domingo 04 de junio de 2023
PROTAGONISTAS REINO UNIDO, FAMILIA DESUNIDA

La incómoda sombra del príncipe Andrés en la coronación del rey Carlos III

Por presión de Guillermo, el polémico duque de York que está alejado de la vida oficial de la monarquía británica desde hace casi cuatro años, será un simple espectador en la ceremonia del próximo 6 de mayo.

01-05-2023 05:00

"¡Andrés, eres un viejo enfermo!" Este grito lanzado contra el tercer hijo de la reina Isabel II durante los funerales del pasado septiembre fue solo una muestra la incomodidad que plantea la presencia de este príncipe británico caído en desgracia después de una demanda por abuso sexual.

El polémico duque de York, alejado de la vida oficial de la monarquía británica desde hace casi cuatro años, hizo un breve regreso a la escena pública tras la muerte de su madre, quien lo despojó de sus títulos militares a principios de 2022.

Coronación de Carlos III y Camilla: los frenéticos preparativos, las joyas reales y los invitados

Pero después de esto, su hermano y nuevo rey, Carlos III, volvió a enviarlo a las sombras. Ahora la presencia del príncipe, de 63 años, en la coronación del monarca volvió a despertar temores de que su mala reputación vuelva a afectar a la Casa de Windsor.

La coronación de Carlos III y su esposa, la reina Camilla, tendrá lugar en la Abadía de Westminster el 6 de mayo en presencia de unos 2.000 invitados, entre los cuales no está la esposa del príncipe Harry, Meghan Markle, una ausencia muy bien recibida por la familia real.

andres ghislaine maxwell
Bajo presión de su hermano Carlos y su sobrino, el príncipe Guillermo, fue desterrado de los grandes eventos de la realeza hasta el día de hoy.

Fotogalería: la imponente Abadía de Westminster, el "teatro" de la coronación de Carlos III

Después de la ceremonia, los miembros trabajadores de la familia acompañarán al rey Carlos III en la ‘Procesión de la Coronación’ por Londres y en el saludo desde el balcón del palacio de Buckingham. Pero Andrés, al igual que sus hijas Beatriz y Eugenia, brillarán por su ausencia.

Para evitar que se note la presencia de su hermano menor, Carlos III pidió simplificar la ceremonia de coronación y pidió que el rito del homenaje, en el que los varones de la familia real le rinden pleitesía al nuevo rey, se limite solo al heredero Guillermo, príncipe de Gales.

De esta forma, el príncipe Andrés -al igual que su sobrino Harry- solo asistirá a la coronación como un espectador en la tribuna de familiares del rey. Algunos periodistas dijeron que el rey le prohibió a Andrés asistir a la ceremonia con las túnicas de caballero de la Orden de la Jarretera.

Dos pedófilos en la cabaña real: una foto privada de Epstein y Maxwell escandalizó al Reino Unido

Los planos detallados de la coronación dicen que Carlos y Camilla quieren aparecer coronados ante la nación junto con los pocos miembros de la realeza que se dedican al servicio público y que la escena del balcón mostrará "el latido del corazón y el futuro de su familia".

Y una fuente del palacio de Buckingham explicó a The Mirror: "El rey tuvo muy claro a quién quiere que represente a la monarquía. Hay poco espacio para el sentimiento, esta es una ocasión de Estado, no una ocasión familiar y es correcto que solo los miembros de la familia que trabajan estén allí en el gran momento público".

La monarquía no se recupera del escándalo de abuso sexual de Andrés

El "exilio" de Andrés refleja el grave daño que se estima que hizo a la familia real con su amistad con el magnate Jeffrey Epstein, quien se suicidó en agosto de 2019 en Estados Unidos tras ser acusado de explotación sexual de menores.

En 2020, la estadounidense Virginia Giuffre presentó una demanda civil contra Andrés en un tribunal en Estados Unidos afirmando que mantuvo relaciones sexuales con él en Londres cuando ella tenía 17 años y era menor de edad para la legislación estadounidense.

A principios del año pasado Giuffre llegó a un millonario acuerdo económico extrajudicial con el príncipe que se estimó que alcanzó unos US$16,3 millones para evitar un vergonzoso proceso para la familia real británica. El príncipe no fue procesado penalmente y sigue negando las acusaciones.

andres ghislaine maxwell
En agosto de 2021, Virginia Giuffre (centro) presentó una denuncia contra el príncipe Andrés en Nueva York, diciendo que fue obligada a mantener relaciones sexuales con él cuando tenía 17 años a instancias de Maxwell (derecha).

