jueves 15 de abril del 2021
ACTUALIDAD Héroes y villanos
16-03-2021 17:31

Los 500 años de la Conquista de México son "la papa caliente" del congreso español

El 13 de agosto se cumplen 500 años de la conquista de México. España quiere estar presente, pero no sabe si vestir luto o celebrar. En una sesión muy tensa, el Congreso comenzó a debatir si esa "papa caliente" fue una gesta heroica, un exterminio o un encuentro de culturas.

16-03-2021 17:31

El próximo 13 de agosto, México celebrará los 500 años de la “conquista de México” y la sesión del 16 de marzo  en el Congreso de España fue una auténtica batahola en la que todos tomaron nota y nadie su puso de acuerdo.

El español Hernán Cortés, ¿fue un héroe o un villano? ¿Cuánto hay de cierto en la “Leyenda negra española”?
¿Qué estarían festejando los mexicanos y los españoles el próximo 13 de agosto?

En la sesión que llevó adelante ese día la Comisión de Cultura del Congreso de los Diputados, se trató una propuesta del grupo parlamentario Vox (un partido joven de derecha fundado en 2013): impulsar "una adecuada celebración" del quinto centenario. El primer punto del debate fue de carácter semántico: el alcance del término “adecuada”; el segundo, fenomenológico: lo que es celebración para algunos, podría ser la derrota de los otros. 

Vox proponía que el gobierno español impulsara la elaboración de materiales didácticos "equilibrados -ni chauvinistas, ni negro-legendarios-- para informar a los escolares españoles sobre la figura de Hernán Cortés". Promovían, también, dar una cobertura "suficiente" de la efeméride en los medios públicos y "reforzar" la protección del monumento de bronce de Hernán Cortés, que se erigió en Medellín (Badajoz), la ciudad natal del conquistador, en 1890. 
 

"Las naciones que se respetan a sí mismas celebran sus victorias", Lanzó el voxista José Francisco Contreras, quien se refirió a la Conquista de México como una "hazaña bélica". Y para equilibrar los platillos señaló luego el "constante auto-escrutinio moral" que hizo el Imperio español sobre sus actuaciones en América, a través de figuras como Bartolomé de las Casas, un fraile sevillano de la orden de los Dominicos que llegó a ser obispo de Chiapas y dejó a la posteridad una serie de crónicas en las que defendió la libertad y la cultura aborigen en su Brevísima relación de la destrucción de los indios (1553), entre otros textos.

Para el partido Vox, que representa el ala derecha de la sociedad, la conquista de México debería recordarse como una "hazaña bélica"


Enseguida tomó la palabra el diputado socialista Marc Lamuà para señalar que esta propuesta sólo sirve "para crispar y generar controversia". "Vox ha traído una alabanza al imperialismo al Congreso democrático en España, después de un régimen dictatorial tan nostálgico de estas hazañas bélicas", se lamentó, en referencia al golpe militar que Francisco Franco asestó contra la Segunda República de España en 1936.

"Esto es antiguo, rancio y nace en buena medida durante el franquismo: las mentalidades cambian y ya se ha condenado el imperialismo en la actualidad. La hazaña bélica que celebran en su texto y la manera en que lo formulan tiene un referente muy concreto: el fascismo", despachó sin respirar.

Cuando tuvo la palabra, Carlos Aragonés, el diputado madrileño del Partido Popular consensuó en que era necesario recordar la figura de Cortés, aunque para "reflexionar críticamente". "En el afán de escapar de la Leyenda Negra no hay que recaer en el sesgo opuesto de una Leyenda Rosa o Áurea", coloreó. Y señaló que cree que España no puede estar ausente en este quinto centenario
“En el caso de Cortés, hay que hacer algo por remediar el mayor agujero negro que existe ahora mismo en las conmemoraciones del Estado español", remató.
Más desapasionada y no menos contundente fue la diputada catalana Mar García Puig, de la alianza pluralista En Comú Podem: “Creo que estamos delante de un panfleto negacionista lleno de mentiras y de soberbia, como afirmar que ‘el imperio español sacó a los pueblos precolombinos de la antropofagia’, que fue ‘el menos racista de la Historia’ o que compartió ‘las ventajas espirituales’ con la población indígena", sintetizó para terminar preguntando: “en cuatro décadas hubo 12 millones de amerindios muertos. Si eso es una hazaña para celebrar, díganme ustedes”.

La alianza que reúne a feministas, socialistas y progresistas consideró que hablar de heroísmo en la conquista de América es negar el racismo y la matanza de aborígenes

Sin Vox ni votos


Finalmente la moción de Vox fue rechazada por 17 votos en contra, 14 a favor y una abstención. Pero el debate continuará, porque hay una leyenda que la historia se esforzó por tapar con silencios y confusión de roles entre héroes y villanos.

La empresa que se denominó “Conquista de México” había comenzado el 18 de febrero de 1519, cuando Hernán Cortés partió desde La Habana y desembarcó en México-Tenochtitlan con un puñado de hombres para conquistar territorio continental y anexarlo a la gobernación cubana, a cargo de Diego Velázquez de Cuéllar. Sin embargo, Cortés tomó posesión del lugar en nombre de Carlos I de España. Al ponerse directamente a las órdenes del rey, se insubordinó. Algunos leales a Velázquez quisieron regresar a Cuba, pero Cortés, mandó a quemar sus naves, de donde nació la famosa expresión.

Luego de varias batallas, traiciones entre aborígenes y conspiraciones, la conquista española se efectivizó cuando el tlatoani Cuauhtémoc se rindió ante Cortés, el 13 de agosto de 1521. México fue colonia de España durante tres siglos, hasta 1821.
México, la Roma de América

Para el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), los conquistadores tenían conciencia, en particular Hernán Cortés, de la importancia simbólica de México-Tenochtitlan como eje del mundo donde “comulgaban” el inframundo y la parte superior del universo.

 

La Roma del Nuevo Mundo


Pieter van der Moere, más conocido como fray Pedro de Gante fue uno de los primeros hombres de túnica que llegó a Nueva España (México) y se quedó casi para siempre, 50 años. Conoció a los nativos como nadie y a la cocina de la conquista, como pocos. El mismo había dicho que la Ciudad de México recién conquistada era “la Roma del Nuevo Mundo”. Y sabía de qué estaba hablando

A pesar de que los españoles dedicaron cuerpo y alma a aniquilar esta ciudad rodeada de “círculos de jade” –en palabras del poeta Nezahualcóyotl-, los propios españoles decidieron conservar sus cuatro barrios o campos con sus nombres originarios en el idioma náhuatl de los nativos: Atzacoalco, Teopan, Moyotlan y Cuepopan. Sin embargo, les sumaron denominaciones cristianas (San Sebastián, San Pablo, San Juan y Santa María) para hacerlos corresponder con cuatro templos cristianos que había en Roma en el siglo XVI, cuando representaba el centro geográfico de la cristiandad, hoy desplazado-concentrado en el Vaticano.

En el año 1325 de nuestra era, México-Tenochtitlan había sido fundada en el único lugar en donde podría estar: el eje del mundo. Ese era el sitio preciso en donde “las aguas rojas turbulentas se unían con las aguas azules”, es decir en donde el inframundo se unía con el mundo superior y “el águila devoraba a la serpiente”, tal como había revelado el dios Huitzilopochtli a los sacerdotes aztecas.