Despejado
Temperatura:
17º
Ciudad:
Buenos Aires
domingo 21 de octubre de 2018 | Suscribite
BLOOMBERG / ELECCIONES EN EE.UU.
martes 9 octubre, 2018

La guerra por Kavanaugh encendió las pasiones entre demócratas y republicanos

La más enconada batalla de nominación a la Corte Suprema de los tiempos modernos amplificó las fracturas en la política de Estados Unidos que llevó al presidente Donald Trump al cargo, pero que ahora podría dar a los indignados votantes demócratas la motivación adicional para expulsar a los republicanos del control de la Cámara de Representantes.

Sahil Kapur

Confirmation Hearing For Gina Haspel To Be Director Of The Central Intelligence Agency Foto: Bloomberg

La más enconada batalla de nominación a la Corte Suprema de los tiempos modernos amplificó las fracturas en la política de Estados Unidos que llevó al presidente Donald Trump al cargo, pero que ahora podría dar a los indignados votantes demócratas la motivación adicional para expulsar a los republicanos del control de la Cámara de Representantes.

La pelea por el ascenso de Brett Kavanaugh a la más alta corte de la nación enardeció las bases de votantes de ambos partidos a un mes de las decisivas elecciones al Congreso. Los republicanos esperan ganar en su cruzada por retener el Senado, mientras la batalla por Kavanaugh resucitó un tema definitorio que vincula a la base culturalmente conservadora con Trump: los sueños de un bloqueo generacional en una Corte Suprema conservadora.

Aun así, la política de contragolpes ha sido históricamente la fuerza motriz en las elecciones de mitad de período y es la primera oportunidad para que los votantes puedan opinar sobre el presidente que eligieron apenas dos años antes. Tradicionalmente, el remordimiento del comprador ha significado que el partido en la Casa Blanca sufra pérdidas significativas. "Para los demócratas ha habido una tremenda motivación provocada por la presidencia de Trump, y esto la ha llevado al máximo nivel. No podríamos haber tenido un recordatorio más claro de lo que está en juego en estas elecciones", dijo Donna Edwards, ex representante demócrata de Maryland. "No va a ser olvidado".

Escaños en la Cámara de Representantes

Edwards dijo que la batalla de Kavanaugh ayudaría a los demócratas a dar vuelta hasta 20 distritos controlados por los republicanos con "muchas mujeres blancas, suburbanas y con educación universitaria", que según las encuestas están escapando hacia los demócratas por un margen de dos a uno. Los vulnerables titulares republicanos incluyen a Barbara Comstock de Virginia, Andy Barr de Kentucky y Don Bacon de Nebraska. "Va a haber una participación aún mayor de mujeres, especialmente en estos distritos suburbanos que son distritos oscilantes", dijo Edwards.

Cincuenta por ciento de los encuestados para un sondeo de Washington Post-Shar School en 69 distritos en el campo de batalla publicado el lunes dijo que prefería a los candidatos demócratas en comparación con el 46 por ciento que apoyaba a los republicanos, lo que marca la nueva señal de problemas para ese partido. Los mismos distritos se cambiaron hacia los republicanos hace dos años, en un 51 y 46 por ciento, según la encuesta.

El Senado es un panorama diferente, con 12 de las 13 carreras más competitivas en los estados ganados por Trump en 2016. Algunas encuestas recientes muestran un aumento del entusiasmo entre los votantes republicanos, ya que Trump y sus aliados del partido han dicho reiteradamente que Kavanaugh fue tratado injustamente por opositores ideológicos. Si los votantes republicanos se mantienen movilizados, es probable que aumenten las perspectivas del partido de retener o expandir su estrecha ventaja de 51-49 en el Senado.

Base energizada

"Esto ha energizado nuestra base como nada que hayamos podido hacer", dijo el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, republicano de Kentucky, en una entrevista justo antes de que el Senado votara 50-48 para confirmar a Kavanaugh el sábado. McConnell, Trump y otros republicanos se refirieron reiteradamente a los manifestantes anti-Kavanaugh como una "turba". Eso "terminó siendo una gran ayuda política para nosotros", dijo McConnell. La atención inmediata se centra en cinco senadores demócratas que se presentan a la reelección en los estados donde Trump ganó por dos dígitos en 2016: Joe Manchin en Virginia Occidental, Heidi Heitkamp en Dakota del Norte, Joe Donnelly en Indiana, Jon Tester en Montana y Claire McCaskill en Missouri. Todos menos Manchin votaron contra Kavanaugh.

Demócratas vulnerables

Donnelly y McCaskill dependen de la alta participación demócrata en las áreas urbanas y en las ciudades universitarias, incluyendo a los afroamericanos que eran profundamente escépticos a Kavanaugh. Tester y McCaskill enfatizaron la preocupación de que el escepticismo de Kavanaugh respecto a las leyes de financiación de campañas podría llevar a la proliferación de "dinero negro" en la política. Heitkamp planteó preguntas sobre el "temperamento, honestidad e imparcialidad" del juez. Todos están haciendo campaña sobre la salud, y las opiniones de Kavanaugh sobre la legalidad de las protecciones al consumidor de Obamacare están en duda.

Los demócratas de los estados rojos se enfrentan a un problema: necesitan preservar una imagen de independencia para atraer al menos a algunos votantes republicanos, pero también necesitan que su base demócrata participe en grandes números. Las elecciones de mitad de período tienden a mostrar una baja participación donde sólo 4 de cada 10 votantes estadounidenses elegibles se presentan. En una época en la que la proporción de votantes persuadibles ha ido disminuyendo, las campañas ponen cada vez más énfasis en movilizar a los fieles del partido.

Pero no todo son buenas noticias para los republicanos del Senado. El debate de Kavanaugh conlleva peligros para el senador Dean Heller de Nevada, un estado en el que ganó Hillary Clinton en 2016. Se está quedando atrás en las últimas encuestas y rápidamente fue blanco de críticas por su apoyo a Kavanaugh por la oponente demócrata Jacky Rosen. En Arizona, donde el margen de victoria de Trump fue de 3,5 puntos, la demócrata Kyrsten Sinema encabeza por un estrecho margen la carrera por un escaño que deja vacante el republicano Jeff Flake. Exacerbar la base demócrata y alienar a las mujeres de los suburbios conlleva grandes riesgos para los republicanos.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4424

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.