domingo 19 de septiembre de 2021
COLUMNISTAS opinión
10-01-2021 03:55

Grandes informaciones

El libro es una de las más agudas reflexiones sobre el mundo del libro en la Argentina, pero que toma también un carácter más general.

10-01-2021 03:55

Seré el único en leer hasta el final los artículos que salen en los diarios? Semejante esfuerzo muchas veces tiene recompensas, se encuentran grandes informaciones. Aunque también muchas veces toman un cariz frustrante: asuntos que aparecen casi perdidos en el último párrafo de largas notas merecerían ocupar un lugar más destacado. Por ejemplo, en el último párrafo de una nota a página plena, publicada en la edición del domingo 27 de diciembre de 2020 en este mismo prestigioso bisemanario, firmada por Jairo Straccia, se lee: “Este 2020 cierra (…) con un hombre ligado a Mauricio Macri como Nicolás Caputo financiando la llegada de figuras periodísticas a La Nación Más”. ¿Cómo? No entiendo. ¿Significa que Macri está poniendo plata en La Nación? ¿Es Macri el nuevo dueño de La Nación? No estoy en condiciones de afirmarlo ni de desmentirlo. Sé, sí, que esa noticia ameritaría haber ocupado otro espacio y otro desarrollo. Asombroso que este prestigioso bisemanario no haya vuelto a mencionar el tema, ni tampoco ningún otro diario. Pasan tantas cosas importantes en el mundo, seguramente no deben haber tenido tiempo de ocuparse del asunto. O tal vez haya circulado más información por internet, pero no me enteré porque casi no uso internet. Una pena. O no tanto. Porque si usase más internet me hubiera enterado de la existencia de los artículos que en ese soporte venía publicando Cristian De Nápoli sobre libros, el mercado editorial, librerías de viejo y otras cuestiones literarias. Gracias a no saberlo, leí En las bateas expuestas. Crónicas del amor y el hartazgo con los libros (Añosluz Editora, Buenos Aires, 2020), libro que compila esos textos más algunos inéditos hasta ahora.

En las bateas… es una de las más agudas e inteligentes reflexiones sobre el mundo del libro, centrado en la Argentina, pero que toma también un carácter más general. Escrito en el cruce entre la crónica impresionista, lo autobiográfico y el ensayo de ideas, toca tanto nudos problemáticos claves en la industria editorial (la sobreimpresión de ejemplares, la destrucción de libros, el saldo) como experiencias de lectura en torno a las librerías de viejo y puestos de usados. Las librerías de viejo en todo se oponen a las de saldo. Mientras que en las de viejo se encuentran libros usados (comprados en general en bibliotecas personales, herederos que venden su herencia, etc.), es decir, venden solo un ejemplar de cada título, muchas veces raros, fuera de circulación, únicos, las de saldo son inmensos reservorios de las sobras nuevas de las grandes editoriales multinacionales, que imprimen en demasía para ganar espacio en los puntos de venta para luego saldar centenas de ejemplares sobrantes de cada título, a bajo precio (últimamente Penguin Random House tomó otra estrategia: no parece estar saldando más, directamente pica y destruye los sobrantes). Los capítulos dedicados a estos temas son, en mi opinión, los mejores de libro. Escribe De Nápoli: “El proceso del saldo es sistemático y hasta previsible (al punto que a veces se puede adivinar qué libros estarán en oferta en dos años)”. Perfecta es también la cita del poema de Clive James: “El libro de mi enemigo pasó a saldo/ y eso me alegra./ En grandes cantidades pasó a saldo/ como un camión que cayó por contrabando/ y cuyos bultos descansan en un galpón de la policía”.

En esta Nota