lunes 06 de febrero de 2023
MODO FONTEVECCHIA POLÍTICAS ECONÓMICAS

Carlos Melconian: "Hasta hace cinco meses el Gobierno era un club que no juntaba 11 para jugar un partido"

El ex presidente del Banco Nación hizo un balance de la gestión de Sergio Massa como ministro de Economía y apostó a las metáforas futboleras. "Massa se está confirmando como un Caruso Lombardi: no importa cómo juega, al final te salva del descenso", afirmó.

27-12-2022 10:43

El economista Carlos Melconian sostuvo que la unidad es fundamental para empezar a resolver los problemas económicos del país. "Una sola persona no lo puede hacer, hay que nutrir con muchos talentos un equipo", resaltó. A su vez, en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9), aseguró que "para las reformas que necesita Argentina hay que ser disruptivo, pero con Banco Central".

Alguna vez hiciste referencia a Sergio Massa como si fuera un Caruso Lombardi, que venía a salvar del descenso al equipo presidencial. ¿Cómo creés que le está yendo en la conducción?

Fue un ejemplo para nada agresivo. El contexto, el tiempo y la situación en general, nos dirá si es un Pep Guardiola o un Caruso Lombardi. Uno jugó miles de finales de Champions y el otro sirve para momentos determinados, cumpliendo objetivos. Puede ser tomado como un elogio.

Massa se está confirmando como un Caruso Lombardi: no importa cómo juega, al final te salva del descenso. A esta altura, hasta lo mira con cariño el presidente del club.

Hay una visión de que la sociedad está demando cambios porque la situación económica no da para más. Caruso te cruza de lado, pero no se puede seguir así. ¿Es así o, en un hipotético escenario, si este Caruso ganara las elecciones podría seguir con estas políticas económicas otros cuatros años más?

Si ganara las elecciones Massa, no podría seguir con estas políticas económicas. Siguiendo con la metáfora, hay que ver si Caruso sigue siendo competitivo para esa aventura.

Blanqueo de Capitales: qué dice el proyecto de Sergio Massa y a quiénes beneficia

Además, recordemos que estaba muy maltratado, pero como te salvó del descenso, lo sacaron de la silla eléctrica y pudo continuar en la rosca futbolística. No es menor. Tener un resultado macro positivo, convertirte en competitivo y solucionar el problema político del club, no le alcanza. Hasta hace cinco meses el Gobierno era un club que no juntaba 11 para jugar un partido.

Jaime Durán Barba insiste que nadie gana una elección prometiendo ajuste y que se confunde el crecimiento de la derecha con la ortodoxia económica. ¿La sociedad quiere ese cambio y, de no ser así, se puede producir más allá de los deseos sociales?

No quiero opinar públicamente de ideas obsoletas. Hay un buen ejercicio, en términos de cambio, que ampliaría: las iniciativas de la primera parte de los noventa se conjugaron más de una demanda.

Son tres cosas importantes: la demanda siempre tiene que estar. También está la oferta y el liderazgo. El tercer elemento son las condiciones coyunturales. Queremos forzar un modelo basado en un patrón internacional. Pero siempre es un conjunto de cosas. Si voy a esperar que la demanda me diga que tengo hacer, habría un millón de candidatos a presidente.

Una inflación “mentirosa” y el show de las “good news” atraen poco a una sociedad descreída

La fórmula de los ministros de Economía presidenciables

Se dice que sos difícil para un presidente debido a tu carácter autónomo e indómito. ¿Habrá un ministro de Economía con carácter o se tendrá que ser presidente si se quiere implementar una política económica?

La única que te podía decir eso es mi vieja y murió hace mucho tiempo. Viene muy bien la llegada del presidente del Banco Central de Perú, Julio Velarde. Siempre caemos contra un Cavallo o un Lavagna. Pero cuando aparece un Cavallo, hay un Menem también.

Pero cuando aparece un Cavallo o un Lavagna, luego es candidato presidencial, no parece casual. 

Pero el periodo que viene ni siquiera es para eso. Lo único que pedí siempre es poder decirle las cosas al presidente. No es lo mismo ser alcahuete que ser orgánico. Debemos ver si podemos separar una cosa de la otra.  Tenemos que trabajar en conjunto con la política. Para las reformas que necesita Argentina hay que ser disruptivo, pero con Banco Central, dentro del sistema.

Roberto Lavagna y Sergio Massa
Roberto Lavagna y Sergio Massa

Parte de la problemáticas argentina es que, desde hace 20 años, no tenemos un ministro de Economía de verdad, porque los presidentes prefieren elegirlos más débiles.

No hay chances de que una sola persona resuelva este tema, hay que nutrir con muchos talentos un equipo, deben ser jugadores que puedan resolver.

Pensando en Horacio Rodríguez Larreta, debe ser un problema para quien es economista tener uno que crea que sabe más que él.

Está mal que piense así, podés tener amplitud de criterio.

José Luis Manzano: "Veo a Sergio Massa como un joven Lavagna con futuro político"

¿Si Massa cumple el papel de Caruso Lombardi, vos como ministro de Economía serías Pep Guardiola?

Dios te oiga porque, si fuera el Pep Guardiola de la Economía, sería el éxito de la Argentina, pero hay que demostrarlo. Y no cualquiera se anima a salir a la cancha, por eso no hay que subestimar a Caruso. "No hay que escupir para arriba, que Dios te castiga", decía mi vieja. Siempre muy humilde. 

AO JL