La corona reciclada de Camilla: con los diamantes de Isabel II pero sin el "maldito" Koh-i-Noor

Isabel II, de quien se dijo durante mucho tiempo que veía a Andrés como su "hijo predilecto", lo despojó de sus cargos y honores militares a principios de 2022, supuestamente bajo la presión del actual monarca Carlos III y del flamante príncipe heredero Guillermo.

Una fotografía de Andrés con su mano en la cintura de Giuffre y su socia Ghislaine Maxwell en el fondo, que se estima que fue tomada en Londres en 2001, es considerada como una pieza crucial en las acusaciones contra el príncipe Andrés.

Muestra de la incomodidad que causa la presencia del duque de York fue el grito lanzado por un joven en las calles de Edimburgo, mientras la familia real caminaba en silencio detrás del coche fúnebre que transportaba los restos mortales de Isabel II, en septiembre.

andres ghislaine maxwell
Maxwell (en la foto junto al príncipe Andrés), amiga de muchos poderosos de la política y las finanzas, fue condenada a 20 años de cárcel por participar en una red de explotación sexual y abuso de menores para Epstein a lo largo de una década.

La coronación de Carlos III y Camilla: la "meritocrática" lista de invitados, presencias clave y curiosas ausencias

El biógrafo real Robert Jobson asegura que el príncipe Guillermo se opone a un regreso de su tío a la vida pública y ahora Andrés, antes un popular miembro de la familia real por su servicio activo durante la Guerra de Malvinas en 1982, parece destinado ahora a responsabilidades privadas más modestas.

La última aparición pública de Andrés con la familia real fue durante la misa de Pascuas en el castillo de Windsor. Un cronista de la realeza dijo que "aunque Andrés se puso al frente durante la caminata familiar a la iglesia, el príncipe y la princesa de Gales se quedaron atrás porque no querían ser fotografiados con él".

Él y su exesposa Sarah Ferguson, que continúan compartiendo una casa cerca del Castillo de Windsor, adoptaron a los amados perros corgi de la reina, Muick y Sandy, luego de la muerte de la soberana, pero no tienen un sitio especial en el corazón de la familia. Por eso, la duquesa no fue invitada a la coronación.

andres ghislaine maxwell
Interrogado por la BBC sobre el caso de Epstein, de quien era un amigo muy cercano, el príncipe Andrés rechazó "categóricamente" las acusaciones de Virginia Giuffre, que declaró a la televisión británica haber sido obligada a tener relaciones sexuales con él cuando era menor de edad.

El "viejo duque al borde de la quiebra"

Andrés volvió a ser noticia apenas una semana antes de la coronación de su hermano después de que se supiera que, después de años de una búsqueda aparentemente incesante de dinero que llevó a algunas situaciones sorprendentes, está al borde de la quiebra.

El duque de York, que no trabaja como miembro de la familia real desde hace casi cuatro años, enfrenta un recorte dramático en los ingresos anuales libres de impuestos de casi 320.000 dólares que su madre le había dado procedente de la renta del Ducado de Lancaster.

Pero ahora que el ducado -que se hereda de monarca a monarca- es propiedad de Carlos, se informó que a todos los miembros de la casa real que no trabajan se les advirtió que se aprieten el cinturón y esperen menos dinero en sus cuentas.

Los carruajes de Carlos III: uno "horrible" del siglo XVIII y otro moderno y con aire acondicionado

Para empeorar las cosas, Andrés no recibió nada del testamento de Isabel II, ya que toda su fortuna, estimada en 850 millones de dólares, pasó directamente al rey Carlos a efectos fiscales, por lo que ahora se mantiene gracias a una modesta subvención que recibe como compensación por sus servicios en la Armada.

Para amargar aún más a su hermano, Carlos le pidió abandonar la mansión Royal Lodge, donde vive desde hace años, porque está destinada a los príncipes trabajadores. Los amigos de Andrés dicen que está "desconcertado" por una situación que lo obligó a "ir con la gorra en la mano a su hermano mayor para mantener un techo sobre su cabeza".

Después de años de vivir con grandes lujos y gastos cuantiosos, incluida la compra de un chalet de US$ 17 millones en el exclusivo centro turístico suizo de Verbier, y la remodelación de US$ 22 millones de su mansión, ahora el "viejo duque al borde de la quiebra", como se lo apodó, se pregunta de dónde sacará el dinero que necesita para vivir como un príncipe.