INTERNACIONAL
Tensión internacional

Rusia advierte que la confrontación con la OTAN es “inevitable” si envían tropas a Ucrania

Luego de que el presidente francés comentara la intención de enviar tropas terrestres al campo de batalla, el Kremlin alertó a Occidente que esa decisión provocaría un “recrudecimiento del conflicto”.

otan
| otan

Las autoridades de Rusia rechazaron este martes las palabras del presidente francés, Emmanuel Macron, sobre un posible despliegue de tropas en Ucrania y advirtieron que el envío de militares de países miembro de la OTAN solo provocaría un “recrudecimiento del conflicto”.

Esta advertencia se da un día después de que Macron señalara la intención de mandar equipos militares hacia el centro del conflicto. "Hoy no hay consenso para enviar tropas terrestres, pero en la dinámica no hay que excluir nada", señaló el presidente francés durante su intervención en la Conferencia de Apoyo a Ucrania celebrada en París.

En respuesta, Dimitri Peskov, portavoz del Kremlin, alertó que existe un claro riesgo de "recrudecimiento y conflicto directo con la OTAN si aparece una alianza militar en territorio ucraniano" y afirmó que "estos países deben evaluar y preguntarse si esto responde a sus intereses y al interés de sus ciudadanos".

La OTAN se siente más fuerte ante Rusia: Suecia se unirá a la organización tras la aprobación de Hungría

El portavoz respondió también a la pregunta de si la presencia de tropas de países miembros de la OTAN en Ucrania desembocaría en una confrontación directa entre la Alianza atlántica y Rusia. "En ese caso tendríamos que hablar no de una posibilidad, sino de la inevitabilidad" de esa confrontación, dijo.

Por su parte, el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, aseguró que la idea de crear una coalición para el envío de misiles de largo alcance a Ucrania es una "decisión suicida". "Por primera vez desde el inicio de todas estas conversaciones sobre cómo apoyar a Ucrania, el presidente Macron anunció la creación de una especie de novena coalición de misiles para alcanzar territorio ruso, lo cual sería un suicidio en caso de ser confirmado", advirtió.

La declaración de Macron y el descreimiento de confrontación con Rusia

Luego de incentivar al envío de tropas a Ucrania, Macron aseguró que esta decisión es fundamental para poder frenar el avance de Rusia sobre Occidente."Haremos todo lo necesario para que Rusia no pueda ganar esta guerra. Y lo digo con toda la humildad que hay que tener cuando nos fijamos en los dos años que acaban de pasar", argumentó. 

otan

"Según nuestro análisis (...). Rusia continúa la guerra y su conquista territorial, contra Ucrania pero contra todos nosotros en general (...). Estamos convencidos de que la derrota de Rusia es esencial para la seguridad y la estabilidad en Europa", remarcó.

Este martes el ministro de Exteriores de Francia, Stéphane Séjourné, insistió que la posible presencia de "tropas occidentales" en Ucrania "no supone una confrontación" con Rusia, unas palabras con las que trató de aclarar los comentarios realizados la víspera por el presidente Macron, que dijo no descartar el envío de tropas a territorio ucraniano.

Así, reiteró que la presencia de estas tropas no tendría por qué "cruzar el umbral de la beligerancia" y aseguró que las polémicas declaraciones del presidente se enmarcan en un contexto de amplia "agresividad" por parte de Rusia, que llevan a Occidente a "considerar nuevas acciones para apoyar a Ucrania".

Zelenski dijo que 30.000 soldados ucranianos murieron en la guerra y no 300.000, como dice Putin

La negativa de los miembros de la OTAN para enviar tropas a Ucrania

Moscú aclaró que está al corriente de la postura de Macron "respecto a la necesidad de infligir una derrota estratégica a Rusia". "Nos hemos dado cuenta de que la idea de enviar personal militar a Ucrania se ha abordado de forma indirecta, pero también de que existe un gran número de opiniones sobre este asunto, que no hay consenso", dijo.

Asimismo, aseguró que hay "un gran número de países (...) sostienen la idea justa de que existen potenciales peligros a la hora de tomar medidas que puedan llevar a una implicación directa en el conflicto, a una implicación en el campo de batalla".

En esta misma línea, este martes Estados Unidos se opuso a enviar grupos militares a Ucrania para combatir al Ejército ruso. El portavoz del Departamento de Estado, Matthew Miller, señaló que el presidente estadounidense, Joe Biden, "dejó claro, incluso dos años antes de que empezara la invasión rusa de Ucrania, que no enviará tropas estadounidenses a luchar" a territorio ucraniano.

A dos años de la invasión, Zelenski pide más apoyo de Occidente ante una Rusia que avanza

Preguntado por un posible debate al respecto dentro del seno de la Alianza Atlántica, Miller indicó que "cada país es libre de hablar según sus propios intereses", si bien tanto Biden como el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, señalaron que no hay planes de mandar tropas de combate a Ucrania.

Autoridades de varios Estados miembros de la OTAN siguieron esta posición. En el caso de España, la portavoz del Gobierno, Pilar Alegría, aseguró que no están de acuerdo con lo planteado por el presidente francés. Por su parte, el primer ministro de Polonia, Donald Tusk, puntualizó que "no planea enviar soldados polacos a Ucrania" durante una rueda de prensa con su homólogo checo, Petr Fiala, en Praga.

El Gobierno argentino condenó "la agresión militar de Rusia a Ucrania" y pidió que "cese la violencia contra civiles"

El canciller alemán, Olaf Scholz, afirmó que los países de la alianza "coinciden en la necesidad de hacer más por Ucrania", un país que "necesita armas, munición y defensa aérea", según ha indicado en un mensaje difundido a través de su cuenta en la red social X. Sin embargo,señaló que "una cosa está clara" y es que "no habrá tropas terrestres de los países europeos ni de la OTAN".

El primer ministro de Suecia, Ulf Kristersson, descartó previamente enviar tropas a Ucrania y señaló que se ceñirá a la entrega de equipamiento militar tras la ratificación del Parlamento de Hungría a la entrada del país en la Alianza.