sábado 08 de mayo de 2021
OPINIóN Balotaje
09-04-2021 11:39

Elecciones en Ecuador: Definiendo el futuro y el pasado

En un momento donde el electorado pide a gritos un cambio, la disputa Correa vs Lasso es una película que ya se vio y no es interesante. Ambos cuentan con un alto piso electoral pero también con mucha imagen negativa.

09-04-2021 11:39

Este domingo 11 de abril se votará en Ecuador la segunda vuelta de las elecciones presidenciales para suceder a Lenin Moreno, después de cuatro años de inestabilidad que dejan al presidente saliente como el peor evaluado en la historia del país.

Las opciones, como en toda segunda vuelta, son dos: por un lado está el candidato Andrés Arauz, de 36 años, quien fue Ministro Coordinador de Conocimiento y Talento Humano durante los últimos dos años de la presidencia de Rafael Correa. Arauz debe su notoriedad a haber sido ungido por Correa como su candidato, completamente desconocido hasta entonces, ha obtenido el voto duro correísta con una campaña que tuvo al ex presidente como protagonista, obteniendo el 32,7% de los votos en la primera vuelta. Su mayor desafío es crecer por fuera de la sombra de Correa, que no solo lo opaca sino que le impide desarrollarse entre los indecisos.

Fernández pidió que no haya "interferencias externas" en el balotaje en Ecuador

Por otro lado está Guillermo Lasso, el banquero guayaquileño que se presenta a la presidencia por tercera vez y que llega al ballotage por segunda. Lasso se muestra como el candidato del anticorreísmo, lo que no le sirvió en la primera vuelta donde obtuvo el 19,74% de los votos, solamente 0,35% más que Yaku Pérez el candidato que quedó en tercer lugar.

En un momento donde el electorado pide a gritos un cambio, la disputa Correa vs Lasso es una película que ya se vio y no es interesante. Ambos cuentan con un alto piso electoral pero también con mucha imagen negativa. Quizás en este punto es donde radica la principal fortaleza de Arauz, es un personaje nuevo, joven, que puede aportar un spin off a esta historia que se repite por tercera vez.  A diferencia de la primera vuelta donde Correa fue casi omnipresente, en el ballotage la campaña de Arauz buscó aumentar la visibilidad del candidato porque solo él puede agregar atributos que el correísmo no tiene. Todavía no sabemos si lo logró.

Ecuador | Elecciones y fake news argentinas

Lasso también cambió de estrategia en la segunda vuelta e intentó refrescar su imagen con un uso más intensivo de Tik Tok y con el concepto más lúcido de las últimas semanas ¨El Ecuador del encuentro¨, mezclando el contraste a la confrontación correísta con la esperanza del encuentro después de la pandemia.

Hay tres segmentos de votantes que definirán esta elección, los votantes de Xavier Hervas, los de YakuPerez y los nulos. Los primeros representan un 15,5% del electorado y son en su mayoría jóvenes que votaron por un candidato no político, con una campaña moderna y que proponía un plan de gobierno liberal. Este segmento se fue en su gran mayoría para Lasso, quién también contrató a su gerente de campaña para darle el toque de modernidad que le estaba faltando.

Ecuador, un debate electoral y las ideas de siempre en toda América latina

Los votantes de Yaku Pérez son un 19,5% del electorado, están conformados en su mayoría por indígenas y votantes urbanos de centro izquierda, y geográficamente están concentrados en la sierra y la Amazonía. Este grupo debe definir si le pesa más su rechazo a la derecha o su anticorreísmo.

Hoy, un 30% de los electores declaran en las encuestas que votarán nulo, un análisis rápido indica que es la suma del 10% de quienes lo hicieron en primera vuelta y los votantes de Yaku Pérez que pidió a sus seguidores que no voten por ninguno de los dos candidatos.

Ecuador "protestó" ante el embajador argentino por dichos de Alberto Fernández

Otro actor que aparece en escena es el presidente en ejercicio Lenin Moreno, que actúa como una papa caliente que ambos candidatos se lanzan entre sí. Por un lado, Arauz y Correa llevan años instalando la idea de que Lasso cogobernó con Lenin estos cuatro años. Por el otro, Lasso habla de los 14 años en los que gobernó Correa o sus candidatos (10 años de Correa y 4 años de Lenin). Queda por ver cuál de los dos mensajes es más creíble para los votantes.

Hoy los dos candidatos están en un empate técnico, pero todavía hay un 40% entre quienes dicen estar indecisos o que votarán nulo. Las encuestas difieren sobre quién está unos puntos arriba, cualquier cosa puede pasar ¿podrá Arauz mostrarse como un candidato superador a Rafael Correa y atraer nuevos votos? ¿podrá Lasso mostrarse como el candidato del encuentro y no como el banquero neoliberal? Los dos se muestran como los candidatos del futuro y se acusan mutuamente de representar al pasado ¿qué opinará la mayoría de los ecuatorianos?

En esta Nota