martes 18 de febrero de 2020 | Suscribite
POLITICA / A 5 AÑOS DE LA MUERTE DEL FISCAL
miércoles 15 enero, 2020

Lagomarsino, el "esclavo" de Nisman: "Alberto era mi jefe, tenía mucho poder sobre mi"

El técnico informático que le prestó el arma al fiscal con la que se realizó el disparo volvió a sostener la teoría del suicidio y apuntó contra la pericia de Gendarmería.

Diego Lagomarsino Foto: TN
miércoles 15 enero, 2020

A días de que se cumplan cinco años de la muerte del exfiscal de la causa AMIA, Alberto Nisman, el técnico informático Diego Lagomarsinoquien es el único procesado como cómplice de su muerte, ya que le prestó el arma con la que se realizó el disparo, volvió a sostener con contundencia la teoría del suicidio.

En entrevista con el programa A Dos Voces que se emite por TN, Lagomarsino se definió a sí mismo como "alguien a quien le cagaron la vida hace cinco años. No solo a mí sino también a mi familia. Me acusan de cosas ajenas a que le haya entregado el arma a Nisman, a pedido de él. No me queda otra que seguir dando pelea".

"Hay mucha mentira que se generó en toda esta causa. Dijeron que era de los servicios. Pasaron dos gobiernos opuestos y no encontraron ni un papelito de que soy algo de eso. Se dijo que era homosexual, que no hubiera sido ningún problema, pero lo dieron como algo grave, que es la estupidez humana.
Yo siempre trabajé en sistemas, dando soporte, en seguridad informática", señaló.

El técnico informático contó cómo conoció al fiscal: "A Nisman me lo presenta Moro Rodríguez, que después me entero que era agente de Policía Aeronáutica. El hermano de Moro, era amigo mío, él me lo presenta porque Moro tenía un problema en su computadora. Y por el mismo motivo lo conocí a Nisman".

"No era una relación de amistad", dijo el técnico, que contó que su psiquiatra analiza la relación entre él y Nisman como la de "amo y esclavo". "Alberto era un jefe mío, tenía mucho poder sobre mí, yo a lo mejor lo trataba de vos", comentó sobre la relación que mantenía con el fiscal, del cual reconoció que tenía a su nombre plata de Nisman, y de su madre y hermana.

Al ser interrogado sobre el motivo de que tenía dinero del fiscal a su nombre, explicó: "Eso habría que preguntárselo a Alberto, que sea de confianza no quiere decir que sea amigo". "Alberto me metió en problemas cuando me pidió el arma. Uno de los custodios, Benítez, declara que Nisman también le pidió un arma esa mañana. Benítez hoy está procesado porque dicen que es parte del plan por decir que a él le pidieron un arma", manifestó.

En esa línea, siguió: "Yo hago un mea culpa de que le dí un arma a Alberto, pero hacerme cargo de que fui parte de un plan, parte de los servicios o astronauta no puedo hacerme cargo de eso".

"La caratula no es homicidio, hasta el 30 de diciembre fue averiguación de delito", expresó, al tiempo que informó que volvió a pedir que la causa se eleve a juicio oral: "El 30 de diciembre pedimos ir a juicio oral. En un país normal obvio que salgo absuelto".

"Cuál es la necesidad de hablar de irregularidades cuando nadie de los que saben, peritos de la querella, defensa, y de la Gendarmería dicen que se cumplió con los protocolos al ingreso al baño. Por qué salen a decir que hubo irregularidades. Por supuesto que se pisó la escena, el baño medía dos por dos, tienen que entrar el fotógrafo, el que filma, la fiscal", comentó.

En ese sentido, dijo: "Gracias a dios la madre no entró al baño. Si la madre hubiera entrado antes de la fiscal, ahí sí no puedieramos saber nada. Si la madre hubiera entrado antes de la fiscal ahí sí se hubiera pisado la escena".

