miércoles 08 de febrero de 2023
MODO FONTEVECCHIA PROYECCIÓN DE LA ECONOMÍA

Diego Coatz: "Ojalá que este 4,9% de inflación, logrado por Sergio Massa, sirva para consolidar una baja"

El Director Ejecutivo de la Unión Industrial Argentina analizó la actualidad económica nacional y la coyuntura industrial en particular. "El desafío es no alimentar más la fragmentación social y productiva del país y la región", subrayó en Modo Fontevecchia.

16-12-2022 11:18

El economista Diego Coatz remarcó la desaceleración inflacionaria y explicó el impacto externo en la economía nacional. "En países como el nuestro, cuando hay un shock externo, no hay mecanismo para amortiguarlo". A su vez, enfatizó las principales áreas que la Argentina debería apostar para una mejora que perdure en el tiempo, en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9).

¿Sergio Massa está enderezando el barco mientras estamos viendo el Mundial?

Estamos terminando un año que estuvo complicado, hasta hace algunos meses, con la brecha cambiaria y con cierta inestabilidad financiera vinculada a las reservas. Ahora estamos un poco más tranquilos. La economía es confianza y una mezcla de buenas políticas macroeconómicas a lo largo del tiempo. Es un proceso largo esto.

¿Esperabas un 4% adelante en la inflación de este mes que pasó?

Esperaba una desaceleración, pero el 4% adelante fue mejor de lo esperado.

¿Creés que es posible llegar al otoño con un 3% adelante en la inflación?

Es difícil de proyectar. Ojalá que este 4,9% de inflación, logrado por Sergio Massa, sirva para consolidar una baja. Hay un elemento importante en esta aceleración: la inflación mundial. En países como el nuestro cuando hay un shock externo no hay mecanismo para amortiguarlo.

Inflación: ¿qué esperan los economistas tras conocerse el dato de noviembre?

Hay múltiples variables para seguir: se han recompuesto las reservas, pero es difícil que se consolide en el tiempo. Y también está el factor climático al respecto de las cosechas.

Hay una tendencia mundial a la inflación con doble dígito, pero se espera que el año que viene sea menor. ¿Esto ayudaría que la Argentina tenga 10% menos de inflación en 2023?

Siendo optimista, debería ir por ese camino. Después hay otras cuestiones. Hay que trabajar para que baje y se mantenga así los próximos años. También es necesario bajarla sin generar tensiones a futuro, por eso se recomienda que sea gradual.

La mirada contrapuesta de los empresarios y los economistas

Hay un gran optimismo en los empresarios respecto al crecimiento el año próximo. ¿Percibís que tienen una mirada muy distinta a la que plantean ustedes, los economistas?

Hay dos agendas: una es la de corto plazo, la de coyuntura, en la que siempre nos lleva a un terreno más negativo. Y la otra es más estratégica, en donde se están logrando consensos para aplicar ciertas políticas de Estado en tres sectores clave, como la energía, los alimentos y la economía del conocimiento. Si se logran desarrollar estos vectores como generadores de dólares, la Argentina puede ser optimista.

Preocupación en la industria pyme por la caída de pedidos para 2023

Esto los grandes empresarios lo pueden observar, ya que son grandes drivers de acumulación. Y por otro lado, después de tres años muy malos en la productividad, venimos de dos años de recuperación industrial muy importante. La pregunta es si se puede lograr una transición ordenada para que se sigan gestando estos mismos procesos para que colaboren en la macro.

Las tres tendencias mundiales que marcan el ritmo industrial

¿Se podría decir que cuando uno escucha a los economistas parecen estar a favor de las recetas de la oposición y los empresarios (y la UIA en particular) están a favor del oficialismo?

No creo, esos debates dicotómicos no tienen sentido. Nuestro sector defiende políticas de Estado y líneas industriales que pueden ser tomadas por los diferentes economistas o los políticos que toman la decisión. En los últimos años la pandemia afecto menos a la producción que a los servicios, es decir, cada contexto tiene su realidad. Es un mundo que da oportunidades pero también desafíos.

Hay tres grandes tendencias mundiales en el mundo industrial que está transformando la realidad productiva. La primera es la tensión entre China y Estados Unidos y las nuevas cadenas de valor, en donde México y el Mercosur tienen una oportunidad de ganar espacio industrial en Medio Oriente.

Tres de cada cuatro productores consideran que no es momento para invertir

Lo segundo tiene que ver con la industria 4.0: hoy el mercado de inteligencia artificial es de casi 150.000 millones de dólares y en diez años va a ser veinte veces más. Y la mitad de las patentes son chinas, o sea, que ya hay un cambio en la concepción de los procesos productivos que llegó para quedarse.

Y lo tercero tiene que ver con la producción sustentable, que se vincula con la transición energética, en donde la Argentina tiene una gran oportunidad aunque sea costosa. Nuestro país ha avanzado bastante en estos temas, pero el gran problema que tiene la industria hoy es que está partida, como toda la sociedad.

AO JL