jueves 29 de julio de 2021
ACTUALIDAD Perfil Educación
12-07-2021 11:07

Mónica Fein: "El kirchnerismo hizo pensar a algunos que el narcotráfico elige Santa Fe"

La presidenta del Partido Socialista participó del Ciclo de Entrevistas organizado por estudiantes de Periodismo de la Escuela de Comunicación. Críticas al Frente de Todos y a Juntos por el Cambio. Apuesta por una tercera vía. La opinión sobre Randazzo y Manes.

12-07-2021 11:07

Mónica Fein participó de una conferencia de prensa virtual ante estudiantes de Periodismo de la Escuela de Comunicación en la que cuestionó al gobierno del Frente de Todos. “Alberto Fernández vino a plantear que había aprendido de la experiencia crítica de Cristina Fernández, pero la verdad es que vino a hacer lo mismo o a repetir la experiencia”, sostuvo

La presidenta del Partido Socialista también apostó por una alianza electoral que vaya por afuera de la grieta entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio. “¿A dónde nos ha llevado esta polarización? A siete de cada diez niños pobres, a que el 50% de la población no tiene trabajo formal, a que Argentina no tiene un plan económico que podamos pensar que nos permita salir de la crisis”, declaró Fein en el Ciclo de Entrevistas a cargo de Rodrigo Lloret, director de Perfil Educación.

En medio de la altísima polarización entre representantes de este gobierno y del anterior, ¿cree que hay espacio para una vía alternativa, una tercera vía?

—¿A dónde nos ha llevado esta polarización? A siete de cada diez niños pobres, a que el  50% de la población no tiene trabajo formal, a que Argentina no tiene un plan económico que podamos pensar que nos permita salir de la crisis. ¿A dónde nos han llevado unos y otros? La mayoría de los argentinos, más allá de a quién vote en estas elecciones, piensa que uno viene para criticar al otro y después viene el otro para criticar al anterior y así no tenemos salida. Porque yo miro los resultados y digo Argentina debe encontrar una salida. Creo que esa salida es una vía democrática y plural, y que no está siendo representada por estos dos sectores antagónicos.

A juzgar por las ideas o políticas que impulsa el Instituto Patria podríamos ubicar a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner como una dirigente socialista?

—No, desde mi punto de vista no. El socialismo, entre otras cosas, construye una idea de fortalecimiento de la democracia, de la participación y lejos de todos los mecanismos autoritarios. El socialismo moderno, al menos el socialismo al que yo adscribo, está lejos de mecanismos autoritarios, de imposición de verdades absolutas. En ese camino creo que no. Yo creo en un socialismo democrático, abierto, plural, que se nutre de movimientos sociales, que discute con la sociedad y que no se siente dueño de verdades absolutas que quiere imponer. Para mí, quién hace eso no comparte mi idea del socialismo. No soy quién para clasificar pero el socialismo en el mundo moderno, caídas las experiencias hegemónicas, es un socialismo plural, abierto, que debate en la sociedad. El socialismo en España, el socialismo en Portugal, ése es el socialismo que yo creo que debemos construir. El socialismo que se ha dado en Uruguay y en Chile, es un socialismo profundamente democrático. Creo que la estructura del kirchnerismo que representa la vicepresidenta no condice con los valores que creo fundamentales en la lógica socialista.

—El kirchnerismo levanta algunas banderas históricas del socialismo. ¿Esto impide que el Partido Socialista pueda tener más apoyo electoral?

-Eso es así, hay banderas que uno puede compartir con las demás fuerzas políticas pero además de las banderas, hay que compartir otras cosas, otras prácticas. El kirchnerismo, en particular, ha hecho suyas muchas banderas que el socialismo, la izquierda democrática, ha planteado como propias. Eso no quiere decir que sus prácticas constituyan realmente una coincidencia con las prácticas que plantea el socialismo, las plantean desde otro lugar. Pero yo no pondría la responsabilidad en el kirchnerismo, sino que es un desafío del socialismo convocar y crecer.

—¿Unirse al Peronismo Federal no genera más confusión al respecto?

—Nosotros creemos que el antagonismo debilita la democracia, que hay una democracia de baja calidad cuando el debate es antagónico: vacuna Pfizer sí-no, presencialidad sí-no. Dialogamos con todos aquellos que crean que es necesario encontrar un debate y un consenso acerca de los problemas graves de Argentina y que no se van al otro extremo eliminando al otro. Si es el Peronismo Federal, dialogamos. Si es el radicalismo, dialogamos. Si son sectores independientes o de Libres del Sur, dialogamos. Tratamos de buscar en esta sociedad antagónica a la que nos llevan, a todos aquellos que logren dialogar para buscar coincidencias, para salir de la profunda crisis democrática además de sanitaria y social que tiene la Argentina.

—¿Cómo definiría hasta este momento la gestión de Alberto Fernández?

—La definiría como sumamente deficiente. Es una gestión que generó alguna expectativa porque planteó algunas autocríticas de procesos anteriores y la verdad que no logró ni profundizar un diálogo político que hubiera sido muy interesante. Convocó al Consejo Económico y Social y desaprovechó la oportunidad de profundizar ese lugar. Fue deficiente a la hora del manejo de la pandemia, fue deficiente a la hora de dar respuesta económica y social a la crisis que tenemos, así que considero que ha sido un Gobierno deficiente en la mayoría de los temas. Lamentablemente para Argentina, no veo en Alberto Fernández un liderazgo para salir de esta profunda crisis que tenemos. No creo en aquellos que proponen que mayorías circunstanciales puedan imponer verdades absolutas, creo que eso es debilitar la democracia. Y Alberto Fernández vino a plantear que había aprendido de la experiencia crítica de Cristina Fernández, pero la verdad es que vino a hacer lo mismo o a repetir la experiencia.