Sobre por qué se demoró en contar que tenía una cuenta con su nombre con plata de Nisman, explicó: "Yo recién tengo defensa el 26 de enero. Ahí le cuento a mi abogado que tenía una cuenta con Nisman. Me sacaba la mitad del sueldo y ponía la plata de él a mi nombre. Era una relación amo-esclavo. No tenía beneficios por tener la plata de Nisman a mi nombre. Solo hice una trasnferencia a pedido de Alberto".

"Vivo de mi mujer y de los pocos clientes que tengo. Si ves mi facturación te reís, gracias a dios mi mujer trabaja. Soy perito, pero no me alcanza para vivir", contó sobre su actualidad.

La pericia de Gendarmería

Asimismo, apuntó contra la pericia de Gendarmería: "La pericia de Gendarmería es categórica en palabras, pero yo puedo decir categórico diciendo cualquier cosa. Lo que hizo Gendarmería, más allá de la política, si es tan científicamente correcto tiene la propiedad de ser verificable. Lo pedimos antes de que se haga la junta de Gendarmería. Pedíamos que participen también los que ya estuvieron, los que realmente tocaron el cuerpo de Nisman y estuvieron en el baño. Cuando se hace lo de Gendarmería, el juez les dice si usted consideran necesario invitenlos, no solo no los invitaron sino que tampoco dejaron pasar a mis dos peritos".

"Nadie puede dudar de lo que era Raffo, el médico de la querella, que en 2015 usando lo mismo que en 2017 usó Gendarmería, es decir fotos y videos, en ningún momento determinó tabique fracturado, higado golpeado, dedo pulgar dislocado. La ketamina podemos decir que es un análisis de laboratorio y Raffo tiene que confiar en lo que se le dijo. Raffo detecta un golpe en la pierna de antigua data y no detecta una fractura en la nariz", siguió.

"Lo que pasó con Nisman se sabe en los primeros 20 cuerpos del expediente. En los primeros 6 meses de investigación está casi todo, sumándole las pericias, incluso la de Gendarmería. Yo no digo que se mató, lo dice la Policía Federal".

"Si no se sabe cómo fue, si no se sabe si Gendarmería tiene razón o no, si no se sabe si la Policía tiene razón, si no se sabe si el Cuerpo Médico tiene razón. Por qué no los juntamos a todos y que ellos decidan qué pasó, por qué hay tanto miedo de que a la junta de Gendarmería la verifiquen, de 28 peritos solo dos eran médicos y una estaba de licencia porque estaba embarazada. Había un maestro mayor de obras, un arquitecto, un ingeniero informático, algunos peritos criminalísticos que se dedicaban a otros temas. Qué me puede decir un maestro mayor de obras sobre la muerte de una persona, pero firmó un dictamen. Gendarmería nunca hizo un estudio de este tipo. Esperemos que Gendarmería tenga la dignidad de pedir una revisión de su pericia", argumentó.

En cuanto al celular de Nisman, recordó: "El teléfono de Alberto tuvo muchos borrados. Creemos que por él". Por otro lado, también habló sobre las pertenencias que le secuestraron en el allanamiento: "Ya hicieron 4 pericias sobre mis cosas. No van a encontrar nada. También peritaron las cosas de mis viejos. Alguien debe ganar con todo esto. Vende más el avión que se cae que el avión que aterriza".

También hizo referencia al origen del arma: "Una persona que era pariente de mi suegro, muere el padre que tenía armas y la chica se la da a mi suegro para que la ponga en un galón. Un día ordenando, aparecen las armas y me regala una. Ahí vuelvo a llamar a Moro y le pregunto qué hacer porque me regalaron el arma. El arma la tenía yo. Era un arma del año 2002, fui dos veces al Tiro Federal de San Fernando donde fui dos veces con Moro a tirar. Desde el año 2002 no se usaba el arma, el arma fallaba. Le dije que no funcionaba, no tenía manteniemiento. Desde el 2002 al 2015 estuvo guardada en un cajón con cero mantenimiento".

ED


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4909

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.