MODO FONTEVECCHIA
LA APERTURA DE MODO FONTEVECCHIA

Terremoto Milei: del mercado al supermercado

Las elecciones no sólo impactaron en el desplome de los bonos argentinos. Los sectores marginales también reaccionaron y volvieron a verse imágenes de los robos en grupo que remiten a las tristes jornadas de 2001 y 1989.

Milei
mILEI | Agencia NA

"Los saqueos de ayer evidencian un clima de enorme inestabilidad política y social, y a la vez, nos hacen recordar a la crisis del 2001", destacó Jorge Fontevecchia en la apertura de Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (101.9) del miércoles 23 de agosto del 2023

Más allá de las similitudes, hay un cuidado especial en mencionar la palabra "saqueo" para evitar que el reflejo de la situación en los medios de comunicación incentive a que se reproduzca. Desde hace varias décadas se empezó a discutir si era conveniente hablar de "suicidios" porque se considera que algunas personas pueden imitarlos tras enterarse de las noticias.

Esas normas podrían ser útiles en un contexto en el cual podría aislarse a una persona para que no se enterase de los hechos, ya que sólo existían los medios de comunicación tradicionales. Hoy, pareciera ser imposible que una noticia de esta magnitud no se replique a través de las redes sociales.

Gabriela Cerruti insistió con la responsabilidad de Milei en los saqueos y pidió "más responsabilidad"

Tanto en los saqueos de 1989, como en los del 2001, no existían los teléfonos celulares inteligentes. Recién en el año 2007 llegaría el primer dispositivo capaz de grabar y transmitir imágenes. 

La reacción de los mercados y de los sectores marginales

Ayer también se dio a conocer el informe del JP Morgan, uno de los bancos históricos de los Estados Unidos, titulado "Terremoto Milei". El triunfo del libertario generó una pérdida de los valores en peso de la Argentina, tanto la moneda, como los activos, bonos y acciones de las empresas. 

Frente a la incertidumbre, el mercado reaccionó haciéndole perder valor al país. Por su parte, los sectores marginales también reaccionaron, en este caso perdiendo sus límites inhibitorios y saliendo a hacer robos en grupos a supermercados.

Córdoba: duermen en sus comercios por miedo a los saqueos

También podría analizarse la idea de que si para que se cumpla el "que se vayan todos" hace falta "alguien que se los lleve" , tal vez Javier Milei sea el significante que se los puede llevar. El "rompan todo" también está omnipresente con un lenguaje que apela a cruzar los límites y generar violencia.

La historia de los saqueos en Argentina

Los saqueos no son una novedad en nuestro país. Si bien los gobiernos provinciales y nacionales definen los hechos de esta semana como “robos en grupo”, es posible recordar los eventos de 1989 y 2001.

En 1989 los saqueos comenzaron en los supermercados del Gran Rosario y se extendieron en todo el país. Cientos de comercios fueron asaltados por grupos de vecinos en el contexto de la hiperinflación. Además de los daños materiales, el saldo fue de catorce muertos, ochenta heridos y más de 600 detenidos.

Madrugada de tensión en Bariloche por un intento de saqueo bajo la fuerte nevada

En 2001, los ataques generalizados a los comercios volvieron a repetirse en todas las provincias y en Capital Federal, inclusive en zonas céntricas como Once y Constitución. En aquel entonces, el 11 de diciembre, el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires había informado, por ejemplo, que 700 personas se habían reunido frente a un supermercado Coto en Monte Grande.

Si bien al principio, los blancos elegidos fueron los grandes supermercados, la vigilancia impidió que resultasen saqueados. Luego, los grupos de vecinos fueron por los supermercados medianos y chicos, que normalmente son atendidos por la familia del dueño. La imagen de un propietario coreano llorando ante el súper vacío y diciendo “policía, nada”, marcó la memoria colectiva.

