Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
lunes 14 de octubre de 2019 | Suscribite
BLOOMBERG /
miércoles 23 enero, 2019

Colombia pide a Cuba que extradite a rebeldes del ELN

Una crisis diplomática se está gestando ya que Colombia quiere la captura de un equipo negociador de la guerrilla, que se encuentra en Cuba, tras el atentado terrorista más sangriento en 16 años.

Galería de imágenes

Matthew Bristow y Oscar Medina


Fotogalería
Key Speakers At The Bloomberg Global Business Forum Foto: Bloomberg
miércoles 23 enero, 2019

Una crisis diplomática se está gestando ya que Colombia quiere la captura de un equipo negociador de la guerrilla, que se encuentra en Cuba, tras el atentado terrorista más sangriento en 16 años.

El Gobierno del presidente colombiano, Iván Duque, ha pedido a Cuba que extradite la delegación del Ejército de Liberación Nacional, o ELN, un grupo rebelde marxista que la semana pasada mató a 20 personas con un coche bomba en una academia de policía en Bogotá.

La disputa podría involucrar a los Gobiernos de Brasil, Noruega y Chile, que suscribieron el proceso de paz junto con Cuba, y podría extenderse aún más si el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, respalda Colombia.

Cuando Duque asumió el cargo en agosto puso como condición para continuar las negociaciones iniciadas por el Gobierno anterior que el ELN dejara de perpetrar atentados terroristas, entregara rehenes y dejara de realizar secuestros. Con el estancamiento de las negociaciones de paz, la guerrilla intensificó su campaña, llevando a cabo decenas de ataques en oleoductos.

La masacre de jóvenes cadetes de la policía el 17 de enero causó un rechazo generalizado de los colombianos y el deseo de ver al ELN ante la justicia. Los bajos índices de aprobación de Duque son "un gran incentivo para él para hacer ruido con esto", dijo Adam Isacson, de la Oficina de Washington para América Latina, o WOLA, que estudia derechos humanos en América Latina. "Probablemente sería muy popular si lo hiciera".

Impasse estratégico

Según las normas acordadas para las conversaciones, los guerrilleros tendrían 15 días para regresar a Colombia si las conversaciones fracasaban, donde no serían arrestados o sujetos a ataques por parte de las fuerzas de seguridad durante 72 horas. La Administración de Duque sostiene que no está sujeta al acuerdo, alcanzado en 2016 por el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

El Gobierno de Noruega emitió un comunicado en el que reiteraba su apoyo a estas reglas, mientras que Chile dijo que apoyaba a Colombia en sus esfuerzos por llevar a los terroristas ante la justicia. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil no respondió a un correo electrónico en el que se solicitaban comentarios, enviado fuera de horario de oficina habitual.

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, dijo que su país no permitiría que su territorio fuera utilizado para la organización de actividades terroristas y que cumplió estrictamente con su papel de garante y organizador de las conversaciones.

Duque tendrá dificultades para dar marcha atrás en su posición actual, y Cuba no tiene un lugar obvio donde enviar a los diez negociadores del ELN, que ahora están en el limbo, dijo Sandra Borda, especializada en política en la Universidad de los Andes de Bogotá. Si bien el grupo tiene presencia en Venezuela, ese país ya está aislado internacionalmente y es poco probable que dé la bienvenida a este polémico asunto, señaló Borda.

’Centro de gravedad claro’

Las demandas de Colombia podrían poner en riesgo sus relaciones con algunas de las naciones garantes y podrían dañar su reputación como país fiable que cumple los acuerdos, dijo Rubén Sánchez, politólogo y profesor de relaciones internacionales en la Universidad de Rosario en Bogotá.

Dos años después de que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, o FARC, entregaran las armas, Colombia está todavía muy lejos de alcanzar la paz, ya que otros grupos armados compiten por el control del territorio y la producción de cocaína. Un ELN más pequeño, miembros disidentes de las FARC y ejércitos privados de narcotraficantes se han movido rápidamente para llenar el vacío, provocando una nueva ola de violencia.

Duque tuvo un difícil comienzo de Gobierno en agosto, debido a la caída de su índice de aprobación cuando aliados lo abandonaron y el Congreso bloqueó importantes reformas. La crisis actual podría convertirse en un centro de gravedad claro para su Gobierno, al tomar una línea dura en temas de seguridad, dijo Borda.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4782

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.