jueves 26 de mayo de 2022
POLITICA ASPIRACIÓN PRESIDENCIAL
02-04-2022 02:33

Bullrich busca dar mensajes de que su proyecto va en serio

Hoy viaja a Estados Unidos, donde se reunirá con funcionarios, empresarios y académicos. Esta semana presentó sus “equipos de gobierno”. En la intimidad asegura que no va a “desperdiciar” su momento político.

02-04-2022 02:33

Patricia Bullrich entró en una fase donde busca dar un mensaje claro: su proyecto presidencial va en serio. En esa lógica se inscriben el viaje a Estados Unidos que arrancará desde hoy y la reunión del jueves por la noche en la que dio a conocer sus “equipos de gobierno”. En las charlas privadas también apuesta a despejar las dudas y asegura que no dejará pasar la oportunidad de postularse.

Es que en el entorno de la presidenta del PRO saben que tanto el mundo político como empresarial la ve bien posicionada en las encuestas pero todavía con falencias para tener la certeza de que le alcanzará para ser candidata. La falta de conocimiento de nombres a su alrededor para formar un eventual gabinete o la posibilidad de que termine bajándose y negociando como pasó en 2021 son las dos dudas principales que escuchan.

No voy a desperdiciar el mejor momento político que nunca tuve, voy a jugar hasta las últimas consecuencias”, le transmite Bullrich a sus interlocutores cuando le plantean ciertas dudas. En su equipo dan cuenta de que no es solo una cuestión de lo que marcan las encuestas sino lo que perciben en la calle. Dirigentes que militan con ella hace más de una década describen que está en un momento de popularidad, reconocimiento y aceptación en cada recorrida como nunca antes. Además, el otro factor que influye es el de la edad: tiene 65 años, para la elección de 2023 ya tendrá 67. “Es el momento”, ratifican.

Carlos Melconian: "Es un honor que Patricia Bullrich piense en mí como ministro de Economía"

Para fortalecer ese momento, la ex ministra de Seguridad parte hoy rumbo a los Estados Unidos, donde recorrerá cuatro ciudades y mantendrá reuniones con empresarios, académicos y funcionarios del gobierno. La agenda empieza el lunes en Silicon Valley, San Francisco, donde visitará firmas tecnológicas. El martes, en Nueva York, tendrá una entrevista en la CNN, se juntará con economistas argentinos de la Universidad de Columbia y se reunirá con Thomas Sargent, Premio Nobel de Economía de 2011. Entre el miércoles y el viernes estará en Washington, donde el plato fuerte será una reunión en el Departamento de Estado, con los funcionarios encargados de la región. Tendrá también encuentros con el Departamento del Tesoro, el Consejo de Seguridad, la Cámara de Comercio, legisladores, empresarios y visitará dos “think tanks”. Finalizará el sábado en Chicago, con una charla en una universidad y una reunión con otro premio Nobel, James Heckman.

El jueves, Bullrich encabezó el primer encuentro de los grupos de trabajo sobre “Políticas y Equipos de Gobierno”. Es algo que ya venían preparando, a sabiendas de que era una de las falencias. Así, pudo mostrar a figuras como Luciano Laspina (para Economía, donde quiere sumar también a Carlos Melconian), Federico Pinedo (eventual canciller), la ex ministra de Educación menemista Susana Decibe, el tributarista César Litvin, el ex secretario de Energía Emilio Apud, la abogada especialista en anticorrupción Silvina Martínez o Enrique Rodriguez Chiantore, ex jefe de gabinete en Salud, entre otros. También se destacan referentes del PRO como Hernán Lombardi (cercano a Mauricio Macri), el intendente y ex ministro de Energía Javier Iguacel, diputados ‘halcones’ como Gerardo Milman, Waldo Wolff y Fernando Iglesias, o el monzoísta Sebastián García de Luca.

En el mundo del PRO se viene consolidando una hipótesis que sostiene que Bullrich tiene más chances de ganar unas PASO pero que Rodríguez Larreta tiene mayor potencialidad de atraer votos de centro en las generales. Algunos en el entorno de Bullrich están convencidos de que fortalecerse entre los duros para después crecer hacia el centro es una buena estrategia. Juegan con el concepto de “early adopters”, estrategia comercial adoptada por empresas como Apple donde consiguen un grupo de fieles y leales que compran primeros el producto, generan atracción y después ayudan a masificarlo.