MODO FONTEVECCHIA
LA APERTURA DE MODO FONTEVECCHIA

Transición día 16: de Villarruel a Bullrich y Petri

Las áreas de Seguridad y Defensa no estarán a cargo de la vicepresidenta electa, como se especulaba durante la campaña de la Libertad Avanza, y la fórmula de Juntos por el Cambio desembarca en el gobierno que está a punto de asumir sus funciones.

Bullrich Petri Villarruel
Bullrich Petri Villarruel | Agencia NA

“Durante la campaña, la entonces candidata a vicepresidenta Victoria Villarruel hizo un vínculo entre las fuerzas militares de seguridad que se remonta a los más profundo de su propia intimidad, puesto que su padre y su tío formaron parte del ejército. Esto le permitió construir una plataforma que la llevó a la vicepresidencia", recordó Jorge Fontevecchia en la apertura de Modo Fontevecchia, por Net TV, Radio Perfil (AM 1190) y Radio Amadeus (FM 91.1) de este miércoles 05 de diciembre de 2023.

Tras la victoria de la fórmula encabezada por Javier Milei, se creía que la vicepresidenta iba tener injerencia sobre el área de seguridad, algo que finalmente no terminó sucediendo, así como tampoco en el ministerio de Defensa, tras las designaciones de Patricia Bullrich y Luis Petri.

En una película recién estrenada en cines se ve cómo Napoleón sofoca sin dudar una revuelta popular en defensa de la restauración de la monarquía para acabar con la república que emergió de la Revolución Francesa

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Bonaparte hace disparar los cañones contra la multitud sin importar si había mujeres, niños o ancianos. No cualquier político o dirigente es capaz de hacer esto. Hay límites humanos que muchos deciden no cruzar o saben que no podrían hacerlo. 

Sin embargo, hay momentos en los que las decisiones de un gobierno son tan antipopulares que son tentados a recurrir a este tipo de salidas represivas. Vale poner en contexto las diferencias de época y la valoración de la vida humana que es tan distinta en la tercera década del siglo XXI a lo que era en 1975.

La campaña de Patricia Bullrich: orden, fuerza y país normal

En uno de sus spots de campaña, Patricia Bullrich explicaba cuál era el tipo de políticas de control que ella llegaría a aplicar en caso de triunfar en las elecciones: "Si no es todo, es nada" era el slogan del spot que hacía hincapié en conceptos como "orden", "fuerza" y “país normal”.

¿Qué significa orden? ¿Hacer algo que nunca se hizo? ¿Qué significa "país normal"? Casualmente el Estado de sitio es algo que se aplica en los momentos extraordinarios. ¿Se estará refiriendo a eso? ¿Qué significa "defender el cambio en la calle"? 

Se podría decir que Napoleón también defendió el cambio en la calle cuando sofocó la revuelta popular. Cuando se habla de coraje, se alude al problema de las barreras subjetivas que se tienen al reprimir. Voy a confesar que a mí me tranquiliza que Patricia Bullrich sea ministra de Seguridad y Luis Petri asuma como ministro de Defensa y que no sean personas delegadas de Victoria Villarruel. 

Dentro de su posición dura, Patricia Bullrich tiene la experiencia de haber formado parte del gobierno de Mauricio Macri y, al mismo tiempo, una subjetividad que no está marcada por la dictadura y por los planes represivos que se aplicaban en esos años. En comparación con una posible gestión de Villarruel, es para alegrarse. 

Sin consenso, crece la coerción

El dirigente y teórico comunista Antonio Gramsci explicaba cómo las clases dominantes gobernaban a través del consenso y la coerción. Un gobierno hegemónico, es decir que ganó por consenso a la aplastante mayoría de la sociedad, para llevar adelante sus planes, no necesita tanto de la represión como un gobierno minoritario. 

Siguiendo con esta teoría, sería natural que un gobierno que tiene números históricamente bajos de diputados y senadores y que no posee ni un solo gobernador propio ensaye un giro represivo mayor. Allí está el nudo gordiano de la cuestión y cómo resolverá el gobierno de Javier Milei el rechazo que van a producir sus medidas. El 44% de la población votó en su contra, y quizás no se podría decir que el 56% votó a favor, sino que gran parte de ese electorado votó en contra del actual gobierno.

