jueves 28 de octubre de 2021
INTERNACIONAL ofensiva demócrata
09-01-2021 23:33
09-01-2021 23:33

Aislado y ‘muteado’, Donald Trump se expone a un nuevo impeachment

Bloqueado en las redes sociales, su herramienta clave de comunicación, Trump podrá ser el primer presidente en sufrir dos pedidos de juicio político.

09-01-2021 23:33

Un Donald Trump “muteado” y sin posibilidad de acceder a las redes sociales, una de las herramientas claves con las que construyó su capital político, y cada vez más aislado dentro del Partido Republicano tras el asalto al Capitolio protagonizado por una turba de su seguidores, se enfrentaba ayer a la posibilidad de sufrir un segundo intento de impeachment que los demócratas están terminando de definir y quieren presentar mañana. 

Pese a que restarán menos de diez días para que Donald Trump deje la Casa Blanca -el 20 de enero al mediodía, en una ceremonia a la que ya adelantó que no asistirá- la oposición del Partido Demócrata insiste en presentar el segundo juicio de destitución en su contra, un hecho inédito en la historia de los Estados Unidos.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, subrayó la importancia del pedido de impeachment a pesar del poco tiempo de mandato que le queda a Trump, porque el presidente “está perturbado, trastornado y es peligroso: debe irse”, tuitéo la legisladora demócrata. 

El impeachment no destituirá a Donald Trump: busca que no vuelva al poder

Nancy Pelosi aseguró que mañana presentará el pedido, a menos que Donald Trump renuncie, lo que no parece probable, o el vicepresidente, Mike Pence, invoque la 25 enmienda, Los demócratas quieren acelerar un proceso que normalmente lleva semanas. No obstante difícilmente podrían completarlo antes de que asuma Joe Biden.

Peligro

El texto del juicio político que se presentará mañana responsabiliza directamente a Trump por el atwaque al Capitolio, que provocó cinco muertos, entre ellos un policía. “El presidente Trump puso en grave peligro la seguridad de Estados Unidos y sus instituciones de gobierno. Amenazó la integridad del sistema democrático, interfirió en la pacífica transición del poder y puso en peligro a una rama coordinada del gobierno”, afirma el documento.

Trump, que había convocado a sus seguidores a protestar el miércoles en Washington por el resultado de las elecciones en las que fue derrotado, se ha mantenido desafiante; incluso tras difundir un video el jueves en el que prometió una “transición ordenada” al gobierno de Biden, en el que también advirtió: “esto es solo el comienzo de nuestra pelea”.

Trump ya fue sometido a un juicio político en 2019, pero no resultó condenado. El proceso requiere en primer lugar la aprobación de la mayoría de la Cámara de Representantes, que está en manos de los demócratas, y luego el voto de dos tercios del Senado.

Trump defiende sus comentarios previos al caos en el Capitolio

Llegar a esos dos tercios parece difícil debido a que la Cámara Alta está dividida de forma muy ajustada. Varios republicanos que apoyaban a Trump expresaron, sin embargo, su disgusto por el ataque al Capitolio, lo que no quiere decir que aprobarían su destitución.

Es muy difícil que el proceso de destitución pueda completarse antes del 20 de enero. Sin embargo, la Constitución autoriza a los representantes presentar cargos y proceder directamente al debate en pocos días, para luego pasar al Senado que realizaría el juicio político, inclusive después de que Trump deje su cargo. De ser hallado culpable, los senadores podrían votar una resolución para inhabilitarlo para cargos políticos. 

Abogados

Los profesionales que defendieron a Trump en el primer juicio político que enfrentó, en enero de 2019, están divididos sobre la posibiildad de que el magnate enfrente un nuevo proceso de impeachment.  El célebre abogado Alan Dershowitz, que lideró el equipo legal del presidente en 2019, estimó que el discurso en el que según sus críticos Trump incitó a sus seguidores a atacar el Capitolio está “constitucionalmente protegido”, y adelantó que será “un hono y privilegio” si vuelve a ser convocado para defender al magnate. 

“Lo que Trump dijo estuvo protegido por la Primera Enmienda y tampoco entraría bajo la enmienda 25. 

“No está incapacitado para gobernar y es un gran peligro atacar a la Contitución por motivos políticos”, dijo Dershowitz. 

Donald Trump vuelve a ubicar a Cuba entre los países "patrocinadores" de terrorismo

Sin embargo, otro de los abogados que defendió a Trump en el primer juicio político, Robert Ray, advirtió que en esta oportunidad el pedido está mejor fundamentado.

“A diferencia de la última vez, donde ni siquiera pudieron definir un delito, me imagino que se podría redactar un pedido de juicio político con el argumento legal de que el presidente ayudó, instigó o provocó un motín”, dijo Ray. 

Joe Biden

Muchos demócratas y por lo menos una legisladora republicana, la senadora Lisa Murkowski, pidieron la renuncia de Trump para así evitar el engorroso procedimiento de un juicio político en su última semana en el poder. No obstante, se reportó que Trump se mantiene desafiante en sus conversaciones con sus colaboradores.

El viernes, el portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere, rechazó el intento de impeachment. “Este es un tiempo de sanación y unidad como una Nación. Un impeachment políticamente motiviado conta un presidente que ha hecho un gran trabajo, a 12 días de que concluya su mandato, sólo sevirtá para dividr aún más a nuestro gran país”.

Trump dijo que jamás instó a atacar la sede del Congreso durante la reunión en la que los legisladores debían ratificar la victoria de Biden en las elecciones de noviembre. Alegó que solo estimuló una protesta pacífica contra las elecciones que, sin dar pruebas, considera fraudulentas.

Donald Trump, The Wall y los Tíos Dorsey y Zuckerberg

En la caótica invasión del Capitolio, una de sus simpatizantes murió de un balazo, legisladores periodistas y funcionarios debieron buscar refugio, un policía del Capitolio resultó herido de muerte y los intrusos vandalizaron el histórico edificio. Aliados de Trump instaron a Biden a pedir a legisladores demócratas que desistan del enjuiciamiento.

“Pido al presidente electo Biden que levante el teléfono y llame a Nancy Pelosi y al Escuadrón para terminar con este segundo juicio político”, dijo el senador Lindsey Graham en alusión a la presidenta de la Cámara de Representantes y a cuatro representantes demócratas progresistas que suelen ser el blanco favorito de los políticos de derecha.

Biden, empero, optó por hacerse a un lado. “El Congreso hará lo que decida hacer”, dijo, y adelantó que su prioridad hoy es avanzar en la preparación de un plan para una mejor distribución de las pandemias contra el coronavirus y de otro para estimular la recuperación de la economía.