Despejado
Temperatura:
17º
Ciudad:
Buenos Aires
martes 25 de septiembre de 2018 | Suscribite
COLUMNISTAS / la mancha de la corrupcion
domingo 5 agosto, 2018

Estar o no estar en los cuadernos

Este lunes 6 comienza el desfile de empresarios que serán indagados en la fiscalía de Stornelli, en Comodoro Py.

por Javier Calvo

Así trasladaban a Roberto Baratta, el ex número 2 de Julio De Vido Foto: cedoc

Como la Argentina es la Argentina y no Suiza, en el círculo rojo se ha desatado por estas horas una generalizada paranoia respecto a cuáles directivos y accionistas de la actividad privada aparecen mencionados en los viajecitos de Centeno. Mi abuela decía: “Deben tener el culo sucio”.

Conviene recordar que el detenido Baratta, ex segundo del detenido De Vido, integraba una unidad de negocios en el Ministerio de Planificación que no se limitaba a la energía, la obra pública y el transporte. Desde allí también se subvencionaba a municipios, universidades, productoras audiovisuales y una cantidad de etcéteras que ya no asombran. Siempre tuvo un gran corazón De Vido & Cía. Debe ser por eso que se mantuvo en el mismo sillón desde el primer día de Néstor hasta el último de Cristina. Ya no está tan cómodo.

Tampoco están tan cómodos todos y cada uno con los que De Vido-Baratta eran tan generosos. Sobre todo desde la aparición de los cuadernitos, por más que algunos de ellos fueron advertidos, hace un tiempo, de la existencia de esta investigación que puede amenazar por fin el sistema de corrupción e impunidad que reina en nuestro país desde hace décadas.

Si se pusieron nerviosos con los Gloria, comienzan a detectarse pelos de punta (los que tienen) desde que se enteraron en las últimas horas que uno de los ejecutivos detenidos, Juan Carlos de Goycoechea, ex gerente de la española Isolux, pidió acogerse a la figura de arrepentido. PERFIL tiene confirmado de que varios más lo seguirán. Y la tarea de ablande continuará: serán trasladados a la cárcel de Ezeiza, para que reflexionen hasta corporalmente cuán largos pueden ser los días en una cárcel, visita familiar incluida.

Este lunes 6 comienza el desfile de empresarios que serán indagados en la fiscalía de Stornelli, en Comodoro Py. Cuidado, algunos de ellos puede que no vuelvan a salir tan libres como entraron. Cuidado dos, va a haber más citaciones y detenciones en las próximas horas y días. Cuidado tres, están en la mira no pocas cuevas financieras imprescindibles para el andamiaje de cambio de moneda (pesos/dólares/euros) y el subsiguiente reparto bolsístico. Detectar y comprobar la ruta del dinero es más importante ya que el GPS inicial que encendieron los cuadernos.

Con sigilo, hay más de una treintena de pedidos a Migraciones para que impidan determinadas salidas de las fronteras argentinas. Hubo, hay y seguirá habiendo allanamientos no publicitados en sedes de compañías y domicilios privados.
Asesores legales y contables multiplican horas trabajadas y honorarios, lo mismo que algunas consultoras que venden el espejismo de que sus clientes están más protegidos que los demás. Siempre hay gente que encuentra alguna oportunidad para los negocios.

Con ese mismo ritmo tan incesante como inquietante, no pocas familias dueñas de empresas empezaron a abrir cuentas en Telegram para comunicarse entre ellos y con abogados de confianza.

Se tiran nombres, además de Techint, claro. Uno de los hombres más ricos de la Argentina. Un clásico de la construcción y los servicios. Un banquero poderoso. ¿Están? ¿Estarán? ¿Habrá pruebas o sus nombres surgen de la industria extorsionadora?
Lo dicho ayer en este mismo espacio. El Cuadernogate y en especial los arrepentidos que comienzan a surgir son acaso la última oportunidad de cambiar un sistema perverso. No será fácil. Pero es imprescindible.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4398

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.