Además, el gobierno de Milei enfrenta una contradicción. Es un proyecto de transformación muy ambicioso y profundo, con recursos políticos escasos para llevarlo adelante, en relación a la cantidad de diputados y senadores. Tampoco tiene un importante partido con cuadros en cada barrio para convencer a la sociedad de sus planteos. 

Gramsci y Milei

En ese sentido, Juan Carlos Portantiero explicó mediante el concepto de "empate hegemónico", gran parte de las dificultades políticas que atraviesa nuestro país. Si bien Portantiero habló del periodo histórico que ocurrió desde la caída de Perón en 1955 hasta el golpe de 1976, hay autores que utilizan esta categoría para referirse a esta época. Este concepto explica cómo cada bloque político no tiene la fuerza para instaurar su modelo de país, pero sí logra vetar los intentos por imponer el proyecto de su adversario. 

Por tal motivo, se requiere apelar a la fuerza con el objetivo de disuadir a una parte de la sociedad que es oposición para que no lleve adelante este veto al proyecto que tiene cada uno de los sectores a los que les toca gobernar el país. 

La represión tiene como contraparte que pueden traer pérdida de legitimidad a un gobierno. En diálogo con Periodismo Puro, Sergio Berni aseguró haber tenido muchas discusiones dentro de su espacio político cuando se pensaba que la Gendarmería había tenido alguna participación activa en la muerte de Santiago Maldonado, mientras que Patricia Bullrich comparó aquella situación que vivió en su gestión con otra muerte que atravesó el ministro de la provincia de Buenos Aires: “Cuando me preguntaron por Facundo Astudillo yo dije que no había que prejuzgar

El rol de Luis Petri en el próximo gobierno

Una de las noticias más importantes de estos días de transición es el nombramiento de Luis Petri para el Ministerio de Defensa. De esta manera, la totalidad de la fórmula de Juntos por el Cambio quedó dentro del Gobierno de La Libertad Avanza. En una video que Petri hizo en Tik Tok sobre su trayectoria, se presentó como un experto en ciberseguridad.

Lo simpático y adolescente que puede ser una presentación de tik tok contrasta con lo que se analiza que será el rol de Petri en el nuevo gobierno. En una nota de Mariano De Vedia publicada ayer por La Nación se puede leer cómo una fuente del Ejército opina al respecto: “Va a ser un alfil de Bullrich para comprometer más a las Fuerzas Armadas en apoyo logístico a la seguridad interior”.

La no injerencia del Ejército en asuntos internos es un consenso básico de nuestra democracia desde 1983. Veremos de qué tipo de injerencia se estaría hablando. En la misma nota, De Vedia planteó: “Es probable que se fije el objetivo de avanzar en modificaciones a las leyes de defensa nacional y de seguridad interior, aunque prevalece el criterio de que esa misión llevará tiempo”. 

La derrota de la vicepresidenta

Uno de los temas que se trata desde hace tiempo tiene que ver con la idea de llevar al ejército a las fronteras y liberar a Gendarmería para que pueda actuar en los centros urbanos.

Quién sería la principal derrotada en estos nombramientos es Victoria Villarruel a quién se le había prometido que controlaría las áreas de Seguridad y Defensa: “Para La Libertad Avanza la seguridad es una prioridad. Somos el frente que en su plataforma electoral tiene 37 propuestas referidas a la seguridad, Juntos por el Cambio tiene 10, Unión por la Patria tiene cero” afirmaba la compañera de fórmula de Milei en el debate de vicepresidentes.

Bloqueos en Twitter, "ñoqui" y "gansadas": los cruces entre Victoria Villarruel y Luis Petri

Tras la victoria de La Libertad Avanza en las elecciones presidenciales, Victoria Villarruel visitó los edificios de la Policía Federal y Gendarmería, y en  diálogo con la prensa empezó a adelantar cuál sería su rol en relación con la seguridad: “Más allá de quién sea el ministro, siempre va a contar con mi gestión como presidenta del Senado” 

Otro de los temas cruciales tiene que ver con el crecimiento del narcotráfico. En su momento, Patricia Bullrich había hablado de mandar al ejército a Rosario y mover el ministerio de Seguridad a la ciudad santafesina: "Si a mí me tocase gobernar, entro al sur y a Rosario con las fuerzas de seguridad. No podemos seguir dejando que se expanda el narcoestado" 

Sin aparato político, los gobernadores son clave

Es muy probable que un gobierno sin gobernadores, con muy pocos senadores y un puñado de diputados, necesite contar con apoyos en las cámaras y, por lo tanto, también necesite el apoyo de los mandatarios de las provincias. 