Para el Gobierno, hay grupos "incentivando" intentos de saqueos

Patricia Bullrich fue una de las primeras en referirse a los hechos de ayer y, así como no tuvo miedo en rememorar al 2001 usando la palabra "blindaje", tampoco esquivó la idea de "estado de sitio": "frente al caos, la solución es el orden. El gobierno está a cargo, tiene que ordenarse y, si necesita algo más, tendrá que llamar al Congreso y pedir medidas más drásticas frente a esta situación. Si se pierde el control, y el gobierno tiene que pedir estado de sitio, lo tiene que hacer".

Sergio Berni, ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, aseguró que, antes de los hechos, ayer ya había comenzado una campaña masiva en todas las redes sociales incitando al saqueo: “fue un bombardeo constante durante todo el día, pero sin incidentes. Recién a las últimas horas de la noche, cuando empezaban a cerrar los centros comerciales, se produjeron de manera coordinada varios intentos de robo en diferentes supermercados en los cuales la policía actuó rápidamente".

Saqueos | Aníbal Fernández armó un comando unificado y se despegó de Gabriela Cerruti

La vocera presidencial, Gabriela Cerruti, fue quien se encargó de explicitar que la difusión de los saqueos, incluso cuando se trata de una fake news, puede ser incentivo para que ocurra y aseguró que la situación está orquestada por el candidato libertario: "esto es una operación armada por Javier Milei que tiene como objetivo generar desestabilización e incertidumbre".

Seguramente Cerruti tenga algo de razón en su planteo. El problema es que, en la época de las redes sociales, los siete canales de noticias e incontables sitios de internet, es imposible que no se viralicen situaciones que generan temor.

La advertencia de los intendentes

Los intendentes también alzaron su voz para hablar de la situación que se vivió ayer. Ariel Sujarchuk, de Escobar, aseguró que se está reuniendo con sus pares para coordinar mecanismos de prevención y también denunció que los saqueos no fueron espontáneos: "hubo una sincronización para que todos los hechos se produzcan a la misma hora". Por su parte, Julio Zamora, intendente de Tigre, aseguró que todavía no se pudo encontrar un móvil político, pero se sorprendió con la cantidad de menores implicados.

La fulminante respuesta de Carolina Píparo a Gabriela Cerruti por los saqueos

En estos últimos años, también pudimos conocer voces de dirigentes políticos que presagiaban una situación de caos social. Mario Ishii, intendente de José C. Paz, en una entrevista en Periodismo Puro, se mostraba preocupado durante la época de pandemia y aseguraba que la situación de encierro podía generar una bronca similar a la del 2001, mientras que Juan Grabois en un enérgico discurso había pedido que haya políticas concretas para combatir la extrema pobreza: "hay algunos que estamos dispuestos a dejar nuestra sangre en la calle para que no siga habiendo hambre en la Argentina".

Uno de los protagonistas del 2001 que reapareció estos días fue Raúl Castells, quien reconoció haber aconsejado que se produzcan los saqueos: "la gente está saliendo a buscar comida, y si no la encuentra, nosotros le estamos diciendo que sin robar plata, ni romper nada, lleven lo que se pueda, aunque sea para poder canjearlo por comida".

Rumores de saqueos y cierre de comercios: día intranquilo en CABA y varias provincias

Cabe preguntarse por qué los saqueos se producen ahora y no hace 15 días, un mes o un año. Evidentemente, el hecho novedoso es el resultado electoral que en el mercado produjo una pérdida de valor de todos los activos argentinos, y en los sectores marginales produjo la pérdida de la inhibición.

El triunfo de Javier Milei trajo incertidumbre que cada sector expresa a su manera. Está claro que el candidato libertario no es el culpable, sino la consecuencia de una situación preexistente. Es el síntoma que produce una sensación de desasosiego generalizada que se cristaliza en él como significante.

"Se llevaron todo": saquearon e incendiaron un supermercado en Moreno

Hay un juego en la retórica de Milei con el "romper".  Entre el "que se vayan todos" y el "rompan todo" hay un sólo paso, Freud diría que es un proceso de metáfora y de metonimia. 

Así como alguna vez Carl Marx dijo que "la historia ocurre primero como tragedia y luego como farsa", esperamos que estos hechos sean apenas una farsa de lo ocurrido en 2001.

ADP JL