, el presidente ruso, Vladimir Putin, emitió un mensaje televisivo en el que comunicó una "operación militar" contra Ucrania durante la madrugada del jueves 24 de febrero, con el fin de "desnazificar" y "desmilitarizar" el país, en una maniobra que había sido anticipada por medios occidentales.

Desde distintos puntos fronterizos, las tropas rusas comenzaron a bombardear distintas ciudades ucranianas ese mismo día mientras que el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, decretó la Ley Marcial en todo el territorio e instó a la población a defenderse con bombas molotov. La invasión recibió una condena internacional generalizada (con excepción de algunos países, entre ellos China, India y Brasil) y una catarata de sanciones para presionar a Rusia.

Ucrania cambiará el orden mundial, pero no como esperaba Putin

El avance ruso y el asedio de Mariupol

Con complicidad del gobierno de Bielorrusia, las tropas rusas avanzaron hacia Kiev a lo largo de la orilla occidental del río Dniéper, en un intento de rodear la ciudad desde el oeste. Por otro lado, rápidamente tomaron el control de la planta nuclear inactiva de Chernobyl, y más adelante la central más grande de Europa, Zaporiyia, un punto clave para doblegar a Ucrania, cuya electricidad depende en gran parte de la energía nuclear. 

Ante el incendio en las inmediaciones de la central nuclear Zaporiyia, y en medio de acusaciones entre Kiev y Moscú, la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA) -encargada de mediar entre ambos países- advirtió que la preocupación no es una "guerra nuclear" sino las consecuencias indirectas del conflicto armado y el riesgo de un "accidente nuclear" como el de Chernobyl que obligaría a "evacuar a toda Europa", según las declaraciones de Zelenski.

Hospital infantil de Mariupol 20220309
El bombardeo contra el Hospital materno infantil de Mariupol recibió la condena internacional.

Sangre, destrucción y muerte: la batalla de Járkov, en 50 fotos impactantes

Desde el inicio de la asimétrica guerra, grandes ciudades como Járkov, Odessa y Mariupol continúan asediadas por las fuerzas rusas frente a una inesperada resistencia de Ucrania, que desde el inicio del conflicto recibe asistencia militar por parte de sus aliados occidentales, a pesar de su negativa de intervenir en el conflicto armado y de la advertencia del presidente Zelenski acerca de que su país será la puerta de Vladímir Putin "para entrar en Europa".

A pesar de la incalculable superioridad de las fuerzas rusas sobre las ucranianas, a 30 días de la guerra todavía no pudieron tomar control de la estratégica Mariupol. Esta ciudad portuaria en las orillas del mar de Azov y cercana a Crimea -anexada por Rusia en 2014- es además un enclave de la industria metalúrgica de Ucrania, y resiste a pesar de los bombardeos. Según fuentes oficiales, desde el 80% de su infraestructura fue destruida y 100 mil civiles están atrapados sin servicios públicos.

Negociaciones Rusia - Ucrania: acusaciones cruzadas

Putin y Zelenski
El presidente ruso, Vladimir Putin, y su par ucraniano Volodimir Zelenski.

Con su retórica habitual, el presidente ruso Vladimir Putin aseguró que no es su intención "ocupar Ucrania" sino desmilitarizarla, y criticó directamente a su par ucraniano, Volodimir Zelenski, a quien trató de "drogadicto" y "neonazi"

En medio del avance de las negociaciones, el encuentro del 10 de marzo en Turquía entre los ministros de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, y de Ucrania, Dmytro Kuleba supuso el primer contacto de alto nivel entre las dos partes desde el comienzo de la invasión.

Los sucesivos encuentros bilaterales permitieron avanzar en un plan de 15 puntos que garantizaría un alto el fuego y la retirada de los rusos siempre que el gobierno ucraniano se comprometa con la neutralidad frente a la OTAN y la reducción de sus fuerzas armadas.

La crisis humanitaria en Ucrania

ucrania
Cientos de civiles ucranianos y periodistas de otros países murieron a causa de los ataques.

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), ya son 3,6 millones los ucranianos que huyeron del país desde la invasión, una cifra que continúa en aumento y podría llegar a los 5 millones según estimaciones oficiales. En tanto, la mayor parte de los refugiados se instalaron en países vecinos al oeste de Ucrania, en Polonia, Hungría, Moldavia, Rumania y Eslovaquia.

Además, Ucrania informó que 115 niños murieron desde el inicio de la invasión, que se suman a los más de mil civiles y periodistas internacionales que murieron a causa de los bombardeos contra la infraestructura, un número similar al difundido por la ONU. "Estos números no son cifras, sino la escala del dolor y los destinos rotos de cientos de familias ucranianas", publicó el Parlamento en Twitter.

Armas biológicas: Joe Biden alertó sobre las intenciones de Putin en la guerra con Ucrania

La condena internacional y el bloqueo contra Rusia

"Vamos a defender cada centímetro del territorio de la OTAN. Pero no vamos a pelear una guerra contra Rusia en Ucrania. Un enfrentamiento directo entre la OTAN y Rusia será la tercera guerra mundial. Es algo que debemos esforzarnos en evitar", señaló el viernes 11 de marzo el presidente Joe Biden, algo que fue criticado posteriormente por su par ucraniano ante el Congreso norteamericano.

En esa linea, el presidente de la -todavía- primera potencia mundial y líder del mundo liberal anunció mayores sanciones a las ya impuestas para presionar a Rusia para el alto al fuego, en medio de la retirada masiva de empresas y el boicot financiero, económico y cultural que rige contra el gigante euroasiático. 

La agresión rusa sobre Ucrania supuso un golpe al multilateralismo, en el que los principales organismos internacionales se vieron impotentes para doblegar la voluntad de Putin, en especial la ONU, cuya Asamblea General evitó condenar a Rusia pero "deploró" su accionar y le "exigió" el cese de las hostilidades.

cp