La provincia de Buenos que tiene el 38% de la población, cuenta con dos senadores para el oficialismo, tal como ocurre en el resto de las provincias. Si el gobierno le quitase a la provincia de Buenos Aires gran parte de los recursos que le viene otorgando, le alcanzaría con la mitad de ese dinero para comprar las voluntades de 10 provincias chicas, pero que también tienen dos senadores. 

El problema sería que la provincia de Buenos Aires pasaría a ser el lugar de mayor carencia y donde se generarían las posibles luchas y revueltas que llegarían a la Capital Federal donde está el gobierno nacional y el propio gobierno de la ciudad de Buenos Aires: “Voy a dejar todo lo que tengo en que no ocurra más” afirmaba el electo jefe de Gobierno Jorge Macri respecto a los acampes y piquetes.

Nuevamente aparece el nudo gordiano. Las protestas se van a generar en Buenos Aires, mientras que el conurbano bonaerense va a ser el lugar donde más se sufra la quita de apoyo del gobierno nacional. Jorge Macri tendrá una doble responsabilidad, la seguridad propia y la del gobierno nacional. 

La figura de Bukele en el espejo del nuevo gobierno

Muchas veces se hace una comparación entre Javier Milei y Nayib Bukele, quien antes de ser presidente había tenido una larga carrera pública con muchos años de funcionario, a diferencia del presidente electo en argentina. Para Bukele: “todo el enfoque de los derechos humanos están enfocados en los delincuentes y a nadie le importan los derechos de la gente honrada”.

Es interesante destacar que Bukele habla de "gente honrada", al igual que en Argentina se habla de "gente de bien". Por su parte, Patricia Bullrich se refería a la gente que protesta como "delincuentes" y no las diferenciaba de las personas que roban, violan o matan. ¿Cuál es la fina línea que separa a "la gente de bien" con "la gente de no bien" y el delincuente?

Es difícil medir la eficacia que tienen las políticas de Bukele y sus detenciones masivas a miles de personas asociadas a Las Maras. Poniendo en contexto que la realidad de El Salvador es mucho peor a la nuestra, hay quienes dicen que, en realidad, la presencia de las Maras no bajó decisivamente y hay quienes aseguran que sí. 

Nayib Bukele: qué políticos argentinos apoyan al presidente salvadoreño que se burló de Petro por Milei

Lo que no deja duda es el retroceso institucional y democrático en El Salvador, de la misma forma en la que Bukele gana elección tras elección. El presidente del país centroamericano entró a la Asamblea Legislativa con las Fuerzas Armadas, curiosamente algo que también hizo Napoleón, y amenazó a los diputados diciendo que si no aprobaban un préstamos que él había pedido, disolvía el Congreso. Los parlamentarios finalmente accedieron. 

Además, es conocido que organizaciones de la sociedad civil tuvieron que irse directamente del país y que el periódico digital El Faro tuvo que mudar sus oficinas a Costa Rica por las amenazas y ataques del gobierno de Bukele

Distinto a esto es el modelo de tolerancia cero del ex alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani que se refería a los delitos de las pandillas y el narcomenudeo, no a la represión de la protesta social. “Antes de las políticas de Tolerancia Cero, los crímenes estaban en su máximo histórico” celebraba el ex dirigente que fue mencionado por los candidatos argentinos en el debate presidencial.

Los funcionarios del gobierno actual que podrían quedarse con Javier Milei

A mí me tocó vivir en Nueva York en el primer lustro de los años 80 y realmente tengo que decir que hubo un cambio positivo a partir de la administración de Giuliani en la cantidad de personas sin casa que se veían por las calles, la sensación de delito y el miedo a los robos. Nueva York era la ciudad más insegura de Estados Unidos y tras la gestión de Giuliani y, tal como él reconoce, de Bloomberg, se recuperó. 

La violencia no resuelve ninguno de los problemas estructurales que tenemos los argentinos. Reprimir los piquetes a lo sumo puede generar que no haya piquetes, con la contrapartida de que puede provocar una reacción de bronca popular aún mayor. 

El ex presidente Mauricio Macri habló de los "orcos" y contraorcos". Esperemos que así no sea la sociedad argentina que vamos a vivir y que quienes tienen el rol de conducir el país tengan la suficiente sensibilidad para producir los cambios de una manera que sean aceptados.

ADP JL