miércoles 28 de septiembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA POLÍTICA Y RELIGIÓN

Reclamos, advertencias y desafíos: los mensajes de la marcha de San Cayetano para el Gobierno

La sexta marcha anual por el patrono católico San Cayetano reunió en la calle a todos los movimientos aliados del Gobierno. Malestar por la falta de anuncios y amagues en medio de una negociación silenciosa.

08-08-2022 14:04

Los movimientos sociales aliados del Frente de Todos se movilizaron este domingo para protagonizar desde las calles una nueva conmemoración de San Cayetano, el patrono del trabajo para la Iglesia Católica Argentina.

Por sexto año consecutivo marcharon desde la parroquia ubicada en Liniers y se concentraron en la esquina de las avenidas 9 de Julio y Avenida de Mayo con un discurso que, a diferencia de los años anteriores, estuvo concentrado en ventilar la desazón que respiran ante la ausencia de anuncios sociales por parte del flamante ministro de Economía, Sergio Massa

Tal como estaba previsto, en esta oportunidad confluyeron todos los espacios que integran la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), incluso el Movimiento Evita, liderado por su secretario general, Emilio Pérsico, que hace una semana opinó que no es el momento para reclamar la implementación del Salario Básico Universal, que es impulsado por el Frente Patria Grande, liderado por Juan Grabois.

En ese proyecto no están solos. También cuenta con el respaldo de otros movimientos aliados del oficialismo, como la Corriente Clasista y Combativa (CCC), que conduce el diputado nacional Juan Carlos Alderete

Las diferencias internas existen pero no pusieron en riesgo la asistencia a la movilización, que es considerada como el mayor punto de coordinación y continuidad entre esos espacios desde que se articularon, en torno a esta fecha religiosa, para protestar contra las políticas sociales del entonces presidente Mauricio Macri.

Macri volvió al Conurbano pero mantiene el misterio

Desde entonces han pasado seis años y ahora el foco de las críticas estuvo puesto en el flamante ministro de Economía, Sergio Massa. No lo nombraron, pero los principales oradores del acto central apuntaron contra la ausencia de definiciones del Palacio de Hacienda para los sectores populares, cada vez más golpeados por el incremento de la inflación. 

Dina Sánchez, del Frente Darío Santillán, fue una de las más incisivas para interpelar a la administración frentetodista sin mencionar al flamante ministro. “¿Qué pasa con el gobierno que militamos para sacar a Macri? ¿Cómo puede ser que después de seis años en los que la crisis y la deuda nos golpean a nosotros (pero fundamentalmente a nosotras, las que pusimos el cuerpo y hasta la vida en pandemia) sólo escuchemos respuestas para los mercados, las petroleras, es decir, los que se la vienen llevando en pala hace muchísimo tiempo?

El secretario general de la UTEP, Esteban “Gringo” Castro, no mencionó el nombre del tigrense, pero le apuntó cerquita. “Tenemos nuevo ministro de Economía. Parece ser el resultado de unanimidad del Frente de Todos, pero parece que los muchachos que tienen mucha plata están contentos, pero no anunciaron nada para los de abajo. Que nos vengan a auditar de las universidades, van a termnar militando con nosotros”, lanzó el dirigente.  

Sergio Massa cenó con Marc Stanley, el embajador de Estados Unidos en Argentina

Alderete, de la CCC, insistió en la necesidad de contener la inflación en forma urgente. “Se cagan en los acuerdos de precios: hay que ir al congelamiento y de ser necesario aplicar las leyes de abastecimiento y góndolas”, insistió el dirigente piquetero. Sin mencionarlo también apuntó a Massa, que fue reconocido durante años por su defensa de la norma que limita al peso de las grandes firmas en las góndolas. 

El mar de fondo de los discursos giran en torno al anuncio que hizo el Frente Patria Grande de que sus representantes se salgan de los bloques que tiene el Frente de Todos en Diputados y en las legislaturas de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires. No dejarán el frente oficialista, pero constituirían un bloque propio.

La bronca no sólo pasa porque no hubo una señal para avanzar con la creación del Salario Básico Universal (SBU), sino porque tampoco hubo ninguna mención sobre otras alternativas, como la implementación de un ingreso complementario para las familias que están bajo la línea de indigencia.

Esa posibilidad esta dentro de un proyecto que prepara la senadora cristinista Juliana Di Tullio. El texto podría ser una salida a la tensión planteada por los movimientos que amagaron con dejar los bloques oficialistas. Este lunes, en diálogo con Modo Fontevecchia, Grabois aseguró que están negociando al respecto, pero no aportó más detalles.

BL PAR