viernes 07 de octubre de 2022
POLITICA Inseguridad

Vecinos en Alerta de Ramos Mejía apuntan a Fernando Espinoza: "Tiene plazos fijos del distrito de La Matanza y no invierte en patrulleros”

Daniel Bracamonte, creador de Vecinos en Alerta de esa localidad, criticó duramente al intendente. "Los responsables no dan la cara", lanzó.

11-11-2021 11:45

Daniel Bracamonte, fundador de Vecinos en Alerta de Ramos Mejía, habló sobre el crimen del kiosquero Roberto Savo, ocurrido en esa localidad, y afirmó que el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, "tiene plazos fijos del distrito y no invierte en patrulleros”.

“Necesitamos un Estado presente y terminar con la enorme corrupción policial en La Matanza. La ‘maldita bonaerense’ no se fue nunca y fue transversal a todos los gobiernos”, expresó el presidente del Observatorio de Seguridad matancero en declaraciones a CNN Radio.

Kiosquero asesinado en Ramos Mejía: marcha e incidentes con balas de goma y gases lacrimógenos

"Estamos al desamparo total", dijo Bracamonte y, en ese sentido, detalló: "No tenemos SAME, en lo que va del año 36 vecinos murieron esperando una ambulancia. Llamás al 911 y no llega el patrullero o llega tarde. No tenemos centro de monitoreo. Los bomberos tienen que pedir ayuda a compañeros de otros distritos".

“Intentamos preguntarle al intendente Espinoza porque no invierte, pero no da respuestas. Tiene plazos fijos del distrito, uno por 15 mil millones de pesos, y no invierte en patrulleros. La ejecución del presupuesto en seguridad llega al 55 por ciento, en educación al 18", acotó el representante vecinal. "Los responsables no responden. No dan la cara y se esconden", denunció. 

La Matanza: un referente social fue acribillado tras una reunión sobre inseguridad barrial

Por último, comentó que se reunió con el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, para exigirle mayor seguridad en la zona. "Hace nueve años trabajamos llevando propuestas, nadie conoce mejor lo que sucede en el barrio que el propio vecino", añadió. 

“Hay muchos que se juntan para tomar un remís o para hacer diez cuadras hasta la parada del colectivo. Hay madres que tienen temor de ir a hacer las compras o llevar a sus colegios a los chicos. Hay vecinos que están con asistencia psiquiátrica por ataques de pánico, que sufren porque fueron víctimas de la inseguridad", cerró.

FP/FL