Mónica Fein en el Ciclo de Entrevista

—¿Cómo define políticamente a Florencio Randazzo?

—Es un referente con el que dialogamos, como muchos otros. Como intenta construir una alternativa para que salga de lo antagónico, es para nosotros importante. No quiere decir que comportamos toda la mirada pero es una persona que ha estado en gestión. Que gestionó e hizo cosas importantes. Que tiene interés de dialogar, que puede construir sin la idea de eliminar al otro. Eso a mí me parece importante y con él dialogamos. Nada más. Es un acercamiento en el diálogo para confluir en una serie de coincidencias. Yo creo que Argentina necesita coincidencias para salir de esta crisis. Lamentablemente, las dos fuerzas mayoritarias no quieren ese debate, quieren discutir las diferencias y no las coincidencias. Nosotros, desde el socialismo, aportamos acciones que traten de encontrar un camino de coincidencias. Sin coincidencias Argentina no tiene posibilidades de salir de esta crisis. Las coincidencias obligan a una idea menos polar de la política.  En eso vamos aportar el granito de arena. 

—Una ex socia del socialismo, Margarita Stolbizer, optó por Facundo Manes, ¿Qué piensa de Manes?

Yo considero que personas como Manes le hacen bien a la política, más allá de en qué sector estén. Gente que quiere aportar, que tiene una mirada desde otros lugares y que se suma a la política, siempre le hace bien a la política, aunque no compartamos un proyecto político en común. Creo que la política necesita elevar el nivel de debate y aquello que le genera un debate más enriquecido le hace bien. En Santa Fe, nosotros estamos en el Frente Progresista, inscribimos al Frente Progresista provincial junto al radicalismo y a otros partidos políticos. Y a nivel nacional, el radicalismo y nosotros, estamos en diferentes proyectos. Ellos, como Juntos por el Cambio, y nosotros, como Frente Progresista. Nuestro problema es la discusión de hacia dónde queremos que vaya la sociedad y, en ese proceso, hay caminos que se suman. Nosotros venimos de treinta años de un frente con el radicalismo en Santa Fe, es muy positivo. Una coalición política que alguna vez se va a estudiar como una verdadera coalición política, con gobiernos compartidos, responsabilidades compartidas, sin desconocer la existencia del otro y con mucha autonomía. Pero hay momentos en que se bifurcan los caminos y el radicalismo hoy, a nivel nacional, asume otro camino. Nosotros creemos que es necesario una tercera vía que no sea antagónica y eso vamos a tratar de construir.

—¿Le gustaría ser candidata a gobernadora en Santa Fe en el 2023?

—En realidad todos los que participamos en política lo hacemos para transformar la realidad. A mí me tocó ser intendenta en dos períodos y la verdad es que es una experiencia maravillosa si uno lo piensa como la capacidad o el poder para hacer una sociedad mejor; cualquiera que esté en política diría que si. Es un desafío gobernar Santa Fe, por supuesto que yo formo parte de un proyecto colectivo, entonces no es personal, no es lo que yo quiero o no quiero. Espero que dentro del Frente Progresista, el socialismo vuelva a gobernar Santa Fe porque creo que le ha hecho muy bien a la democracia y a Santa Fe. Porque tiene una excelente salud pública, porque tiene una mejor educación, porque tiene una mejor calidad institucional gracias al aporte que le ha hecho el Frente Progresista y, en particular, el socialismo. Así que sí, me gustaría que el socialismo, el Frente Progresista vuelva a ganar Santa Fe y por qué no ser parte de ese proyecto.

—Uno de los problemas que tiene la provincia de Santa Fe y Rosario es el narcotráfico. ¿Por qué es un problema que el socialismo no pudo resolver?

—Eso es otra de las cuestiones que la política y, sobre todo, el kirchnerismo hizo pensar a algunos que el narcotráfico elige la provincia de Santa Fe. Esto se debe, más allá de cómo se exprese en la provincia de Santa Fe, a que el narcotráfico se le ha ido de las manos al gobierno nacional. Se expresa en una provincia que tiene rutas nacionales, puertos, hidrovía. Pero el narcotráfico se le ha ido de las manos por la falta de políticas nacionales y coordinación con las provincias y las ciudades. No es una responsabilidad del socialismo. La verdad es que el socialismo sólo ha gobernado una provincia y el narcotráfico en la provincia de Buenos Aires y en muchas otras provincias tiene otras expresiones. Quizás aquí se da una lucha de bandas muy pequeñas y entonces hay mucha violencia y en otras provincias está más organizada por mecanismos institucionales, inclusive tiene otras representaciones. Pero el narcotráfico es un problema nacional, no elige provincias, elige regiones y Argentina tiene un problema grave con el narcotráfico.

—Agradecemos su participación en el Ciclo de Entrevista de Perfi Educación y la invitamos a realizar un comentario final para cerrar el reportaje.

—Sólo agradecerles la oportunidad de dialogar. Creo que es muy importante formar periodistas que interpelen, que repregunten, que busquen tensionar los slogans, que busquen generar un debate. Gracias a ustedes y gracias por haber podido participar.
 

Por  Gabriela Blanca Fernández , Jorge Gutierrez Jimenez y Gustavo Winkler
Estudiantes de Periodismo de Perfil Educación
Escuela de Comunicación